Diagnóstico

El médico hablará contigo acerca de tu historia clínica y te realizará un examen físico. Ninguna prueba puede confirmar un diagnóstico de pioderma gangrenoso. Sin embargo, el médico puede ordenar una variedad de pruebas para descartar otras enfermedades que puedan tener signos o síntomas similares. Estas pueden incluir análisis de sangre, una biopsia dermatológica y otros exámenes.

El médico quizás te derive a un especialista de enfermedades de la piel (dermatólogo).

Tratamiento

El tratamiento para el pioderma gangrenoso se centra en reducir la inflamación, controlar el dolor, favorecer la cicatrización de la herida y tratar cualquier enfermedad no diagnosticada. El tratamiento dependerá de varios factores, incluida tu salud y la cantidad, el tamaño, la profundidad y el ritmo de crecimiento de las úlceras cutáneas.

Algunas personas responden bien al tratamiento con una combinación de pastillas, cremas o inyecciones. Otras tal vez necesiten permanecer en el hospital o en el centro de tratamiento de quemaduras para recibir un cuidado especializado de las heridas. Incluso después de un tratamiento exitoso, es frecuente que se manifiesten nuevas heridas.

Medicamentos

  • Corticoesteroides. El tratamiento más común consiste en dosis diarias de corticoesteroides. Estos medicamentos pueden aplicarse sobre la piel, inyectarse en la herida o administrarse por vía oral (prednisona). La administración a largo plazo o en altas dosis de corticoesteroides puede provocar efectos secundarios graves. Por este motivo, es posible que el médico indique medicamentos sin esteroides (no esteroideos) si necesitas tratamiento a largo plazo.
  • Medicamentos sin esteroides. Un medicamento no esteroideo efectivo es la ciclosporina. Otras opciones incluyen micofenolato (Cellcept), inmunoglobulinas, dapsona, infliximab (Remicade) y tacrolimus (Protopic), que es un inhibidor de la calcineurina. Según el tipo de medicamento administrado, se puede aplicar en las heridas, inyectar o tomar por vía oral.
  • Analgésicos. De acuerdo con la extensión de las heridas, es posible obtener beneficios con los analgésicos, en especial cuando se cambian los vendajes.

Cuidado de la herida

Además de aplicar el medicamento directamente sobre las heridas, el médico o un especialista en el cuidado de las heridas las cubrirá con un vendaje húmedo (no mojado ni seco) que no se adhiere y, probablemente, una cinta elastizada. Es posible que te pidan que mantengas elevada la zona afectada.

Sigue las indicaciones del médico sobre el cuidado de la herida. Esto es de especial importancia ya que muchos de los medicamentos prescritos para tratar el pioderma gangrenoso suprimen el sistema inmunitario, lo cual aumenta el riesgo de contraer infecciones.

Cirugía

Debido a que el pioderma gangrenoso puede empeorar si te cortas la piel, la cirugía para quitar el tejido muerto por lo general no se considera una buena opción de tratamiento. El traumatismo en la piel puede empeorar las úlceras existentes o desencadenar la formación de nuevas.

Si las úlceras en la piel son grandes y necesitan ayuda para curarse, es probable que el médico te recomiende un injerto de piel. En este procedimiento, el cirujano adhiere un trozo de piel o piel sintética sobre las llagas abiertas. Esto se intenta únicamente cuando haya desaparecido la inflamación de la herida y cuando la úlcera haya comenzado a sanarse.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Con el tratamiento, es probable que te recuperes del pioderma gangrenoso. Puedes sentirte deprimido si el proceso toma mucho tiempo y es doloroso. o puedes sentirte estresado por la posibilidad de recurrencia o la apariencia de tu piel. Puede resultarte útil hablar con un consejero, trabajador social médico u otras personas que padecen o padecieron pioderma gangrenoso.

Si deseas obtener asesoramiento o apoyo, pídele a tu médico que te derive a un profesional de salud mental o información de contacto para un grupo de apoyo en tu zona.

Preparación para la consulta

Puedes comenzar por consultar con el médico de atención primaria. O pueden derivarte de inmediato a un médico que se especialice en trastornos de la piel (dermatólogo).

Qué puedes hacer

Antes de la consulta, es aconsejable que escribas una lista con las respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Has tenido síntomas similares en el pasado? Si es así, ¿qué tratamiento fue más eficaz en ese momento?
  • ¿Has intentado otros tratamientos en las heridas? ¿Fueron útiles?
  • ¿Qué medicamentos y suplementos tomas habitualmente?
  • ¿Tuviste algún daño en la piel, como una punción o corte, en la zona donde se desarrolló el dolor?
  • ¿Qué otras enfermedades tienes?

Pioderma gangrenoso - atención en Mayo Clinic

Feb. 05, 2019
References
  1. AskMayoExpert. Pyoderma gangrenosum. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2018.
  2. AskMayoExpert. Skin ulcers. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2017.
  3. DeFilipps EM, et al. The genetics of pyoderma gangrenosum and implications for treatment: A systematic review. British Journal of Dermatology. 2015;172:1487.
  4. Okhovat JP, et al. JAMA Dermatology Patient Page: Pyoderma gangrenosum. JAMA Dermatology. 2014;150:1032.
  5. Stair-Buchmann ME, et al. Pyoderma gangrenosum: A difficult diagnosis best managed in a burn treatment center. Journal of Burn Care Research. 2015;36:3190.
  6. Cabalag MS, et al. Inpatient management of pyoderma gangrenosum: Treatments, outcomes and clinical implications. Annals of Plastic Surgery. 2015;74:354.
  7. Bolognia JL, et al., eds. Neutrophilic dermatoses. In: Dermatology. 4th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed Oct. 8, 2018.
  8. Tolkachjov SN, et al. Postoperative pyoderma gangrenosum (PG): The Mayo Clinic experience of 20 years from 1994 through 2014. Journal of the American Academy of Dermatology. 2015;73:615.
  9. Afifi L, et al. Diagnosis and management of periostomal pyoderma gangrenosum: A systematic review. Journal of the American Academy of Dermatology. 2018;78:1195.
  10. Dabade TS, et al. Diagnosis and treatment of the neutrophilic dermatoses (pyoderma gangrenosum, Sweet's syndrome). Dermatologic Therapy. 2011;24:273.
  11. Gibson LE (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Oct. 29, 2018.