Solías dejar a tu bebé con seres queridos o con cuidadores de confianza despidiéndote con un beso en la mejilla y saludando con la mano. Sin embargo, ahora esos gestos desencadenan lágrimas y una conducta dependiente. ¿Qué está pasando?

La ansiedad por separación es un estadio normal del desarrollo de bebés y niños pequeños. Si bien puede ser frustrante, en realidad es un hito emocional que en general comienza entre los 8 y 9 meses de edad. Tu hijo está comenzando a entender que hay un solo tú y que existes aun cuando no te puede ver.

La ansiedad por separación suele desaparecer a los 24 meses de edad. Mientras tanto, despídete de tu hijo con dulzura y tranquilízalo diciéndole que volverás pronto. La ansiedad por separación raramente requiere de un tratamiento médico.

May 30, 2015