Atención de la mesenteritis esclerosante en Mayo Clinic

El equipo de atención de Mayo Clinic

En Mayo Clinic, los especialistas en enfermedades digestivas (gastroenterólogos), radiólogos, patólogos y cirujanos trabajan como un equipo multidisciplinario para brindar atención médica a personas con mesenteritis esclerosante. Participan otros profesionales según sea necesario.

Diagnóstico avanzado y tratamiento

Los médicos de Mayo Clinic trabajarán contigo para revisar todas las opciones de tratamiento y elegir la que mejor se adapte a tus necesidades y objetivos. La variedad de tratamientos que se les ofrece a las personas que padecen mesenteritis esclerosante comprende medicamentos y cirugía.

Las pruebas y los procedimientos utilizados para diagnosticar la mesenteritis esclerosante comprenden:

  • Exploración física. Durante la exploración física, el médico buscará indicios que puedan ayudarte a determinar el diagnóstico. Por ejemplo, la mesenteritis esclerosante a menudo forma un bulto en la región superior del abdomen que puede palparse durante una exploración física.
  • Pruebas de diagnóstico por imágenes. Las pruebas de diagnóstico por imágenes del abdomen pueden revelar la presencia de mesenteritis esclerosante. Estas pruebas pueden comprender la tomografía computarizada o las imágenes por resonancia magnética.
  • Extracción de una muestra de tejido para analizar (biopsia). Si estás experimentando signos y síntomas de mesenteritis esclerosante, el médico puede recomendarte una biopsia para descartar otras enfermedades y hacer un diagnóstico definitivo. Se puede recoger una muestra para biopsia insertando una aguja larga a través de la piel o durante una cirugía.

    Antes de iniciar el tratamiento, los médicos realizarán una biopsia para confirmar el diagnóstico y descartar otras posibilidades, entre ellas, ciertos tipos de cáncer, como linfoma y cáncer carcinoide.

Es posible que no sea necesario someterte a un tratamiento

Se te puede diagnosticar mesenteritis esclerosante durante una consulta para otra afección. Si la mesenteritis esclerosante no te provoca ningún malestar, es probable que no necesites tratamiento. En cambio, el médico podría recomendarte pruebas de diagnóstico por imágenes periódicas para supervisar la afección.

Si comienzas a tener signos y síntomas de mesenteritis esclerosante, es aconsejable que comiences un tratamiento.

Medicamentos

Los medicamentos para la mesenteritis esclerosante sirven para controlar la inflamación. Los medicamentos pueden comprender:

  • Corticoesteroides. Los corticoesteroides, como la prednisona (Prednisone Intensol), controlan la inflamación. Los corticoesteroides pueden usarse solos, pero se suelen combinar con otros medicamentos. Por lo general, no se utilizan por más de 3 a 4 meses debido a los efectos secundarios que provocan.
  • Terapia hormonal. Los tratamientos hormonales, como el tratamiento con tamoxifeno, pueden enlentecer el crecimiento del tejido cicatricial. El tamoxifeno (Soltamox) se suele combinar con corticoesteroides u otros medicamentos, y se puede utilizar a largo plazo. El tamoxifeno aumenta el riesgo de presentar coágulos sanguíneos y se suele combinar con una aspirina diaria para reducir este riesgo. La progesterona (Prometrium) se puede utilizar como alternativa al tamoxifeno, pero también produce efectos secundarios notables.
  • Otros medicamentos. Se han utilizado varios medicamentos más para tratar la mesenteritis esclerosante, como azatioprina (Imuran, Azasan), colquicina (Probenecid-Colchicine, Colcrys), ciclofosfamida y talidomida (Thalomid).

Cirugía

Si la mesenteritis esclerosante llega a obstruir el flujo de comida en el aparato digestivo, probablemente necesites una cirugía para eliminar la obstrucción.

Pericia y calificaciones

  • Experiencia en diagnóstico. La mesenteritis esclerosante con frecuencia se confunde con otros trastornos digestivos. Los médicos de Mayo Clinic tienen experiencia con las técnicas necesarias para hacer el diagnóstico correcto.
  • Experiencia. Los médicos de Mayo Clinic tienen experiencia en el diagnóstico y tratamiento de este trastorno inusual. Los médicos de Mayo Clinic tratan a más de 200 personas con mesenteritis esclerosante por año.

Mayo Clinic en Rochester, Minn., está clasificada con el No. 1 como el mejor hospital quirúrgico en gastroenterología y cirugía gastrointestinal por U.S. News & World Report Best Hospitals. Mayo Clinic en Phoenix/Scottsdale, Ariz., está clasificada entre los mejores hospitales y Mayo Clinic en Jacksonville, Fla., está clasificada con muy buen desempeño en gastroenterología y cirugía gastrointestinal por U.S. News & World Report.

Para más información sobre la experiencia y clasificación de los departamentos de gastroenterología y hepatología de Mayo Clinic.

Ubicaciones, viajes y alojamiento

Mayo Clinic tiene importantes instalaciones en Phoenix y Scottsdale, Arizona; Jacksonville, Florida; y Rochester, Minnesota. El Sistema de Salud de Mayo Clinic tiene docenas de instalaciones en diversos estados.

Para obtener más información sobre visitas a Mayo Clinic, elija su ubicación en el siguiente menú:

Costos y seguro médico

Mayo Clinic trabaja con cientos de compañías de seguros y es un proveedor de la red para millones de personas.

En la mayoría de los casos, Mayo Clinic no requiere la derivación de un médico. Algunas compañías de seguros requieren derivaciones o pueden tener requisitos adicionales para determinada atención médica. Todas las citas médicas se priorizan en base a necesidad médica.

Más información sobrecitas médicas en Mayo Clinic.

Por favor, ponte en contacto con tu compañía de seguros para verificar tu cobertura y obtener cualquier autorización necesaria antes de tu visita. Muchas veces, el número de teléfono de atención al cliente de la compañía de seguros está impreso en el reverso de tu tarjeta de seguro médico.

Otra información sobre facturación y seguros:

Mayo Clinic en Arizona, Florida y Minnesota

Sistema de Salud de Mayo Clinic

Dec. 20, 2018

Ver también