Los trastornos de inmunodeficiencia primaria, también denominados «trastornos inmunes primarios» o «inmunodeficiencia primaria», debilitan el sistema inmunitario y permiten que las infecciones y otros problemas de salud se desarrollen con mayor facilidad.

Muchas personas que padecen inmunodeficiencia primaria nacen sin algunas de las defensas inmunitarias del cuerpo, y eso los hace más vulnerables a los gérmenes que provocan infecciones.

Algunas formas de inmunodeficiencia primaria son tan leves que pueden pasar desapercibidas durante años. Otros tipos son tan graves que se descubren casi al momento del nacimiento del bebé afectado.

Los tratamientos pueden reforzar el sistema inmunitario en muchos tipos de trastornos de inmunodeficiencia primaria. La mayoría de las personas que padecen el trastorno lleva vidas relativamente normales y productivas.

Jan. 20, 2015