Se desconoce la causa exacta de la polimialgia reumática. Hay dos factores que parecen estar involucrados en el desarrollo de este trastorno:

  • Genética. Algunos genes y variaciones genéticas pueden incrementar tu susceptibilidad.
  • Exposición ambiental. Los casos nuevos de polimialgia reumática tienden a presentarse en ciclos y pueden manifestarse de manera estacional. Esto sugiere que quizás haya un desencadenante ambiental, tal como un virus. Sin embargo, no hay un virus específico que haya demostrado ser la causa de la polimialgia reumática.

Arteritis de células gigantes

La polimialgia reumática y otra enfermedad conocida como «arteritis de células gigantes» comparten muchas similitudes. La arteritis de células gigantes produce inflamación en el recubrimiento de las arterias, con mayor frecuencia, las arterias localizadas en las sienes. La arteritis de células gigantes puede provocar dolores de cabeza, dolor de mandíbula, problemas de visión y sensibilidad en el cuero cabelludo. Si no se trata, puede causar un accidente cerebrovascular o ceguera.

La polimialgia reumática y la arteritis de células gigantes pueden ser la misma enfermedad, pero con manifestaciones diferentes. La coincidencia entre las dos enfermedades es significativa:

  • Aproximadamente el 20 por ciento de las personas con polimialgia reumática también tienen signos y síntomas de arteritis de células gigantes.
  • Cerca de la mitad de las personas con arteritis de células gigantes también podrían tener polimialgia reumática.
Sept. 17, 2015