Por lo general, los gérmenes que se encuentran alrededor del catéter provocan peritonitis asociada con la diálisis peritoneal. Si estás recibiendo un tratamiento de diálisis peritoneal, toma las siguientes medidas para prevenir una peritonitis:

  • Lávate las manos, incluso debajo de las uñas y entre los dedos, antes de tocar el catéter.
  • Limpia la piel que se encuentra alrededor del catéter con un antiséptico todos los días.
  • Guarda tus suministros en un lugar higiénico.
  • Usa una mascarilla quirúrgica durante los intercambios de líquido de diálisis.
  • Si tienes mascotas, no duermas con ellas.
  • Habla con tu equipo de atención de diálisis sobre el cuidado adecuado para el catéter para diálisis peritoneal.

Si has tenido peritonitis espontánea anteriormente o si tienes acumulación de líquido peritoneal debido a una enfermedad como cirrosis, el médico puede recetarte antibióticos para prevenir una peritonitis. Si estás tomando un inhibidor de la bomba de protones, el médico puede pedirte que dejes de tomarlo.

Qué hacer en caso de dolor abdominal o de una lesión nueva

La peritonitis se puede producir debido a una ruptura del apéndice o a una lesión abdominal relacionada con un trauma.

  • Busca atención médica inmediata si sientes un dolor abdominal tan intenso que no puedes permanecer sentado o encontrar una posición cómoda.
  • Llama al 911 o a la asistencia médica de urgencia si sientes un dolor abdominal intenso luego de un accidente o de una lesión.
March 31, 2015