Descripción general

El parto prematuro se produce cuando las contracciones regulares provocan la apertura del cuello del útero después de la semana 20 y antes de la semana 37 del embarazo.

El parto prematuro puede producir un nacimiento prematuro. Cuanto antes ocurra el nacimiento prematuro, mayores serán los riesgos para la salud de tu bebé. Muchos bebés prematuros (recién nacidos prematuros) necesitan atención médica especial en la unidad de cuidados intensivos neonatales. Los recién nacidos prematuros también pueden tener discapacidades mentales y físicas a largo plazo.

La causa específica del parto prematuro a menudo no está clara. Ciertos factores de riesgo pueden aumentar la probabilidad de un parto prematuro, pero el parto prematuro también puede ocurrir en mujeres embarazadas sin factores de riesgo conocidos.

Síntomas

Los signos y síntomas del parto prematuro comprenden los siguientes:

  • Sensaciones regulares o frecuentes de endurecimiento del abdomen (contracciones)
  • Dolor sordo, leve y constante en la espalda
  • Sensación de presión en la pelvis o en la región inferior del abdomen
  • Cólicos leves
  • Manchado o sangrado vaginal leve
  • Rotura prematura de las membranas: pérdida continua de líquido, en forma de chorro o goteo, después de que se rompa o se desgarre la membrana alrededor del bebé
  • Cambio en el tipo de flujo vaginal (acuoso, con aspecto de mucosidad o sanguinolento)

Cuándo consultar al médico

Si tienes estos signos o síntomas, o te preocupa lo que sientes, consulta de inmediato con el proveedor de atención médica. No te preocupes por confundir el falso trabajo de parto con el verdadero. Todos estarán satisfechos si se trata de una falsa alarma.

Factores de riesgo

El parto prematuro puede afectar a cualquier embarazo. No obstante, se vincularon muchos factores a un mayor riesgo de trabajo de parto prematuro, incluidos los siguientes:

  • Trabajo de parto prematuro o nacimiento prematuro anterior, en especial, en el embarazo más reciente o en más de un embarazo anterior
  • Embarazo de mellizos, trillizos o más
  • Cuello del útero acortado
  • Problemas con el útero o la placenta
  • Tabaquismo o consumo de drogas ilegales
  • Ciertas infecciones, particularmente del líquido amniótico y del tracto genital inferior
  • Algunas afecciones crónicas, como la alta presión arterial, la diabetes, las enfermedades autoinmunitarias y la depresión.
  • Si ocurren eventos estresantes del ciclo vital, como la muerte de un ser querido
  • Exceso de líquido amniótico (polihidramnios)
  • Sangrado vaginal durante el embarazo
  • Presencia de un defecto congénito en el feto
  • Un intervalo de menos de 12 meses - o de más de 59 meses - entre embarazos
  • La edad de la madre, tanto joven como mayor
  • Raza y etnia negra no hispana

Complicaciones

Las complicaciones del trabajo de parto prematuro incluyen el nacimiento de un bebé prematuro. Esto puede plantear una serie de problemas de salud para tu bebé, como el bajo peso al nacer, dificultades respiratorias, órganos subdesarrollados y problemas de visión. Los niños que nacen prematuramente también tienen un mayor riesgo de parálisis cerebral, problemas de aprendizaje y problemas de comportamiento.

Prevención

Quizás no puedas prevenir el trabajo de parto prematuro, pero hay mucho que puedes hacer para favorecer un embarazo saludable y a término. Por ejemplo:

  • Recibir atención médica prenatal de manera regular. Las consultas prenatales pueden ayudar a que el proveedor de atención médica controle tu salud y la salud de tu bebé. Menciona cualquier signo o síntoma que te preocupe. Si tienes antecedentes de trabajo de parto prematuro o desarrollas signos o síntomas de trabajo de parto prematuro, es posible que debas consultar al proveedor de atención médica con mayor frecuencia durante el embarazo.
  • Seguir una dieta saludable. Los resultados de un embarazo saludable generalmente se asocian con una buena nutrición. Además, algunas investigaciones sugieren que una dieta alta en ácidos grasos poliinsaturados (AGPI) se asocia con un menor riesgo de nacimiento prematuro. Los AGPI se encuentran en los frutos secos, las semillas, el pescado y los aceites de las semillas.
  • Evitar las sustancias riesgosas. Si fumas, deja de hacerlo. Pregúntale al proveedor de atención médica sobre un programa para dejar de fumar. Las drogas ilegales también están completamente prohibidas.
  • Considerar esperar un tiempo entre cada embarazo. Algunas investigaciones sugieren que existe una relación entre los embarazos con menos de seis meses de diferencia, o con más de 59 meses de diferencia, y un mayor riesgo de parto prematuro. Considera hablar con el proveedor de atención médica sobre esperar un tiempo entre cada embarazo.
  • Tener cuidado cuando uses tecnología de reproducción asistida (TRA). Si estás planificando usar TRA para quedar embarazada, ten en cuenta cuántos embriones se implantarán. Los embarazos múltiples corren un mayor riesgo de trabajo de parto prematuro.
  • Tratar las afecciones crónicas. Ciertas afecciones, como la diabetes, la presión arterial alta y la obesidad, aumentan el riesgo de trabajo de parto prematuro. Trabaja con el proveedor de atención médica para mantener bajo control cualquier afección crónica que tengas.

Si el proveedor de atención médica determina que tienes un mayor riesgo de trabajo de parto prematuro, puede recomendarte que tomes medidas adicionales para reducir el riesgo.

May 05, 2020
  1. Lockwood CJ. Preterm labor: Clinical findings, diagnostic evaluation, and initial treatment. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 15, 2019.
  2. Cunningham FG, et al., eds. Preterm birth. In: Williams Obstetrics. 25th ed. McGraw-Hill Education; 2018. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed Oct.16, 2019.
  3. Frequently asked questions: Labor, delivery, and postpartum care FAQ087: Preterm (premature) labor and birth. American College of Obstetricians and Gynecologists. https://www.acog.org/Patients/FAQs/Preterm-Premature-Labor-and-Birth. Accessed Oct.14, 2019.
  4. American College of Obstetricians and Gynecologists. Practice Bulletin No. 171: Management of preterm labor. Obstetrics & Gynecology. 2016; doi:10.1097/AOG.0000000000001711. Reaffirmed 2019.
  5. Simhan HN, et al. Inhibition of acute preterm birth. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 15, 2019.
  6. Robinson JN, et al. Preterm birth: Risk factors, interventions for risk reduction, and maternal prognosis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 15, 2019.
  7. DeCherney AH, et al., eds. Late pregnancy complications. In: Current Diagnosis & Treatment: Obstetrics & Gynecology. 12th ed. McGraw-Hill Education; 2019. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed Oct. 16, 2019.
  8. American College of Obstetricians and Gynecologists. Practice Bulletin No. 142: Cerclage for the management of cervical insufficiency. Obstetrics & Gynecology. 2014; doi: 10.1097/01.AOG.0000443276.68274.cc.
  9. Resnik R, et al., eds. Preterm labor and birth. In: Creasy and Resnik's Maternal-Fetal Medicine: Principles and Practice. 8th ed. Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed Oct.16, 2019.
  10. Frequently asked questions: Labor, delivery, and postpartum care FAQ004: How to tell when labor begins. American College of Obstetricians and Gynecologists. https://www.acog.org/Patients/FAQs/How-to-Tell-When-Labor-Begins. Accessed Oct. 14, 2019.
  11. American College of Obstetricians and Gynecologists. Practice Bulletin No. 713: Antenatal corticosteroid therapy for fetal maturation. Obstetrics & Gynecology. 2017; doi: 10.1097/AOG.0000000000002237.
  12. Wick MJ (expert opinion). Mayo Clinic. Oct. 25, 2019.
  13. Norwitz ER. Progesterone supplementation to reduce the risk of spontaneous preterm birth. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 15, 2019.
  14. Conde-Agudelo A, et al. Vaginal progesterone is as effective as cervical cerclage to prevent preterm birth in women with a singleton gestation, previous spontaneous preterm birth, and a short cervix: Updated indirect comparison meta-analysis. American Journal of Obstetrics & Gynecology. 2018; doi: 10.1016/j.ajog.2018.03.028.