Los esguinces y las distensiones musculares son lesiones frecuentes que comparten signos y síntomas similares, pero se producen en distintas partes del cuerpo.

Un esguince es un estiramiento o desgarro de ligamentos: las bandas duras de tejido fibroso que conectan los huesos entre sí en las articulaciones. El lugar más frecuente donde se produce un esguince es el tobillo.

Una distensión muscular es el estiramiento o desgarro de un músculo o tendón. Un tendón es un cordón de tejido fibroso que conecta los músculos con los huesos. Las distensiones musculares a menudo se producen en la parte baja de la espalda y en los isquiotibiales, en la parte posterior del muslo.

El tratamiento inicial para el esguince y la distensión muscular consiste en reposo, hielo, compresión y elevación. Los esguinces y las distensiones musculares leves pueden tratarse con éxito en casa. Los esguinces y las distensiones musculares graves a veces requieren cirugía para reparar los ligamentos, músculos o tendones desgarrados.

Transcript

La mayoría de los esguinces de tobillo están relacionados con lesiones en los tres ligamentos ubicados en el exterior del tobillo. Los ligamentos son bandas de tejido duro que estabilizan las articulaciones para ayudar a prevenir el movimiento excesivo. El esguince de tobillo se produce cuando doblas, tuerces o giras el tobillo de una forma extraña. Esto puede estirar o desgarrar los ligamentos que ayudan a mantener unidos los huesos del tobillo.

Jan. 24, 2015