Descripción general

El síndrome de Reye es una enfermedad poco común, pero grave, que provoca inflamación en el hígado y en el cerebro. Afecta generalmente a los niños y adolescentes que se están recuperando de una infección viral, con mayor frecuencia la gripe y la varicela.

Los signos y los síntomas como la confusión, las convulsiones o la pérdida del conocimiento requieren tratamiento de emergencia. El diagnóstico y el tratamiento tempranos del síndrome de Reye pueden salvar la vida del niño.

La aspirina se ha relacionado con esta enfermedad; por ende, sé cuidadoso cuando les des aspirinas a niños o adolescentes para tratar la fiebre o el dolor. Si bien el uso de la aspirina está aprobado en niños mayores de 3 años, los niños y adolescentes que se están recuperando de una varicela o de síntomas similares a los de la gripe nunca deben tomar aspirina.

Para el tratamiento de la fiebre o el dolor, evalúa darles a los bebés o a los niños medicamentos de venta libre para la fiebre y el dolor, como paracetamol (Tylenol, entre otros) o ibuprofeno (Advil, Motrin, entre otros) como una alternativa más segura que la aspirina. Si tienes alguna preocupación, habla con el médico.

Síntomas

Por lo general, en el síndrome de Reye, el nivel de azúcar en la sangre del niño disminuye, mientras que los niveles de amoníaco y acidez en la sangre aumentan. Al mismo tiempo, el hígado puede hincharse y generar depósitos grasos. La hinchazón también se puede producir en el cerebro, lo que puede provocar ataques, convulsiones o pérdida del conocimiento.

Los signos y síntomas del síndrome de Reye suelen aparecer entre tres y cinco días después del comienzo de una infección viral, como la gripe (influenza) o la varicela, o de una infección de las vías respiratoria superiores, como un resfrío.

Primeros signos y síntomas

En niños menores de 2 años, los primeros signos del síndrome de Reye pueden incluir lo siguiente:

  • Diarrea
  • Respiración agitada

En niños más grandes y adolescentes, los primeros signos y síntomas pueden incluir lo siguiente:

  • Vómitos persistentes o continuos
  • Somnolencia o letargo inusuales

Signos y síntomas adicionales

A medida que la enfermedad avanza, pueden aparecer signos y síntomas más graves, entre ellos:

  • Comportamiento irracional, agresivo o irritable
  • Confusión, desorientación o alucinaciones
  • Debilidad o parálisis en los brazos y las piernas
  • Convulsiones
  • Letargo excesivo
  • Disminución del nivel de consciencia

Estos signos y síntomas requieren de atención médica de emergencia.

Cuándo debes consultar con un médico

El diagnóstico y el tratamiento tempranos del síndrome de Reye pueden salvar la vida del niño. Si sospechas que tu hijo tiene el síndrome de Reye, es importante actuar con rapidez.

Busca ayuda médica de emergencia si tu hijo:

  • Tiene convulsiones
  • Pierde el conocimiento

Ponte en contacto con el médico de tu hijo si experimenta lo siguiente luego de un episodio de gripe o varicela:

  • Vomita en forma reiterada
  • Está somnoliento o aletargado de manera inusual
  • Tiene cambios repentinos en el comportamiento

Causas

Si bien se desconoce la causa exacta del síndrome de Reye, existen varios factores que pueden influir en su desarrollo. Al parecer, el síndrome de Reye se desencadena mediante el consumo de aspirinas para tratar una enfermedad o infección virales en especial la gripe (influenza) y la varicela en los niños y adolescentes que tienen un trastorno no diagnosticado de la oxidación de ácidos grasos.

Los trastornos de la oxidación de ácidos grasos son un grupo de trastornos metabólicos hereditarios que hacen que el cuerpo sea incapaz de disolver los ácidos grasos porque falta una enzima o porque esta no funciona correctamente. Se requiere un análisis de detección para establecer si tu hijo tiene un trastorno de oxidación de ácidos grasos.

En algunos casos, el síndrome de Reye puede ser una enfermedad metabólica no diagnosticada que se revela mediante una enfermedad viral. La exposición a ciertas toxinas, como los insecticidas, los herbicidas y los diluyentes de pintura, también pueden contribuir con el síndrome de Reye.

Factores de riesgo

Los siguientes factores, generalmente, cuando se presentan juntos, podrían aumentar el riesgo de que tu hijo padezca el síndrome de Reye:

  • El uso de aspirina para tratar una infección viral, como la influenza, la varicela o una infección de las vías respiratorias altas
  • Tener un trastorno oculto de la oxidación de ácidos grasos

Complicaciones

La mayoría de los niños y adolescentes que tienen síndrome de Reye sobrevive, aunque existe la posibilidad de sufrir diversos grados de daño cerebral permanente. Sin diagnóstico y tratamiento precisos, el síndrome de Reye puede ser mortal en pocos días.

Prevención

Ten precaución cuando les des aspirina a niños o adolescentes. Si bien el uso de la aspirina está aprobado en niños mayores de 3 años, los niños y adolescentes que se están recuperando de una varicela o de síntomas similares a los de la gripe nunca deben tomar aspirina. Esto comprende la aspirina sola y los medicamentos que contienen aspirina.

Algunos hospitales y centros médicos realizan exámenes para la detección de trastornos de la oxidación de ácidos grasos en recién nacidos, a fin de determinar qué niños tienen mayor riesgo de desarrollar el síndrome de Reye. Los niños con diagnóstico de trastornos de la oxidación de ácidos grasos no deben tomar aspirina ni productos que contienen aspirina.

Siempre verifica la etiqueta antes de dar medicamentos a tu hijo, incluso en el caso de los productos de venta libre y los remedios alternativos o a base de hierbas. La aspirina puede aparecer en algunos lugares inesperados, tales como el medicamento Alka-Seltzer.

A veces la aspirina viene también con otro nombre, por ejemplo:

  • Ácido acetilsalicílico
  • Acetilsalicilato
  • Ácido salicílico
  • Salicilato

Para tratar la fiebre o el dolor relacionado con la gripe, la varicela u otra enfermedad viral, considera darle a tu hijo analgésicos o medicamentos para la fiebre de venta libre para bebés o niños, tales como paracetamol (Tylenol u otros) o ibuprofeno (Advil, Motrin u otros) como una alternativa más segura a la aspirina.

No obstante, hay una salvedad para la regla de la aspirina. Los niños y adolescentes que tengan determinadas enfermedades crónicas, como la enfermedad de Kawasaki, podrían necesitar un tratamiento a largo plazo con medicamentos que contengan aspirina.

Si tu hijo necesita un tratamiento con aspirina, asegúrate de que sus vacunas estén actualizadas, entre ellas, dos dosis de la vacuna contra la varicela y una vacuna anual contra la gripe. Evitar estas dos enfermedades virales puede ayudar a prevenir el síndrome de Reye.

Jan. 15, 2019
References
  1. Stone CK, et al., eds. Neurologic emergencies. In: Current Diagnosis & Treatment: Emergency Medicine. 8th ed. New York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2017. https://www.accessmedicine.mhmedical.com. Accessed May 24, 2018.
  2. Ropper AH, et al. The acquired metabolic disorders of the nervous system. In: Adams and Victor's Principles of Neurology. 10th ed. New York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2014. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed May 24, 2018.
  3. What is Reye's syndrome? National Reye's Syndrome Foundation. http://www.reyessyndrome.org/what.html. Accessed May 24, 2018.
  4. Reye syndrome. Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/pediatrics/miscellaneous-disorders-in-infants. Accessed May 24, 2018.
  5. Reye syndrome. National Organization for Rare Disorders. https://rarediseases.org/rare-diseases/reye-syndrome/. Accessed May 24, 2018.
  6. What is the role of aspirin in triggering Reye's? National Reye's Syndrome Foundation. http://www.reyessyndrome.org/aspirin.html. Accessed June 22, 2018.
  7. Reye's and chickenpox. National Reye's Syndrome Foundation. http://www.reyessyndrome.org/chickenpox.html. Accessed June, 22, 2018.