Diagnóstico

Ninguna prueba individual que te hagas indicará que tienes síntomas persistentes posteriores a una conmoción cerebral.

El médico puede pedir una exploración del cerebro para detectar otros problemas que podrían estar causando los síntomas. Es posible que te realicen una tomografía computarizada (TAC) o una resonancia magnética (IRM) para detectar anomalías estructurales en el cerebro.

Si experimentas muchos mareos, es posible que te remitan a un especialista en problemas de oídos, nariz y garganta.

También pueden remitirte a un psicólogo o a un consejero habilitado si tienes síntomas de ansiedad o depresión, o si tienes problemas de memoria o de resolución de problemas.

Más información

Tratamiento

No hay ningún tratamiento específico para los síntomas persistentes posteriores a una conmoción cerebral. El médico tratará los síntomas individuales que experimentes. Los tipos de síntomas y su frecuencia son específicos de cada persona.

Dolores de cabeza

Los medicamentos de uso frecuente para las migrañas o los dolores de cabeza tensionales, incluso algunos antidepresivos, antihipertensivos y antiepilépticos, parecen ser eficaces para los dolores de cabeza que ocurren después de una conmoción cerebral. Los medicamentos son, en general, específicos para cada individuo, entonces tú y el médico analizarán cuál es el más adecuado para ti.

Ten en cuenta que el uso excesivo de analgésicos de venta con receta médica y de venta libre puede contribuir a dolores de cabeza persistentes después de la conmoción.

Problemas de memoria y razonamiento

En la actualidad, no se recomienda específicamente ningún medicamento para el tratamiento de problemas cognitivos posteriores a una lesión cerebral traumática leve. Es posible que el tiempo sea la mejor terapia si tienes problemas cognitivos. La mayoría de ellos desaparecen por sí solos en las semanas o meses posteriores a la lesión.

Pueden ser útiles ciertas formas de terapia cognitiva, como la rehabilitación enfocada, que proporciona capacitación sobre áreas específicas que necesitas fortalecer. Algunas personas necesitan terapia ocupacional o del habla. El estrés puede aumentar la intensidad de los síntomas cognitivos, y aprender estrategias de manejo del estrés puede resultar útil para disminuir los síntomas cognitivos. La terapia de relajación también puede ayudar.

Depresión y ansiedad

Con frecuencia, los síntomas persistentes del síndrome posconmocional mejoran una vez que la persona afectada se entera de que hay una causa para sus síntomas y de que estos probablemente mejorarán con el tiempo. La educación sobre este trastorno puede aliviar los temores de la persona y darle tranquilidad.

Si después de una conmoción cerebral sufres depresión o ansiedad por primera vez o se intensifica la que ya padecías, tienes algunas opciones de tratamiento:

  • Psicoterapia. Puede resultarte útil analizar tus inquietudes con un psicólogo o psiquiatra que tenga experiencia con personas que tienen una lesión cerebral.
  • Medicamentos. Para combatir la ansiedad o la depresión, pueden recetarte antidepresivos o medicamentos contra la ansiedad.

Preparación para la consulta

Generalmente, un médico de la sala de emergencias realiza el diagnóstico inicial de una conmoción cerebral. Una vez que recibes el alta, para recibir atención médica puedes acudir a tu médico de cabecera o a un médico de atención primaria.

Es posible que te deriven a un médico especialista en los trastornos del cerebro y del sistema nervioso (neurólogo) o a un médico especialista en rehabilitación cerebral (fisiatra).

Si te derivan a un especialista, es una buena idea estar bien preparado para la cita médica. A continuación, incluimos información que te ayudará a prepararte para la cita y a saber qué puedes esperar del médico.

Qué puedes hacer

  • Anota los síntomas que tengas, incluidos aquellos que quizás no parezcan relacionados con el motivo de la cita.
  • Anota información personal clave, como episodios de estrés importantes o cambios recientes en tu vida.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas o los suplementos que tomes.
  • Si es posible, pídele a un familiar o a un amigo que te acompañen. En ocasiones, puede ser difícil recordar toda la información que se te proporciona durante una cita médica. La persona que te acompañe podría recordar algún detalle que tú hayas pasado por alto u olvidado.
  • Escribe preguntas para hacerle al médico.

Preparar una lista de preguntas puede ayudarte a aprovechar al máximo tu cita médica. Organiza tus preguntas de la más importante a la menos importante por si se acaba el tiempo.

En caso de padecer síntomas persistentes después de la conmoción cerebral, estas son algunas preguntas básicas que puedes hacerle al médico:

  • ¿Por qué siguen apareciendo estos síntomas?
  • ¿Durante cuánto tiempo continuarán?
  • ¿Necesito alguna prueba adicional? ¿Estas pruebas requieren alguna preparación especial?
  • ¿Hay algún tratamiento disponible? ¿Cuál recomiendas?
  • ¿Debo restringir alguna actividad?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web recomienda visitar?
  • ¿Cuándo puedo regresar al trabajo?
  • ¿Cuándo puedo volver a conducir?
  • ¿Beber alcohol presenta algún riesgo?
  • ¿Puedo tomar los medicamentos que me recetaron antes de la lesión?

Además de las preguntas que preparaste para hacerle al médico, no dudes en hacer preguntas durante la cita.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas. Estar preparado para responderlas puede ahorrarte tiempo para consultar sobre cualquier tema al que quieras dedicarle más tiempo. El médico puede preguntarte:

  • ¿Cómo ocurrió la lesión inicial?
  • ¿Los síntomas han sido continuos o son ocasionales?
  • ¿Qué síntomas tienes por el momento?
  • ¿Con qué frecuencia se manifiestan los síntomas?
  • ¿Hay algo que parezca mejorar los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, empeore los síntomas?
  • ¿Los síntomas empeoran, permanecen iguales o mejoran?
Oct. 06, 2020
  1. Smith ST. Postconcussion syndrome: An overview for clinicians. Psychiatric Annals. 2017; doi: 10.3928/00485713-20161222-01.
  2. Mullally WJ. Concussion. The American Journal of Medicine. In press. Accessed May 30, 2017.
  3. Tapia RN, et al. Rehabilitation of persistent symptoms after concussion. Physical Medicine and Rehabilitation Clinics of North America. 2017;28:287.
  4. Evans RW. Postconcussion syndrome. https://www.uptodate.com/home. Accessed May 24, 2017.
  5. Ferri FF. Postconcussive syndrome. In: Ferri's Clinical Advisor 2017. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Accessed June 2, 2017.
  6. Bramley H, et al. Mild traumatic brain injury and post-concussion syndrome. Sports Medicine and Arthroscopy Review. 2016;24:123.
  7. Schultz BA (expert opinion). Mayo Clinic. Sept. 1, 2020.
  8. What can I do to help prevent traumatic brain injury? Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/traumaticbraininjury/prevention.html. Accessed Sept. 1, 2020.
  9. Bellamkonda E (expert opinion). Mayo Clinic. Sept. 18, 2020.
  10. Child passenger safety. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/healthcommunication/toolstemplates/entertainmented/tips/ChildPassSafety.html. Accessed Sept. 1, 2020.

Síntomas persistentes posteriores a una conmoción cerebral (síndrome posconmocional)