Diagnósticos

Durante la exploración física, tu médico comprobará si hay hinchazón y puntos de sensibilidad en la extremidad afectada. La ubicación y la intensidad del dolor pueden ayudar a determinar la extensión y la naturaleza del daño. Tu médico también podría moverte las articulaciones y las extremidades en varias posiciones para ayudar a identificar el ligamento, el tendón o el músculo lesionado.

Las radiografías pueden ayudar a descartar una fractura u otra lesión ósea como la fuente del problema. Las imágenes por resonancia magnética (RM) también pueden usarse para ayudar a diagnosticar la extensión de la lesión.

Tratamientos

El tratamiento de esguinces y distensiones depende de la articulación afectada y la gravedad de la lesión.

Medicamentos

Para esguinces y distensiones leves, tu médico seguramente te recomendará medidas básicas de cuidado personal y analgésicos de venta libre, como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) o el paracetamol (Tylenol, otros).

Terapia

En algunos casos de esguince o distensión leve o moderada, debes aplicarte hielo en la zona en cuanto puedas a fin de minimizar la hinchazón. En casos de esguince o distensión grave, el médico puede inmovilizar la zona con un dispositivo de inmovilización o una tablilla.

Cirugía

En algunos casos, como la rotura de un ligamento o el desgarro de un músculo, se puede considerar la cirugía.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Modo de vida y remedios caseros

Para el cuidado personal inmediato de un esguince o una distensión, prueba con el enfoque R.I.C.E.: reposo, hielo, compresión y elevación. En la mayoría de los casos que excedan una distensión o esguince menor, querrás que tu médico y tu fisioterapeuta te ayuden con este proceso:

  • Descanso. Evita las actividades que te provoquen dolor, hinchazón o malestar. Pero no evites toda la actividad física. En lugar de ello, tómate un descanso relativo. Con un esguince de tobillo, generalmente puedes ejercitar otros músculos para evitar la falta de ejercicio físico. Por ejemplo, puedes utilizar una bicicleta fija para trabajar tanto los brazos como la pierna que no está lesionada mientras descansas el tobillo lesionado sobre un reposapiés. De esta manera sigues ejercitando tres extremidades y mantienes tu acondicionamiento cardiovascular.
  • Hielo. Incluso si estás buscando ayuda médica, coloca hielo sobre el área inmediatamente. Usa una compresa con hielo o una bañera con hielo y sumerge la zona afectada en agua entre 15 y 20 minutos cada vez y repite el proceso cada dos o tres horas mientras estés despierto durante los primeros días posteriores a la lesión. El frío reduce el dolor, la hinchazón y la inflamación en los músculos, las articulaciones y los tejidos conectivos lesionados. También puede retardar el sangrado si se produjo un desgarro. Si el área con hielo se pone blanca, suspenda el tratamiento de inmediato. Esto puede indicar congelación. Si tienes una enfermedad vascular, diabetes o disminución de la sensibilidad, comunícate con tu médico antes de aplicar el hielo.
  • Compresión. Para ayudar a detener la hinchazón, comprime el área con una banda elástica hasta que se detenga. No ajustes demasiado la venda o puedes impedir la circulación. Empieza a colocarte la venda desde el extremo más lejano del corazón. Afloja la venda si el dolor aumenta, el área se entumece o si se produce hinchazón por debajo del área vendada.
  • Elevación. Para reducir la hinchazón, levanta el área lesionada por encima del nivel del corazón, especialmente a la noche, para permitir que la gravedad ayude a reducir la hinchazón.

Los analgésicos de venta libre como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) y el paracetamol (Tylenol, otros) también pueden resultar útiles.

Después de los primeros dos días, comienza gradualmente a utilizar el área lesionada. Debes ver una mejora gradual y progresiva en la capacidad de las articulaciones de soportar tu peso así como también en la capacidad de moverte sin dolor. Los esguinces leves y moderados generalmente tardan de tres a seis semanas en curarse. Un fisioterapeuta puede ayudarte a maximizar la estabilidad y la fuerza de la articulación o la extremidad lesionada.

Preparación para la consulta

Aunque, al principio, puedes hacer una consulta con tu médico de cabecera, él te derivará a un médico especializado en medicina deportiva o en cirugía ortopédica.

Qué puedes hacer

Es aconsejable que escribas una lista con lo siguiente:

  • Descripciones detalladas de tus síntomas
  • Información sobre problemas de salud que hayas tenido
  • Información sobre problemas de salud de tus padres o hermanos
  • Todos los medicamentos y suplementos dietéticos que tomes
  • Preguntas que quieras hacerle al médico

Qué esperar del médico

El médico podría hacerte algunas de las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo te estabas moviendo exactamente cuando se produjo la lesión?
  • ¿Escuchaste algún sonido o sentiste algo?
  • ¿Cuándo sucedió?
  • ¿Qué tipos de tratamientos caseros probaste?
  • ¿Te lesionaste antes esta parte del cuerpo?
  • Si es así, ¿cómo se produjo esa lesión?
Jan. 24, 2015
References
  1. Questions and answers about sprains and strains (Preguntas y respuestas sobre esguinces y distensiones). National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases (Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel). http://www.niams.nih.gov/Health_Info/Sprains_Strains/default.asp. Último acceso: 23 de julio de 2014.
  2. Marx JA, et al. Rosen’s Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice (Medicina de emergencia de Rosen: conceptos y prácticas clínicas). 8.ª ed. Filadelfia, Pa.: Mosby Elsevier; 2014. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 30 de julio de 2014.
  3. Sprains and strains: What’s the difference? (Esguinces y distensiones: ¿Cuál es la diferencia?). American Academy of Orthopaedic Surgeons (Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos). http://orthoinfo.aaos.org/topic.cfm?topic=A00111. Último acceso: 23 de julio de 2014.
  4. Safran MR, et al. Instructions for Sports Medicine Patients (Instrucciones para pacientes de medicina deportiva). 2.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2012. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 30 de julio de 2014.