Diagnóstico

El médico analizará en detalle tu historia clínica y te realizará una exploración física.

Análisis de sangre

Si tienes policitemia vera, el análisis de sangre puede revelar lo siguiente:

  • Un aumento en la cantidad de glóbulos rojos y, en algunos casos, un aumento en las plaquetas o los glóbulos blancos
  • Un aumento en el porcentaje de glóbulos rojos que componen el volumen sanguíneo total (medición de hematocritos)
  • Niveles elevados de la proteína rica en hierro de los glóbulos rojos que transporta oxígeno (hemoglobina).
  • Niveles muy bajos de una hormona que estimula la médula ósea para que produzca nuevos glóbulos rojos (eritropoyetina)

Biopsia o aspirado de médula ósea

Si el médico sospecha que tienes policitemia vera, podría recomendar una biopsia o un aspirado de médula ósea para extraer una muestra de médula ósea y analizarla. Una biopsia de médula ósea implica tomar una muestra de material sólido de la médula ósea.

Generalmente, el aspirado de médula ósea se realiza al mismo tiempo. Durante la realización de un aspirado, el médico extrae una muestra de la parte líquida de la médula.

Pruebas para la mutación genética que ocasiona policitemia vera

Si tienes policitemia vera, un análisis de la médula ósea o de sangre también puede revelar la mutación JAK2 en las células que está asociada a la enfermedad.

Tratamiento

La policitemia vera es una enfermedad crónica que no tiene cura. El tratamiento se centra en la reducción de la cantidad de células sanguíneas. En muchos casos, el tratamiento puede reducir el riesgo de tener complicaciones a partir de la policitemia vera y aliviar los signos y síntomas.

El tratamiento puede comprender:

  • Extraer sangre de las venas. Por lo general, la primera opción de tratamiento para las personas que padecen policitemia vera es la extracción de un poco de sangre de las venas en un procedimiento llamado «flebotomía». Esto reduce la cantidad de células sanguíneas y disminuye el volumen de sangre, lo que hace más fácil su funcionamiento. La frecuencia con la que necesitas una flebotomía depende de la gravedad de tu enfermedad.
  • Dosis baja de aspirina. El médico puede recomendarte que tomes una dosis baja de aspirina para reducir el riesgo de que se formen coágulos. Las dosis bajas de aspirina también podrían ayudar a reducir el ardor en los pies o las manos.
  • Medicamentos para disminuir las células sanguíneas. Las personas con policitemia vera que no obtienen resultados con la flebotomía solamente, podrían usar medicamentos, como la hidroxiurea (Droxia, Hydrea), para inhibir la capacidad de la médula ósea de producir células sanguíneas.

    El interferón alfa puede usarse para estimular el sistema inmunitario con el fin de combatir la producción excesiva de glóbulos rojos. Podría utilizarse en personas que no responden bien a la hidroxiurea. Se está estudiando en ensayos clínicos.

  • Medicamentos para destruir las células cancerosas. El ruxolitinib (Jakafi) está aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos para tratar a personas con policitemia vera que no responden a la hidroxiurea o que no pueden tomarla. Ayuda al sistema inmunitario a destruir las células cancerosas y puede mejorar algunos de los síntomas de la policitemia vera.
  • Terapia para disminuir la picazón. Si sientes una picazón molesta, el médico puede recetarte medicamentos, por ejemplo antihistamínicos, o recomendarte un tratamiento con luz ultravioleta para aliviar el malestar.

    Los medicamentos que suelen utilizarse para tratar la depresión, llamados «inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina», ayudaron a aliviar la picazón en los ensayos clínicos. Los ejemplos de ISRS comprenden la paroxetina (Paxil) o la fluoxetina (Prozac).

Se están estudiando medicamentos que inhiben el gen JAK2 y otros.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Estilo de vida y remedios caseros

Si te han diagnosticado policitemia vera, puedes tomar medidas para sentirte mejor. Intenta lo siguiente:

  • Haz ejercicio. El ejercicio moderado, como caminar, puede mejorar el flujo sanguíneo, lo que disminuye el riesgo de coágulos sanguíneos. Los estiramientos y ejercicios de piernas y tobillos también pueden mejorar la circulación de la sangre.
  • Evita el tabaco. El uso de tabaco puede provocar estrechamiento de los vasos sanguíneos y aumentar el riesgo de infarto de miocardio o accidente cerebrovascular debido a los coágulos de sangre.
  • Cuida tu piel. Para aliviar la picazón, báñate en agua fría, utiliza un limpiador suave y sécate la piel dando golpecitos. Incorporar almidón, como el almidón de maíz, al baño puede ser de ayuda. Evita los jacuzzis, las bañeras de hidromasaje climatizadas y las duchas o baños calientes.

    Trata de no rascarte, ya que esto puede dañarte la piel y aumentar el riesgo de infección. Usa una loción para mantener la piel húmeda.

  • Evita las temperaturas extremas. Un flujo sanguíneo deficiente aumenta el riesgo de lesiones derivadas de las temperaturas bajas y altas. En invierno, usa siempre ropa de abrigo, especialmente en las manos y los pies. En verano, protégete del sol y bebe abundante líquido.
  • Presta atención a las llagas. La mala circulación puede dificultar la curación de las llagas, especialmente en las manos y los pies. Inspecciona tus pies con regularidad e infórmale al médico si tienes llagas.

Preparación para la consulta

Es probable que comiences por consultar con tu médico de atención primaria. Si te diagnostican policitemia vera, es posible que te deriven a un médico que se especialice en enfermedades de la sangre (hematólogo).

La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta.

Qué puedes hacer

Prepara una lista de lo siguiente:

  • Los síntomas, incluso aquellos que parezcan no estar relacionados con el motivo por el que programaste la consulta, así como el momento en el que comenzaron a manifestarse
  • Tu información personal más importante, incluso otras enfermedades que tengas y la historia clínica de tu familia
  • Todos los medicamentos, las vitaminas o los suplementos que tomes, incluso las dosis
  • Preguntas para hacerle al médico

Si es posible, pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe, para que te ayude a recordar la información que recibas.

En el caso de la policitemia vera, algunas preguntas para hacerle al médico pueden ser las siguientes:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Qué pruebas necesito hacerme?
  • ¿Esta enfermedad es temporal o la tendré de por vida?
  • ¿Qué tratamientos hay disponibles y cuáles me recomiendas?
  • Tengo otros problemas de salud. ¿Cuál es la mejor manera de controlarlos en forma conjunta?
  • ¿Debería consultar a un especialista?
  • ¿Tendré que hacer visitas de seguimiento? Si es así, ¿con qué frecuencia?
  • ¿Hay folletos u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomiendas?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te pregunte lo siguiente:

  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Cuán intensos son los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, esté mejorando los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, esté empeorando los síntomas?
Feb. 08, 2017
  1. Tefferi A. Diagnostic approach to the patient with polycythemia (Enfoque diagnóstico para el paciente con policitemia). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 16 de noviembre de 2016.
  2. Polycythemia vera (Policitemia vera). Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (National Heart, Lung, and Blood Institute). http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/poly/. Último acceso: 16 de noviembre de 2016.
  3. Tefferi A. Prognosis and treatment of polycythemia vera (Pronóstico y tratamiento de la policitemia vera). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 16 de noviembre de 2016.
  4. Polycythemia vera facts (Información sobre la policitemia vera). Sociedad de Lucha contra la Leucemia y el Linfoma (Leukemia & Lymphoma Society). https://www.lls.org/llssearch?search-terms=polycythemia+vera&search_language=en. Último acceso: 16 de noviembre de 2016.
  5. Mesa RA, et al. Effect of ruxolitinib therapy on myelofibrosis-related symptoms and other patient-reported outcomes in COMFORT-I: A randomized, double-blind, placebo-controlled trial (El efecto del tratamiento con ruxolitinib en los síntomas relacionados con la mielofibrosis y otras respuestas informadas por los pacientes en COMFORT-I: ensayo aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo). Journal of Clinical Oncology (Revista de Oncología Clínica). 2013;31:1285.
  6. Brian JC, et al. Overcoming treatment challenges in myelofibrosis and polycythemia vera: The role of ruxolitinib (Cómo superar las dificultades del tratamiento en la mielofibrosis y la policitemia vera: la función del ruxolitinib). Cancer Chemotherapy and Pharmacology (Quimioterapia y farmacología para el tratamiento del cáncer). 2016;77:1125.
  7. Geyer H, et al. Symptomatic profiles of patients with polycythemia vera: Implications of inadequately controlled disease (Perfiles sintomáticos de pacientes con policitemia vera: implicaciones del control inadecuado de la enfermedad). Journal of Clinical Oncology (Revista de Oncología Clínica). 2016;34:151.
  8. Polycythemia vera (Policitemia vera). Merck Manual Professional Version (Versión para profesionales del Manual Merck). http://www.merckmanuals.com/professional/hematology-and-oncology/myeloproliferative-disorders/polycythemia-vera. Último acceso: 16 de noviembre de 2016.