Descripción general

Las picaduras de alacrán son dolorosas pero casi nunca ponen en riesgo la vida de la persona. Los niños pequeños, y a veces los adultos mayores, son los que corren más riesgo de sufrir complicaciones.

En Estados Unidos, el alacrán de corteza, que se encuentra mayormente en el desierto del suroeste, es la única especie de alacrán que tiene un veneno lo suficientemente potente como para causar síntomas graves. Mundialmente, solo unas 30 de 1500 especies de alacranes estimadas producen veneno lo suficientemente tóxico como para ser mortal. Pero con los millones de picaduras de alacranes que suceden todos los años, muchas veces en zonas donde hay poca atención médica, las muertes por picaduras de alacrán son un problema importante de la salud pública en partes de México, América del Sur, África del Norte, el Oriente Medio e India.

Los adultos en general no necesitan tratamiento para las picaduras de alacranes. Pero si a un niño lo pica un alacrán, la misma cantidad de veneno puede tener consecuencias más serias, por eso debes buscar atención médica de inmediato.

Síntomas

La mayoría de las picaduras de alacrán producen signos y síntomas localizados en una parte del cuerpo, como dolor y calor en el lugar de la picadura. A veces estos síntomas pueden ser algo intensos, aún si no ves enrojecimiento o hinchazón.

Entre los signos y síntomas en el lugar de la picadura se incluyen los siguientes:

  • Dolor, que puede ser intenso
  • Adormecimiento y hormigueo alrededor de la picadura
  • Hinchazón leve alrededor de la picadura

Los signos y síntomas relacionados con los efectos generalizados (sistémicos) del veneno muchas veces ocurren en niños que han sido picados y pueden incluir los siguientes:

  • Dificultad para respirar
  • Contracciones musculares
  • Movimientos poco comunes en la cabeza, el cuello y los ojos
  • Babeo
  • Transpiración
  • Náuseas y vómitos
  • Presión arterial alta (hipertensión)
  • Frecuencia cardíaca acelerada (taquicardia) o latidos cardíacos irregulares (arritmia)
  • Intranquilidad o excitación, o llanto que no se puede consolar (en niños)

Al igual que en el caso de otras picaduras de insectos, como de abejas o avispas, es posible que las personas que sufrieron una picadura de alacrán previamente también tengan reacciones alérgicas con otras picaduras posteriores. Estas picaduras subsiguientes son a veces tan graves que pueden causar una enfermedad potencialmente mortal, llamada anafilaxis. Los signos y síntomas en estos casos son similares a aquellos de la anafilaxis producida por una picadura de abeja y pueden incluir urticaria, problemas para respirar, náuseas y vómitos.

Cuándo consultar al médico

Busca atención médica inmediatamente si a tu hijo lo picó un alacrán.

Llama al centro de toxicología de su zona para recibir ayuda si te preocupa una picadura de alacrán. Para comunicarse con un centro de toxicología en Estados Unidos, llama al 800-222-1222.

Busca atención médica rápidamente si te picó un alacrán y comenzaste a experimentar síntomas generalizados.

Causas

Los escorpiones son artrópodos, parientes de los insectos, arañas y crustáceos. El escorpión promedio mide unas 3 pulgadas (7,6 cm) de longitud. Los escorpiones tienen ocho patas, un par de pinzas como las langostas y una cola que se curva hacia arriba. En vez de morder, pican usando el aguijón que tienen en la cola. El veneno contiene una compleja mezcla de toxinas que afectan al sistema nervioso (neurotoxinas).

Los escorpiones son criaturas nocturnas que solo pican si son provocados o atacados. Pueden controlar la cantidad de veneno que liberan, según cuán amenazados se sientan, por lo que algunas picaduras pueden ser muy poco venenosas, o prácticamente inocuas.

Factores de riesgo

Ciertos factores pueden aumentar el riesgo de que te pique un escorpión:

  • Geografía. En los Estados Unidos, los escorpiones viven principalmente en el desierto del suroeste, mayormente en Arizona, Nuevo México y partes de California. En el mundo, con mayor frecuencia pueden encontrarse en México, África del Norte, América del Sur, Oriente Medio e India.
  • Ambiente. Los escorpiones de corteza viven bajo las rocas, los troncos y la corteza de los árboles (de allí proviene su nombre). Tienes mayor probabilidad de encontrar uno cuando practicas sedentarismo o acampas. Los escorpiones de corteza también son los escorpiones que se encuentran con mayor frecuencia en el hogar; se esconden en la leña, los cubos de basura, la ropa de cama y el calzado.
  • Viajes. Cuando viajas a ciertas partes del mundo, corres un mayor riesgo de encontrar escorpiones más peligrosos; además, podrías llevarlos contigo al momento de regresar a tu hogar. Los escorpiones pueden esconderse en la ropa, el equipaje y los contenedores marítimos.

Complicaciones

Las personas mayores y los niños tienen más probabilidades de morir de picaduras de escorpiones venenosos que no han sido tratadas. La causa generalmente es insuficiencia cardíaca o respiratoria que ocurre algunas horas después de la picadura. Se han informado muy pocas muertes de picaduras de escorpiones en los Estados Unidos.

Otra posible complicación de las picaduras de escorpiones, aunque es poco frecuente, es una reacción alérgica grave (anafilaxia).

Prevención

Los escorpiones tienden a evitar el contacto. Si vives en una zona donde es frecuente ver escorpiones, previene los encuentros fortuitos con las siguientes acciones:

  • Quita las pilas de piedras o madera que estén alrededor de tu casa y no guardes leña en contra o dentro de la casa.
  • Mantén el césped bien cortado, y poda los arbustos y las ramas de los árboles que sobresalgan, ya que pueden facilitar a los escorpiones el paso a tu techo.
  • Sella las grietas, instala burletes en puertas y ventanas, y repara los mosquiteros rotos.
  • Inspecciona y sacude guantes, botas y ropa de jardinería que hace tiempo no se usa. Usa siempre calzado.
  • Cuando te vayas de excursionismo o camping, usa remeras mangas largas y pantalones largos y revisa la bolsa de dormir antes de meterte en ella para asegurarte de que no haya escorpiones.
  • Cuando viajes a zonas donde los escorpiones letales son frecuentes, especialmente si vas de camping o te hospedas en alojamientos rústicos, sacude con frecuencia la ropa, las sábanas y los paquetes. Duerme con mosquiteros colocados. Si padeces alguna alergia conocida a la picadura de insectos, lleva un inyector de epinefrina como EpiPen.

Si encuentras un escorpión cerca de tu casa o campamento, usa pinzas para alejarlos con cuidado de donde está la gente.

Oct. 06, 2016
References
  1. LoVecchio F. Scorpion stings in the United States and Mexico (Picaduras de escorpión en los Estados Unidos y México). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 18 de julio de 2016.
  2. Bawaskar HS, et al. Scorpion sting update (Actualización sobre las picaduras de escorpión). Journal of the Association of Physicians of India (Revista de la Asociación de Médicos de India). 2012;60:46.
  3. Scorpions (Escorpiones). Arizona Cooperative Extension. University of Arizona. http://extension.arizona.edu/sites/extension.arizona.edu/files/pubs/az1223.pdf. Último acceso: 18 de julio de 2016.
  4. Antidote relieves scorpion stings (Antídoto alivia las picaduras de escorpión). Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (U.S. Food and Drug Administration). www.fda.gov/consumer. Último acceso: 18 de julio de 2016.
  5. What to do in a medical emergency: Bites and stings (Qué hacer en caso de una emergencia médica: picaduras y mordeduras). American College of Emergency Physicians Foundation (Fundación del Colegio Estadounidense de Médicos Especializados en Emergencias). http://www.emergencycareforyou.org/Emergency-101/Emergencies-A-Z/Bites-and-Stings/. Último acceso: 18 de julio de 2016.
  6. Marx JA, et al., eds. Venomous animal injuries (Lesiones provocadas por animales venenosos). En: Rosen’s Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice (Medicina de urgencias de Rosen: conceptos y prácticas clínicas). 8.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 18 de julio de 2016.
  7. Markovchick VJ, et al. Bites and stings (Picaduras y mordeduras). En: Emergency Medicine Secrets (Secretos de la medicina de urgencia). 6.ª ed. Filadelfia, Pa.: Elsevier; 2016.
  8. Spiders and scorpions (Arañas y escorpiones). Merck Veterinary Manual (Manual Merck de Veterinaria). http://www.merckvetmanual.com/mvm/toxicology/venomous_arthropods/spiders_and_scorpions.html. Último acceso: 18 de julio de 2016.
  9. Wilkinson JM (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 31 de julio de 2016.
  10. Isbister GK, et al. Scorpion envenomation (Envenenamiento por la picadura de un escorpión). New England Journal of Medicine (Revista de medicina de Nueva Inglaterra). 2014;371:457.
  11. Megarbane B, et al. Scorpion envenomation (Envenenamiento por la picadura de un escorpión). New England Journal of Medicine (Revista de medicina de Nueva Inglaterra). 2014;371:1557.