Diagnóstico

Para diagnosticar tu afección, el médico puede repasar tus antecedentes médicos y familiares, analizar los signos y síntomas presentes, revisar la exposición que hayas tenido a polvos, gases y sustancias químicas, y realizar una exploración física. Durante la exploración física, el médico usará un estetoscopio para escuchar atentamente los pulmones mientras respiras. También puede sugerirte al menos una de las siguientes pruebas.

Pruebas de diagnóstico por imágenes

  • Radiografía torácica. Una radiografía torácica muestra imágenes del tórax. En estas imágenes, puede detectarse tejido cicatricial típico de la fibrosis quística y tal vez permitan controlar la evolución de la enfermedad y el tratamiento. Sin embargo, la radiografía de tórax a veces puede ser normal y se requieren otras pruebas para explicar la dificultad para respirar.
  • Exploración por tomografía computarizada (TC). En la exploración por tomografía computarizada, se usa una computadora para combinar radiografías tomadas desde diferentes ángulos y producir imágenes transversales de las estructuras internas del cuerpo. Una exploración por tomografía computarizada de alta resolución puede ser muy útil para determinar el nivel del daño pulmonar causado por la fibrosis pulmonar. Además, algunos tipos de fibrosis tienen patrones característicos.
  • Ecocardiograma. Un ecocardiograma usa ondas de sonido para visualizar el corazón. Puede generar imágenes fijas de las estructuras cardíacas, además de videos que muestran el funcionamiento del corazón. Esta prueba permite evaluar la cantidad de presión que se produce del lado derecho del corazón.

Pruebas de función pulmonar

  • Pruebas de la función pulmonar. Pueden realizarse varios tipos de pruebas de la función pulmonar. En una prueba llamada espirometría, exhalas rápidamente y con fuerza por un tubo conectado a una máquina. La máquina mide la cantidad de aire que pueden retener tus pulmones y la velocidad con la que puedes inspirar y expirar aire de tus pulmones. Pueden realizarse otras pruebas para medir el volumen de tus pulmones y la capacidad de difusión.
  • Oximetría de pulso. Esta prueba simple utiliza un pequeño dispositivo que se coloca en uno de los dedos para medir la saturación de oxígeno en la sangre. La oximetría puede servir como una manera de controlar el avance de la enfermedad.
  • Prueba de esfuerzo. Puede utilizarse una prueba de ejercicio en una cinta o bicicleta fija para controlar tu función pulmonar mientras estás activo.
  • Gasometría arterial. En esta prueba, el médico analiza una muestra de sangre, generalmente extraída de una arteria de la muñeca. Luego se miden los niveles de oxígeno y dióxido de carbono en la muestra.

Muestra de tejido (biopsia)

Si no se ha diagnosticado la afección con otras pruebas, es posible que los médicos necesiten extraer una pequeña cantidad de tejido pulmonar (biopsia). La biopsia luego se examina en un laboratorio para diagnosticar fibrosis pulmonar o para descartar otras afecciones. La muestra de tejido puede obtenerse de una de las siguientes maneras:

  • Broncoscopia. En este procedimiento, el médico extrae muestras muy pequeñas de tejido (generalmente más pequeñas que la cabeza de un alfiler) con un pequeño tubo flexible (broncoscopio) que pasa a través de la boca o la nariz hasta los pulmones. Las muestras de tejido, en ocasiones, son demasiado pequeñas como para obtener un diagnóstico preciso. La biopsia también puede utilizarse para descartar otras afecciones.

    Los riesgos de la broncoscopia son generalmente menores y podrían incluir un dolor de garganta temporal o molestia en la nariz por el paso del broncoscopio. Sin embargo, las complicaciones graves pueden incluir sangrado o colapso del pulmón.

    Durante la broncoscopia, el médico puede realizar un procedimiento adicional llamado lavado broncoalveolar. En este procedimiento, el médico inyecta agua salada a través de un broncoscopio en una sección del pulmón y luego la extrae de inmediato por succión. La solución que se extrae contiene células de tus alvéolos.

    Si bien en el lavado broncoalveolar se obtienen muestras de un área más amplia del pulmón que en otros procedimientos, es posible que no proporcione información suficiente como para diagnosticar fibrosis pulmonar. También puede utilizarse para descartar otras afecciones.

  • Biopsia quirúrgica. A pesar de que una biopsia quirúrgica es más invasiva y tiene posibles complicaciones, puede ser la única manera de obtener una muestra de tejido del tamaño suficiente como para obtener un diagnóstico preciso. Este procedimiento puede realizarse como una cirugía mínimamente invasiva, llamada cirugía videotoracoscópica o como cirugía abierta (toracotomía).

    En la cirugía videotoracoscópica, el cirujano introduce instrumentos quirúrgicos y una pequeña cámara a través de dos o tres incisiones pequeñas entre las costillas. La cámara permite al cirujano ver los pulmones en un monitor de video mientras extrae las muestras de tejido de tus pulmones. Este procedimiento se realiza con anestesia general, por lo que estarás dormido durante el procedimiento.

    En la cirugía abierta (toracotomía), el cirujano extrae una muestra de pulmón a través de una incisión en el tórax entre las costillas. El procedimiento se realiza con anestesia general.

Análisis de sangre

El médico también puede pedir análisis de sangre para evaluar las funciones renal y hepática, y para detectar otras afecciones o descartarlas.

Tratamiento

La cicatrización del pulmón que se produce en la fibrosis pulmonar no puede revertirse, y ningún tratamiento actual ha probado ser eficaz para detener el avance de la enfermedad. Algunos tratamientos pueden mejorar temporalmente los síntomas o enlentecer el avance de la enfermedad. Otros pueden ayudar a mejorar la calidad de vida. Los médicos evaluarán la gravedad de tu afección para determinar el tratamiento más adecuado.

Medicamentos

El médico podría recomendar medicamentos más nuevos, tales como pirfenidona (Esbriet) y nintedanib (Ofev). Estos medicamentos podrían ayudar a demorar el avance de la fibrosis pulmonar idiopática. Ambos medicamentos han sido aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos. Se están desarrollando otros medicamentos y nuevas presentaciones de estos medicamentos, pero aún no han sido aprobados por la FDA.

Nintedanib puede causar efectos secundarios tales como diarrea y náuseas. Los efectos secundarios de la pirfenidona incluyen erupción cutánea, náuseas y diarrea.

Los investigadores continúan estudiando medicamentos para tratar la fibrosis pulmonar.

Es posible que los médicos recomienden tomar antiácidos para tratar el reflujo gastroesofágico, una enfermedad digestiva que se produce frecuentemente en personas con fibrosis pulmonar idiopática.

Oxigenoterapia

El oxígeno no puede detener el daño pulmonar, pero puede:

  • Facilitar la respiración y la actividad física
  • Evitar o disminuir las complicaciones de los niveles bajos de oxígeno en la sangre
  • Reducir la presión arterial del lado derecho del corazón
  • Mejorar el sueño y la sensación de bienestar

Puedes recibir oxígeno cuando duermes o haces actividad física, aunque muchas personas pueden usarlo en todo momento. Algunas personas cargan un depósito de oxígeno; de este modo, pueden trasladarse mejor.

Rehabilitación pulmonar

La rehabilitación pulmonar puede ayudarte a controlar los síntomas y mejorar el funcionamiento diario. Los programas de rehabilitación pulmonar se centran en lo siguiente:

  • Ejercicios físicos para mejorar tu resistencia
  • Técnicas de respiración que pueden mejorar la eficacia pulmonar
  • Asesoramiento nutricional
  • Terapia y apoyo
  • Educación sobre tu afección

Trasplante de pulmón

El trasplante de pulmón puede ser una opción para las personas con fibrosis pulmonar. Realizar un trasplante de pulmón puede mejorar tu calidad de vida y permitirte vivir una vida más larga. Sin embargo, un trasplante de pulmón puede implicar complicaciones, tales como el rechazo o una infección. Tu médico puede analizar contigo si un trasplante de pulmón puede ser adecuado para tu afección.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Modo de vida y remedios caseros

Participar activamente en el tratamiento y mantenerte lo más sano posible es fundamental para vivir con fibrosis pulmonar. Por esta razón, es importante:

  • Dejar de fumar. Si tienes una enfermedad pulmonar, es muy importante que dejes de fumar. Consúltale al médico sobre las opciones para dejar de fumar, por ejemplo, los programas específicos para esto, en los que se usan varias técnicas de eficacia comprobada que ayudan a dejar el hábito de fumar. Además, debido a que el humo de segunda mano puede ser nocivo para los pulmones, evita estar con personas que fuman.

  • Aliméntate bien. Las personas que padecen enfermedad pulmonar pueden perder peso debido a que les resulta incómodo comer y a la energía extra que necesitan para respirar. Aún así, es fundamental consumir alimentos nutritivos que contengan las calorías adecuadas. Intenta consumir porciones más pequeñas con mayor frecuencia durante el día.

    Come muchas frutas y vegetales, cereales integrales, lácteos con bajo contenido de grasa o sin grasa, y carnes magras. Evita las grasas trans y las saturadas, la sal en exceso y los azúcares agregados. Un nutricionista puede darte más pautas sobre alimentación saludable.

  • Ponte en marcha. La actividad física regular puede ayudarte a mantener la función pulmonar y a manejar el estrés. Intenta incorporar la actividad física, como caminar o montar en bicicleta, en tu rutina diaria. Habla con el médico sobre las actividades que pueden ser adecuadas para ti. Si, con el tiempo, necesitas ayuda para moverte, como una silla de ruedas, busca actividades o pasatiempos que no requieran que camines.
  • Tómate tiempo para descansar. Asegúrate de descansar lo suficiente. Tomarte tiempo para descansar puede ayudarte a tener más energía y sobrellevar el estrés que te genera tu afección.
  • Vacúnate. Las infecciones respiratorias pueden empeorar los síntomas de la fibrosis pulmonar. Debes colocarte la vacuna contra la neumonía y la vacuna antigripal inyectable anual. Es importante que tus familiares también se vacunen. Durante la temporada de gripe, evita las multitudes.
  • Cumple con el plan de tratamiento. Necesitarás un tratamiento continuo. Sigue las instrucciones del médico, toma los medicamentos según te lo indiquen y adapta tu alimentación y la actividad física que haces como sea necesario. Ve a todas las consultas con el médico.

Estrategias de afrontamiento, y apoyo

La fibrosis pulmonar es una enfermedad crónica progresiva, lo que quiere decir que empeora con el tiempo. Conocer más sobre la enfermedad puede ayudarte a ti (y a tu familia) a afrontarla. Realizar rehabilitación pulmonar puede ayudarte a controlar los síntomas y mejorar el funcionamiento diario.

Tener fibrosis pulmonar puede causar miedo y estrés. Pasa tiempo con tus familiares y amigos, y cuéntales cómo pueden apoyarte y ayudarte. Habla con tu médico acerca de la enfermedad y de cómo te sientes. Si estás deprimido, el médico podría recomendar que hables con un profesional de la salud mental.

Participar en un grupo de apoyo con personas que tienen fibrosis pulmonar podría ayudarte. Puede ser útil hablar con otras personas que tengan síntomas o tratamientos similares y analizar con ellos las diversas estrategias para afrontar la afección.

A medida que la enfermedad avance, es probable que el médico te recomiende que analices con tu familia los temas relacionados con el fin de la vida y que planifiques tus directivas anticipadas.

Preparación para la consulta

Si tu médico de atención primaria sospecha que tienes un problema pulmonar grave, probablemente te derive a un neumólogo, un médico especializado en enfermedades de los pulmones.

Qué puedes hacer

Antes de la consulta, quizás quieras preparar una lista de respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué síntomas tienes y cuándo comenzaron?
  • ¿Recibes tratamiento para alguna otra afección?
  • ¿Qué medicamentos y suplementos has tomado durante los últimos cinco años?
  • ¿Fumas? Si la respuesta es sí, ¿hace cuánto tiempo?
  • ¿Qué trabajos has tenido, incluso si solo fueron unos meses?
  • ¿Algún familiar tiene alguna enfermedad pulmonar crónica?
  • ¿Alguna vez has recibido quimioterapia o radioterapia para el cáncer?
  • ¿Tienes alguna otra afección, específicamente, artritis?

También es posible que quieras que un familiar o amigo te acompañe a la consulta. La fibrosis pulmonar es una enfermedad grave y compleja. Un amigo o familiar puede brindarte apoyo emocional y ayudarte a recordar información que quizás hayas olvidado o no hayas escuchado. Puedes tomar nota.

Fibrosis pulmonar care at Mayo Clinic

Sept. 23, 2016
References
  1. What is idiopathic pulmonary fibrosis? (¿Qué es la fibrosis pulmonar idiopática?). Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (National Heart, Lung, and Blood Institute). http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/idiopathic-pulmonary-fibrosis. Último acceso: 22 de junio de 2016.
  2. Ferri FF. Idiopathic pulmonary fibrosis (Fibrosis pulmonar idiopática). En: Ferri’s Clinical Advisor 2016 (Consejos clínicos de Ferri 2016). Filadelfia, Pa.: Mosby Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 13 de abril de 2016.
  3. Idiopathic pulmonary fibrosis (Fibrosis pulmonar idiopática). Merck Manual Professional Version (Versión para profesionales del Manual Merck). http://www.merckmanuals.com/professional/pulmonary-disorders/interstitial-lung-diseases/idiopathic-pulmonary-fibrosis. Último acceso: 3 de mayo de 2016.
  4. King, T. E. Approach to the adult with interstitial lung disease: Clinical evaluation (Enfoque para tratar adultos con enfermedad pulmonar intersticial: evaluación clínica). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 13 de abril de 2016.
  5. King, T. E. Approach to the adult with interstitial lung disease: Diagnostic testing (Enfoque para tratar adultos con enfermedad pulmonar intersticial: pruebas de diagnóstico). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 13 de abril de 2016.
  6. What is pulmonary hypertension? (¿Qué es la hipertensión pulmonar?). Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (National Heart, Lung, and Blood Institute). http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/pah. Último acceso: 9 de junio de 2016.
  7. Klings, E. S. Cor pulmonale (Insuficiencia cardíaca derecha). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 9 de junio de 2016.
  8. King, T. E. Role of lung biopsy in the diagnosis of interstitial lung disease (Rol de la biopsia de pulmón en el diagnóstico de enfermedad pulmonar intersticial). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 9 de junio de 2016.
  9. Islam, S. Flexible bronchoscopy in adults: Preparation, procedural technique, and complications (Broncoscopía flexible en adultos: preparación, técnica procedimental y complicaciones). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 9 de junio de 2016.
  10. King, T. E. Treatment of idiopathic pulmonary fibrosis (Tratamiento de la fibrosis pulmonar idiopática). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 13 de abril de 2016.
  11. Raghu, G. et al. An Official ATS/ERS/JRS/ALAT clinical practice guideline: Treatment of idiopathic pulmonary fibrosis. An Update of the 2011 clinical practice guideline. (Pauta oficial de práctica clínica de ATS/ERS/JRS/ALAT: tratamiento de la fibrosis pulmonar idiopática. Actualización de la pauta de práctica clínica de 2011). American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine (Revista Estadounidense de Medicina Respiratoria y de Cuidados Críticos). 2015;192:e3.
  12. Ryu, J. H. et al. Idiopathic pulmonary fibrosis: Evolving concepts (Fibrosis pulmonar idiopática: conceptos en evolución). Mayo Clinic Proceedings (Procedimientos de Mayo Clinic). 2014;89:1130.
  13. Centro de Educación para el Paciente Barbara Woodward Lips. Idiopathic pulmonary fibrosis (IPF) (Fibrosis pulmonar idiopática). Rochester, Minnesota: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2005.
  14. Puglisi, S. et al. New perspectives on management of idiopathic pulmonary fibrosis (Nuevas perspectivas en el manejo de la fibrosis pulmonar idiopática). Therapeutic Advances in Chronic Disease (Avances terapéuticos en enfermedades crónicas). 2016;7:108.
  15. Lake, F. R. Interstitial lung disease in rheumatoid arthritis (Enfermedad pulmonar intersticial en artritis reumatoide). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 15 de junio de 2016.
  16. Riggin EA. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. 11 de abril de 2016.
  17. Meining, A. Confocal laser endomicroscopy and endocytoscopy (Endomicroscopía y endocitoscopía con láser confocal). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 14 de junio de 2016.
  18. Wellikoff, A. et al. Probe-based confocal laser endomicroscopy imaging of interstitial lung disease (Imágenes de endomicroscopía con láser confocal con sonda correspondientes a la enfermedad pulmonar intersticial). American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine (Revista Estadounidense de Medicina Respiratoria y de Cuidados Críticos). 2013;187:A5796.
  19. Yserbyt, J. et al. Perspectives using probe-based confocal laser endomicroscopy of the respiratory tract (Perspectivas sobre el uso de la endomicroscopía con láser confocal con sonda para las vías respiratorias). Swiss Medical Weekly (Publicación Swiss Medical Weekly). 2013;143:w13764.
  20. Scott, J. P. (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 21 de julio de 2016.
  21. Walsh, S. L. et al. Interobserver agreement for the ATS/ERS/JRS/ALAT criteria for a UIP pattern on CT (Acuerdo entre observadores sobre los criterios de ATS/ERS/JRS/ALAT para un patrón de UIP en TC). Thorax (Tórax). 2016;71:45.
  22. Sista, R. R. (opinión de un experto). Mayo Clinic, Scottsdale, Arizona. 22 de julio de 2016.

Conéctate con otras personas

Novedades, conexiones y conversaciones para tu salud

Publicaciones recientes