Descripción general

La artritis reactiva consiste en dolor e hinchazón articulares que se desencadenan por una infección en otra parte del organismo, en general los intestinos, los genitales o las vías urinarias.

Esta afección suele afectar las rodillas, los tobillos y los pies. La inflamación también puede afectar los ojos, la piel y el tubo que elimina la orina del cuerpo (uretra). Anteriormente, la artritis reactiva solía llamarse síndrome de Reiter.

La artritis reactiva no es común. Para la mayoría de las personas, los signos y síntomas van y vienen, y finalmente desaparecen dentro de los 12 meses.

Síntomas

Los signos y síntomas de la artritis reactiva generalmente comienzan entre una y cuatro semanas después de la exposición a una infección desencadenante. Pueden incluir los siguientes:

  • Dolor y rigidez. Es más común que el dolor articular asociado con la artritis reactiva se produzca en las rodillas, en los tobillos y en los pies. El dolor también puede aparecer en los talones, la región lumbar o los glúteos.
  • Inflamación ocular. Muchas personas que tienen artritis reactiva también presentan inflamación ocular (conjuntivitis).
  • Problemas urinarios. Puede producirse un aumento de la frecuencia de las micciones o malestar durante estas, así como inflamación de la glándula prostática o del cuello del útero.
  • Inflamación de los tendones y ligamentos en la zona de inserción al hueso (entesitis). Esto ocurre con mayor frecuencia en los talones y la planta de los pies.
  • Hinchazón de los dedos de las manos o de los pies. En algunos casos, los dedos de las manos o de los pies pueden hincharse tanto que parecerán salchichas.
  • Problemas de la piel. La artritis reactiva puede afectar la piel en una variedad de formas, por ejemplo, aftas y un sarpullido en la planta de los pies y las palmas de las manos.
  • Lumbalgia. El dolor suele empeorar durante la noche o en la mañana.

Cuándo consultar al médico

Si sientes dolor en las articulaciones en el plazo de un mes de haber tenido diarrea o una infección en los genitales, comunícate con tu proveedor de atención médica.

Causas

La artritis reactiva se desarrolla como reacción a una infección en el cuerpo, generalmente en los intestinos, los genitales o las vías urinarias. Quizá no te des cuenta de la infección desencadenante si esta no provoca síntomas o si son leves.

Muchas bacterias pueden producir artritis reactiva. Algunas se trasmiten por vía sexual, mientras que otras se trasmiten mediante los alimentos. Las más frecuentes incluyen las siguientes:

  • "Campylobacter"
  • Clamidia
  • "Clostridioides difficile"
  • "Escherichia coli"
  • Salmonela
  • Shigela
  • Yersinia

La artritis reactiva no es contagiosa. No obstante, la bacteria que la causa se puede trasmitir sexualmente o a través de alimentos contaminados. Solo algunas de las personas que están expuestas a estas bacterias presentan artritis reactiva.

Factores de riesgo

Determinados factores aumentan tu riesgo de padecer artritis reactiva:

  • Edad. La artritis reactiva ocurre con más frecuencia en adultos entre los 20 y 40 años.
  • Sexo. Los hombres y las mujeres tienen las mismas probabilidades de manifestar artritis reactiva en respuesta a infecciones alimentarias. No obstante, los hombres tienen más probabilidades que las mujeres de desarrollar artritis reactiva en respuesta a bacterias trasmitidas sexualmente.
  • Factores hereditarios. Se ha asociado un marcador genético específico a la artritis reactiva. Sin embargo, la mayoría de las personas que tienen este marcador nunca desarrollarán la afección.

Prevención

Los factores genéticos parecen influir en la probabilidad de padecer artritis reactiva. Si bien no puedes cambiar tu composición genética, puedes reducir tu exposición a las bacterias que pueden provocar la artritis reactiva.

Almacena los alimentos a temperaturas adecuadas y cocínalos de la manera correcta. Hacer estas cosas puede ayudarte a evitar las numerosas bacterias que trasmiten los alimentos y que pueden provocar artritis reactiva, como la salmonela, la sigela, la yersinia y la campylobacter. Algunas infecciones de trasmisión sexual pueden desencadenar artritis reactiva. Usa un preservativo para ayudar a reducir el riesgo.

March 05, 2022
  1. Reactive arthritis: In-depth. National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases. https://www.niams.nih.gov/health-topics/reactive-arthritis/advanced. Accessed Aug. 25, 2021.
  2. Yu DT, et al. Reactive arthritis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Aug. 25, 2021.
  3. Goldman L, et al., eds. The spondyloarthropathies. In: Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Aug. 25, 2021.
  4. Ferri FF. Reactive arthritis (Reiter syndrome). In: Ferri's Clinical Advisor 2022. Elsevier; 2022. https://www.clinicalkey.com. Accessed Aug. 25, 2021.
  5. Reactive arthritis. American College of Rheumatology. https://www.rheumatology.org/I-Am-A/Patient-Caregiver/Diseases-Conditions/Reactive-Arthritis. Accessed Aus. 25, 2021.
  6. AskMayoExpert. Reactive arthritis (adult). Mayo Clinic; 2021.
  7. Reactive arthritis. Arthritis Foundation. https://www.arthritis.org/diseases/reactive-arthritis. Accessed Aug. 25, 2021.