Descripción general

Los dolores de cabeza de los senos paranasales son dolores de cabeza que se perciben como una infección en los senos paranasales (sinusitis). Puedes sentir presión alrededor de los ojos, las mejillas y la frente. Es posible que sientas un latido en la cabeza.

Sin embargo, muchas personas que creen que tienen dolores de cabeza por sinusitis, incluso muchos pacientes que recibieron ese diagnóstico, en realidad, tienen migrañas o dolores de cabeza tensionales.

Síntomas

Los signos y síntomas de los dolores de cabeza de los senos paranasales, cualquiera sea la causa, pueden comprender lo siguiente:

  • Dolor, presión y pesadez en las mejillas, los párpados, las cejas o la frente
  • El dolor empeora si te inclinas hacia adelante o si te recuestas
  • Nariz congestionada
  • Fatiga
  • Sensación de dolor en los dientes superiores

¿Sinusitis o migraña?

Las migrañas y los dolores de cabeza por sinusitis son fáciles de confundir, ya que los signos y síntomas de ambos tipos de dolores de cabeza suelen coincidir.

Tanto el dolor de cabeza por sinusitis como el de la migraña empeoran cuando te inclinas hacia adelante.  La migraña también puede estar acompañada de varios signos y síntomas nasales, como la congestión, la presión facial y una secreción nasal transparente y acuosa. De hecho, los estudios han demostrado que aproximadamente el 90 por ciento de las personas que consultan con un médico por dolores de cabeza de los senos paranasales en realidad tienen migrañas.

Sin embargo, la sinusitis, en general, no se asocia con náuseas ni con vómitos, ni se ve agravada por el ruido o la luz brillante; todas estas características frecuentes de las migrañas.

La sinusitis suele ocurrir después de una infección viral de las vías respiratorias superiores o de un resfrío y comprende una mucosidad nasal y espesa con cambio de color, disminución del olfato y dolor en una mejilla o en los dientes superiores.

Cuándo consultar al médico

Consulta con tu médico en los siguientes casos:

  • Los síntomas del dolor de cabeza ocurren más de 15 días al mes o si requieren analgésicos de venta libre con frecuencia
  • Tienes un dolor de cabeza intenso que no desaparece con un analgésico de venta libre
  • Si faltas al colegio o al trabajo debido a los dolores de cabeza frecuentes, o los dolores de cabeza afectan tu vida diaria

Causas

Los dolores de cabeza de los senos paranasales suelen asociarse con migrañas u otros tipos de dolores de cabeza.

Los dolores de cabeza de los senos paranasales se asocian con dolor y presión en el rostro y los senos paranasales, y pueden provocar síntomas nasales. La mayoría de estos dolores de cabeza no se debe a infecciones de los senos paranasales, y no hay que tratarlos con antibióticos.

Factores de riesgo

Los dolores de cabeza de los senos paranasales pueden afectar a cualquier persona, pero tienes más probabilidades si tienes las siguientes características:

  • Antecedentes de migrañas o de dolores de cabeza
  • Antecedentes familiares de migrañas o de dolores de cabeza
  • Cambios hormonales asociados con los dolores de cabeza

Prevención

Ya sea que tomes o no medicamentos preventivos, puedes beneficiarte de los cambios en el estilo de vida que pueden ayudarte a reducir la cantidad y la intensidad de los dolores de cabeza. Una o más de las siguientes recomendaciones pueden serte útiles:

  • Evita los factores desencadenantes. Si determinados alimentos u olores parecen haber desencadenado los dolores de cabeza en el pasado, evítalos. Es posible que tu médico te recomiende que reduzcas la ingesta de cafeína y de alcohol, y que evites el tabaco.

    En general, establece una rutina diaria con patrones de sueño y comidas regulares. Además, trata de controlar el estrés.

  • Haz ejercicio regularmente. Hacer ejercicios aeróbicos de forma regular reduce la tensión y puede ayudar a prevenir los dolores de cabeza. Si tu médico está de acuerdo, elige cualquier ejercicio aeróbico que disfrutes, como caminar, nadar o andar en bicicleta.

    Sin embargo, haz un precalentamiento lento porque el ejercicio repentino e intenso puede causar dolores de cabeza.

    Se cree que la obesidad también es un causante de los dolores de cabeza, por lo que el ejercicio regular puede ayudarte a mantener un peso saludable o a bajar de peso.

  • Reduce los efectos del estrógeno. Si eres una mujer que tiene dolores de cabeza y el estrógeno parece desencadenar o empeorar los dolores de cabeza, tendrías que evitar o reducir los medicamentos que tomas que contienen estrógeno.

    Esos medicamentos comprenden las píldoras anticonceptivas y la terapia de reemplazo hormonal. Habla con tu médico sobre las alternativas o dosis que sean más adecuadas para ti.

Feb. 24, 2018
References
  1. Patel ZM, et al. Evaluation and management of "sinus headache" in the otolaryngology practice. Otolaryngology Clinics of North America. 2014;47:269.
  2. Sinusitis. The Merck Manual Professional Edition. http://www.merckmanuals.com/professional/ear_nose_and_throat_disorders/nose_and_paranasal_sinus_disorders/sinusitis.html?qt=sinus%20headache&sc=&alt=sh. Accessed Jan. 23, 2015.
  3. Levine H, et al. Why the confusion about sinus headache? Otolaryngology Clinics of North America. 2014;47:169.
  4. Sinus infection (sinusitis). Centers for Disease Control and Prevention. http://www.cdc.gov/getsmart/antibiotic-use/URI/sinus-infection.html. Accessed Jan. 23, 2015.
  5. Bajwa CH, et al. Headache syndrome other than migraine. http://www.uptodate.com/home. Accessed Jan. 24, 2015.
  6. Sinus headaches. American Academy of Otolaryngology — Head and Neck Surgery. http://www.entnet.org/content/sinus-headaches. Accessed Jan. 23, 2015.
  7. O'Brien EK (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Feb. 2, 2015.
  8. Headache: Hope through research. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. http://www.ninds.nih.gov/disorders/headache/detail_headache.htm#142883138. Accessed Jan. 19, 2015.
  9. Bajwa ZH, et al. Acute treatment of migraine in adults. http://www.uptodate.com/home. Accessed Feb. 12, 2015.
  10. Chai NC, et al. Migraine and estrogen. Current Opinion in Neurology. 2014;27:315.