Descripción general

La enfermedad de la válvula pulmonar es un trastorno en el que la válvula pulmonar, la válvula que se encuentra entre la cavidad inferior derecha del corazón (ventrículo derecho) y la arteria que proporciona sangre a los pulmones (arteria pulmonar), no funciona correctamente. Este trastorno puede impedir que la sangre fluya de manera correcta desde el corazón hasta los pulmones.

Cuando funciona de manera correcta, la válvula pulmonar actúa como una puerta de una sola vía desde el ventrículo derecho del corazón hasta los pulmones. La sangre escasa en oxígeno fluye desde el ventrículo derecho, a través de la válvula pulmonar hasta la arteria pulmonar y luego hasta los pulmones, donde recoge oxígeno para transportar al cuerpo.

Los tipos de enfermedad de la válvula pulmonar incluyen los siguientes:

  • Estenosis de la válvula pulmonar. La estenosis de la válvula pulmonar es un trastorno en el que una deformación en la válvula pulmonar o cerca de esta reduce el flujo sanguíneo desde el corazón hasta la arteria pulmonar y los pulmones.
  • Insuficiencia de la válvula pulmonar. En este trastorno, las aletas (valvas) de la válvula pulmonar no se cierran correctamente, lo que provoca fugas de sangre de regreso al ventrículo derecho.
  • Atresia pulmonar. En la atresia pulmonar, una enfermedad presente al momento del nacimiento (congénita), la válvula pulmonar no llega a formarse, y una capa sólida de tejido bloquea el flujo sanguíneo entre el ventrículo derecho y la arteria pulmonar. La sangre del lado derecho del corazón no puede volver a los pulmones para recoger el oxígeno.

Muchos tipos de enfermedades de la válvula pulmonar se deben a enfermedades cardíacas presentes al momento del nacimiento (defectos cardíacos congénitos). El tratamiento depende del tipo y de la gravedad de la enfermedad de la válvula pulmonar.

Causas

Muchos tipos de la enfermedad de la válvula pulmonar se producen por afecciones cardíacas congénitas, o por anomalías cardíacas. La válvula permite el paso de la sangre desde el corazón a los pulmones. En algunos casos, un problema sobre la válvula o cercano a ella genera un flujo de sangre menor que lo habitual. En ciertas personas, las valvas de la válvula pulmonar no se cierran por completo y permiten que la sangre regrese. A veces, la válvula no se desarrolla de manera adecuada antes del nacimiento y una capa de tejido bloquea el flujo sanguíneo entre el corazón y los pulmones.