Diagnóstico

El médico puede hacer una evaluación según tus signos y síntomas y tu historia del sueño, lo que puedes brindar, de ser posible, con ayuda de alguien que duerma en tu habitación o en tu casa.

Es posible que te deriven a un centro de trastorno del sueño. Allí, un especialista del sueño puede ayudarte a determinar si necesitas más evaluaciones.

Por lo general, una evaluación comprende hacer un monitoreo nocturno de la respiración y otras funciones corporales mientras duermes en un centro del sueño. Otra opción es hacer las pruebas nocturnas en tu casa. Las pruebas para detectar apnea del sueño incluyen las siguientes:

  • Polisomnografía nocturna. Durante esta prueba, te conectan a un equipo que controla la actividad del corazón, de los pulmones y del cerebro, los patrones de respiración, los movimientos de los brazos y las piernas, y los niveles de oxígeno en sangre mientras duermes.
  • Prueba de sueño en casa. El médico puede ofrecerte pruebas simplificadas que puedes hacer en tu casa para diagnosticar apnea del sueño. Estas pruebas suelen medir la frecuencia cardíaca, los niveles de oxígeno en la sangre, el flujo de aire y los patrones de respiración.

    Si los resultados son anormales, el médico podría recetarte una terapia sin hacer más pruebas. Sin embargo, los dispositivos de monitoreo portátiles no detectan todos los casos de apnea del sueño, por lo que el médico puede recomendarte una polisomnografía aunque los resultados iniciales sean normales.

Si tienes apnea obstructiva del sueño, el médico podría derivarte a un otorrinolaringólogo para descartar si hay un bloqueo en la nariz o en la garganta. Podría ser necesario que un médico del corazón (cardiólogo) o un médico que se especializa en el sistema nervioso (neurólogo) haga una evaluación para buscar las causas de la apnea central del sueño.

Tratamiento

Para los casos más leves de apnea del sueño, el médico puede recomendar solo algunos cambios en el estilo de vida, como adelgazar o dejar de fumar. Si tienes alergias nasales, el médico recomendará un tratamiento para las alergias.

Si estas medidas no mejoran los signos y síntomas, o si la apnea es de moderada a grave, existen otros tratamientos disponibles.

Algunos dispositivos pueden ayudar a abrir una vía aérea bloqueada. En otros casos, es posible que deba realizarse una cirugía.

Terapias

  • Presión positiva continua de la vía aérea (CPAP). Si tienes apnea del sueño de moderada a grave, es posible que te beneficies de usar una máquina que envía presión de aire mediante una máscara mientras duermes. Con CPAP, la presión de aire es un poco mayor que la del aire alrededor y es suficiente para que las vías aéreas superiores se mantengan abiertas y así prevenir la apnea y los ronquidos.

    Aunque CPAP es el método más frecuente y confiable para tratar la apnea del sueño, a algunas personas le resulta incómodo o molesto. Algunas personas dejan de usarlo, pero con práctica, la mayoría de las personas aprende a ajustar la tensión de las correas de la máscara para obtener un ajuste cómodo y seguro.

    Es posible que necesites probar más de un tipo de máscara para encontrar una que sea cómoda. No dejes de usar la máquina de CPAP si tienes problemas. Consulta con el médico para ver qué cambios se pueden hacer para aumentar la comodidad.

    Además, ponte en contacto con el médico si aún roncas o si vuelves a roncar a pesar del tratamiento. Si tu peso cambia, es posible que se deba ajustar la configuración de la presión de la máquina de CPAP.

  • Otros dispositivos de presión de la vía aérea. Si el uso de la máquina de CPAP sigue siendo un problema para ti, puedes usar un tipo diferente de dispositivo de presión de la vía aérea que ajusta la presión de forma automática mientras duermes (auto-CPAP). También hay disponibles unidades de presión positiva continua de dos niveles en la vía aérea (BPAP). Estos proporcionan más presión cuando inhalas y menos cuando exhalas.
  • Aparatos bucales. Otra opción es usar un aparato bucal diseñado para mantener la garganta abierta. El CPAP es más confiable y efectivo que los aparatos bucales, pero estos últimos son más fáciles de usar. Algunos están diseñados para abrir la garganta al empujar la mandíbula hacia adelante, lo que a veces alivia los ronquidos y la apnea obstructiva del sueño leve.

    El dentista puede tener varios dispositivos disponibles. Es posible que tengas que probar distintos dispositivos hasta encontrar uno que te sirva.

    Una vez que encuentres el ajuste adecuado, necesitarás realizar un seguimiento con el dentista en varias ocasiones durante el primer año y luego de manera periódica para garantizar que el ajuste siga siendo bueno y para volver a evaluar tus signos y síntomas.

Cirugía

La cirugía generalmente es solo una opción después de que otros tratamientos fallaron. En general, se sugiere al menos una prueba de tres meses de otras opciones de tratamiento antes de considerar la cirugía. Sin embargo, para una pequeña cantidad de personas con ciertos problemas de estructura de la mandíbula, es una buena primera opción.

Entre las opciones quirúrgicas se pueden incluir las siguientes:

  • Extirpación del tejido. Durante este procedimiento (uvulopalatofaringoplastia), el médico extrae tejido de la parte posterior de la boca y la parte superior de la garganta. Generalmente, también se extirpan las amígdalas y las adenoides.

    Este tipo de cirugía podría tener éxito para evitar que vibren las estructuras de la garganta y causen ronquidos. Es menos eficaz que la CPAP y no se considera un tratamiento confiable para la apnea obstructiva del sueño.

    La eliminación de los tejidos de la parte posterior de la garganta con energía de radiofrecuencia (ablación por radiofrecuencia) podría ser una opción si no puedes tolerar la CPAP o los aparatos orales.

  • Reducción del tejido. Otra opción es reducir el tejido de la parte posterior de la boca y de la parte posterior de la garganta con energía (ablación por radiofrecuencia). Este procedimiento podría usarse para la apnea del sueño de leve a moderada. Un estudio descubrió que esto tiene efectos similares a los de la extracción de tejido, pero con menos riesgos quirúrgicos.
  • Reubicación de la mandíbula. En este procedimiento, la mandíbula se mueve hacia adelante en relación con el resto de los huesos de la cara. Esto aumenta el espacio detrás de la lengua y el paladar blando, y hace que la obstrucción sea menos probable. Este procedimiento se conoce como avance maxilomandibular.
  • Implantes. Las varillas de plástico se implantan quirúrgicamente en el paladar blando luego de recibir anestesia local. Es necesario realizar más investigaciones para poder determinar si funcionan bien los implantes.
  • Estimulación nerviosa. Esto implica una cirugía para insertar un estimulador para el nervio que controla el movimiento de la lengua (nervio hipogloso). El aumento de la estimulación ayuda a mantener la lengua en una posición que mantiene las vías respiratorias abiertas. Se necesitan más investigaciones.
  • Creación de un nuevo pasaje de aire (traqueotomía). Es posible que necesites este tipo de cirugía si fallaron otros tratamientos y padeces apnea del sueño grave y potencialmente mortal. En este procedimiento, el cirujano hace una abertura en el cuello e inserta un tubo de metal o plástico a través del cual puedes respirar.

    Mantienes la abertura cubierta durante el día. Durante la noche, la destapas para permitir que el aire entre y salga de los pulmones, a fin de evitar la obstrucción del paso de aire de la garganta.

Otros tipos de cirugía pueden ayudar a reducir los ronquidos y contribuir al tratamiento de la apnea del sueño despejando o agrandando las vías respiratorias:

  • Cirugía para extirpar amígdalas o adenoides
  • Cirugía para perder peso (bariátrica)

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Estilo de vida y remedios caseros

En algunos casos, el cuidado personal puede ser una forma de tratar la apnea obstructiva del sueño y posiblemente la apnea central del sueño. Prueba estos consejos:

  • Pierde el exceso de peso. Incluso una ligera pérdida de peso podría ayudar a aliviar la constricción de la garganta. En algunos casos, la apnea del sueño puede resolverse si vuelves a tener un peso saludable, pero puede reaparecer si recuperas el peso.
  • Haz ejercicio. El ejercicio regular puede ayudar a aliviar los síntomas de la apnea obstructiva del sueño, incluso sin perder peso. Trata de hacer 30 minutos de actividad moderada, como una caminata rápida, casi todos los días de la semana.
  • Evita el alcohol y ciertos medicamentos como los tranquilizantes y las pastillas para dormir. Estos relajan los músculos en la parte posterior de la garganta, interfiriendo así en la respiración.
  • Duerme de lado o boca abajo en lugar de sobre tu espalda. Dormir boca arriba puede hacer que tu lengua y tu paladar blando se apoyen contra la parte posterior de tu garganta y bloqueen las vías respiratorias. Para evitar rodar sobre tu espalda mientras duermes, intenta colocar una pelota de tenis detrás de la parte superior de tu pijama. También hay dispositivos comerciales que vibran cuando te pones de espaldas mientras duermes.
  • No fumes. Si fumas, busca recursos que te ayuden a dejar de fumar.

Preparación para la consulta

Si tú o tu pareja sospechan que tienes apnea del sueño, comunícate con el médico de atención primaria. En algunos casos, podrían derivarte de inmediato a un especialista del sueño.

A continuación, se presenta información que te ayudará a prepararte para la consulta.

Lo que puedes hacer

Al programar la consulta, pregunta si tienes que hacer algo por anticipado, como modificar la alimentación o llevar un registro del sueño.

Haz una lista de lo siguiente:

  • Tus síntomas, incluidos aquellos que quizás no parezcan estar relacionados con el motivo de la consulta, y cuándo comenzaron
  • Información personal esencial, incluidos los antecedentes familiares de trastorno del sueño
  • Todos los medicamentos, las vitaminas o los suplementos que tomes, incluidas las dosis
  • Las preguntas para hacerle a tu médico

Solicita a un familiar o un amigo que te acompañen, de ser posible, para que te ayuden a recordar la información que recibas. Debido a que tu pareja podría tener más conocimientos de los síntomas que tú, puede ser útil que te acompañe.

Para los casos de apnea del sueño, algunas preguntas básicas para el médico son las siguientes:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Qué análisis necesito? ¿Estos análisis requieren alguna preparación especial?
  • ¿Es probable que la enfermedad sea temporal o duradera?
  • ¿Cuáles son los tratamientos disponibles?
  • ¿Qué tratamiento considera que sería el más adecuado para mí?
  • Tengo otros trastornos. ¿Cómo puedo manejar mejor estas enfermedades en conjunto?
  • ¿Debería ver a un especialista?
  • ¿Tiene folletos u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomienda?

Qué esperar de tu médico

Es probable que el médico te haga preguntas, como las siguientes:

  • ¿Los síntomas fueron constantes, o aparecían y desaparecían?
  • ¿Qué tan graves son tus síntomas?
  • ¿Cómo describe tu pareja los síntomas?
  • ¿Sabes si dejas de respirar mientras duermes? Si esto ocurre, ¿cuántas veces por noche?
  • ¿Hay algo que haya aliviado los síntomas?
  • ¿Hay algo que empeore los síntomas, como la posición para dormir o el consumo de bebidas alcohólicas?

Qué puedes hacer mientras tanto

  • Intenta dormir de costado.
  • Evita el alcohol durante cuatro a seis horas antes de acostarte.
  • No tomes drogas que te den sueño.
  • Si estás somnoliento, evita conducir.
Jan. 15, 2019
References
  1. Strohl KP. Overview of obstructive sleep apnea in adults. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed June 7, 2018.
  2. Selim BJ, et al. The association of nocturnal cardiac arrhythmias and sleep-disordered breathing: The DREAM study. Journal of Clinical Sleep Medicine. 2016;12:829.
  3. Jameson JL, et al., eds. Sleep apnea. In: Harrison's Principles of Internal Medicine. 20th ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2018. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed June 12, 2018.
  4. Sleep apnea. National Heart, Lung, and Blood Institute. http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/sleepapnea/. Accessed June 12, 2018.
  5. Badr MS. Central sleep apnea: Risk factors, clinical presentation, and diagnosis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed June 12, 2018.
  6. Kryger MH, et al. Management of obstructive sleep apnea in adults. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed June 7, 2018.
  7. Guideline at-a-glance: Practice parameters for the surgical modifications of the upper airway for obstructive sleep apnea in adults. https://aasm.org/clinical-resources/practice-standards/practice-guidelines/. Accessed June 14, 2018.
  8. Amali A, et al. A comparison of uvulopalatopharyngoplasty and modified radiofrequency tissue ablation in mild to moderate obstructive sleep apnea: A randomized clinical trial. Journal of Clinical Sleep Medicine. 2017;13:1089.