Muchos trastornos de inmunodeficiencia primaria son heredados, es decir, transmitidos de uno o ambos padres. En la inmunodeficiencia primaria, los problemas en el ADN (el código genético que actúa como modelo para producir las células que componen el cuerpo humano) provocan muchos de los defectos del sistema inmunitario.

Existen numerosos tipos de trastornos de inmunodeficiencia primaria. De hecho, la investigación ha conducido a un aumento drástico en el número de trastornos de inmunodeficiencia primaria reconocidos en los últimos años, por lo que no son tan excepcionales como se creía. En el sentido amplio, pueden clasificarse en seis grupos basándose en la parte afectada del sistema inmunitario:

  • Deficiencias de linfocitos B (anticuerpos)
  • Deficiencias de linfocitos T
  • Deficiencias combinadas de linfocitos B y T
  • Fagocitos defectuosos
  • Deficiencias del complemento
  • Desconocidos (idiopáticos)
Jan. 20, 2015