Descripción general

El síndrome posconmocional es un trastorno complejo en el que diversos síntomas, como dolores de cabeza y mareos, persisten por semanas y, a veces, meses después de la lesión que causó la conmoción.

La conmoción es una lesión cerebral traumática leve que generalmente se produce después de un golpe en la cabeza. También puede provocarse por sacudones y movimientos violentos de la cabeza y el cuerpo. No es necesario perder el conocimiento para tener una conmoción o padecer el síndrome posconmocional. De hecho, el riesgo de síndrome posconmocional no parece estar asociado con la gravedad de la lesión inicial.

En la mayoría de las personas, los síntomas se manifiestan dentro de los primeros siete a diez días y desaparecen al cabo de tres meses. A veces, pueden durar un año o más.

El objetivo del tratamiento después de la conmoción es controlar los síntomas de manera efectiva.

Síntomas

Los síntomas del síndrome posconmocional comprenden:

  • Dolores de cabeza
  • Mareos
  • Fatiga
  • Irritabilidad
  • Ansiedad
  • Insomnio
  • Pérdida de concentración y memoria
  • Zumbido en los oídos
  • Visión borrosa
  • Sensibilidad al ruido y la luz
  • Rara vez, reducción del gusto y el olfato

Los dolores de cabeza que aparecen después de una conmoción pueden variar y sentirse como dolores de cabeza de tipo tensional o como migrañas. La mayoría de las veces, son dolores de cabeza de tipo tensional. Pueden estar asociados con una lesión en el cuello producida al mismo tiempo que la lesión en la cabeza.

Cuándo consultar al médico

Consulta a un médico si sufres una lesión en la cabeza lo bastante fuerte como para causar confusión o amnesia, incluso si nunca pierdes el conocimiento.

Si tienes una conmoción mientras practicas un deporte, no regreses al juego. Busca atención médica para no correr el riesgo de que tu lesión empeore.

Causas

Algunos expertos creen que los síntomas posconmocionales son causados por lesiones estructurales al cerebro o por la interrupción del sistema de mensajes de los nervios, que se producen como resultado del impacto que ocasionó la conmoción.

Otros creen que los síntomas posconmocionales están relacionados con factores psicológicos, en especial, porque los síntomas más frecuentes —dolores de cabeza, mareos y problemas de sueño— son similares a los que tienen las personas con diagnóstico de depresión, ansiedad o trastorno por estrés postraumático.

En muchos casos, tanto los efectos psicológicos del trauma cerebral como las reacciones emocionales a estos efectos tienen un papel fundamental en el desarrollo de los síntomas.

Los científicos no determinaron por qué algunas personas que tuvieron conmociones presentan síntomas posconmocionales continuos mientras que otras no. No existe una conexión probada entre la gravedad de la lesión y las posibilidades de presentar síntomas posconmocionales persistentes.

Sin embargo, algunas investigaciones demuestran que ciertos factores son más frecuentes en las personas que tienen síndrome posconmocional en comparación con aquellas que no lo presentan. Estos factores comprenden antecedentes de depresión, ansiedad, trastorno de estrés postraumático, factores de estrés importantes en la vida, un sistema de apoyo social deficiente y falta de capacidad de enfrentar desafíos o situaciones.

Aún se necesitan más investigaciones para poder comprender mejor cómo y por qué el síndrome posconmocional se presenta después de algunas lesiones y no de otras.

Factores de riesgo

Algunos de los factores de riesgo de sufrir el síndrome posconmocional son:

  • Edad. Los estudios han determinado que la edad avanzada es un factor de riesgo para el síndrome posconmocional.
  • Sexo. Las mujeres tienen más probabilidades de que les diagnostiquen síndrome posconmocional, pero esto puede ser, en parte, porque, en general, es más posible que las mujeres busquen atención médica.

Prevención

La única manera conocida de prevenir el síndrome posconmocional es evitar las lesiones en la cabeza en primer lugar.

Prevención de lesiones en la cabeza

Aunque no puedes estar preparado para cada situación posible, a continuación, te ofrecemos algunos consejos para evitar las posibles causas frecuentes de lesiones en la cabeza:

  • Abróchate el cinturón de seguridad cada vez que viajes en auto y asegúrate de que los niños viajen en asientos de seguridad adecuados para su edad. Los niños menores de 13 están más seguros si viajan en los asientos traseros, en especial, si el auto tiene airbags.
  • Usa casco cada vez que tú o tus hijos anden en bicicleta, patinen, esquíen, hagan snowboard, jueguen al fútbol americano, bateen o corran por las bases en sóftbol o béisbol, anden en patineta o cabalguen. Usa un casco cuando andes en motocicleta.
  • Toma medidas en tu hogar para evitar caídas, como quitar las alfombras pequeñas, mejorar la iluminación o colocar pasamanos.

July 28, 2017
References
  1. Smith ST. Postconcussion syndrome: An overview for clinicians (Síndrome posconmocional: descripción general para profesionales clínicos de salud). Psychiatric Annals (Anales de Psiquiatría). 2017;47:77.
  2. Mullally WJ. Concussion (Conmoción cerebral). The American Journal of Medicine (Revista Estadounidense de Medicina). En prensa. Último acceso: 30 de mayo de 2017.
  3. Tapia RN, et al. Rehabilitation of persistent symptoms after concussion (Rehabilitación de los síntomas persistentes después de una conmoción). Physical Medicine and Rehabilitation Clinics of North America (Clínicas de Medicina Física y Rehabilitación de Norteamérica). 2017;28:287.
  4. Evans, RW. Postconcussion syndrome (Síndrome posconmocional). https://www.uptodate.com/home. Último acceso: 24 de mayo de 2017.
  5. Ferri FF. Postconcussive syndrome (Síndrome posconmocional). En: Ferri’s Clinical Advisor 2017 (Consejos clínicos de Ferri 2017). Filadelfia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 2 de junio de 2017.
  6. Bramley H, et al. Mild traumatic brain injury and post-concussion syndrome (Lesión cerebral traumática leve y síndrome posconmocional). Sports Medicine and Arthroscopy Review (Revisión de la artroscopia y la medicina deportiva). 2016;24:123.
  7. Schultz BA (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 13 de junio de 2017.
  8. What can I do to help prevent traumatic brain injury? (¿Qué puedo hacer para prevenir una lesión cerebral traumática?). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). https://www.cdc.gov/traumaticbraininjury/prevention.html. Último acceso: 2 de junio de 2017.
  9. Bellamkonda E (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 13 de junio de 2017.