Descripción general

La periodontitis, también llamada enfermedad de las encías, es una grave infección de las encías que daña el tejido blando y que, sin tratamiento, puede destruir el hueso que sostiene los dientes. La periodontitis puede hacer que los dientes se aflojen o que se pierdan.

La periodontitis es frecuente, pero puede prevenirse en gran medida. Suele ser el resultado de una mala higiene bucal. Cepillarse los dientes por lo menos dos veces al día, usar hilo dental diariamente y hacerse revisiones dentales con regularidad puede mejorar enormemente las posibilidades de un tratamiento exitoso de la periodontitis y también puede reducir las posibilidades de desarrollarla.

Síntomas

Las encías sanas son firmes y de color rosa pálido, y encajan perfectamente alrededor de los dientes. Los signos y síntomas de la periodontitis pueden comprender los siguientes:

  • Encías inflamadas o hinchadas
  • Encías de color rojo brillante, rojo oscuro o morado
  • Encías sensibles al tacto
  • Encías que sangran fácilmente
  • Cepillo de dientes teñido de rosa después del cepillado
  • Escupir sangre al cepillarse los dientes o al usar el hilo dental
  • Mal aliento
  • Pus entre los dientes y las encías
  • Dientes flojos o pérdida de dientes
  • Dolor al masticar
  • Se crean nuevos espacios entre los dientes
  • Encías que se retraen de los dientes (se reabsorben), lo que hace que los dientes se vean más largos de lo normal
  • Cambio en la manera en que se unen los dientes al morder

Cuándo consultar al dentista

Sigue las recomendaciones de tu dentista para los controles periódicos. Pide una cita con tu dentista lo antes posible si observas algún síntoma de periodontitis. Cuanto antes busques atención médica, mejores serán tus posibilidades de revertir el daño de la periodontitis.

Causas

En la mayoría de los casos, el desarrollo de la periodontitis comienza con la placa, una película pegajosa compuesta principalmente por bacterias. Si no se trata, la placa puede eventualmente puede provocar periodontitis:

  • La placa se forma en los dientes cuando los almidones y los azúcares de la comida interactúan con las bacterias que se encuentran normalmente en la boca. Cepillarse los dientes dos veces al día y usar hilo dental una vez al día remueve la placa, pero se vuelve a formar rápidamente.
  • La placa puede endurecerse bajo la línea de la encía y convertirse en sarro dental (tártaro) si queda en los dientes. El sarro dental es más difícil de eliminar y está lleno de bacterias. Cuanto más tiempo permanezcan la placa y el sarro dental en los dientes, más daño pueden hacer. No puedes deshacerte del sarro dental cepillándote los dientes y usando hilo dental, necesitas que un profesional te realice una limpieza dental para quitarlo.
  • La placa puede causar gingivitis, el tipo más leve de enfermedad de las encías. La gingivitis es la irritación e inflamación de la parte del tejido de la encía que rodea la base de los dientes (tejido gingival). La gingivitis puede revertirse con un tratamiento profesional y un buen cuidado bucal en casa.
  • La inflamación continua de las encías puede causar periodontitis, que hace que eventualmente se formen bolsas entre las encías y los dientes que se llenan con placa, sarro dental y bacterias. Con el tiempo, estas bolsas se hacen más profundas, y acumulan más bacterias. Si no se tratan, estas infecciones profundas causan pérdida de tejido y hueso, y finalmente, puedes perder uno o más dientes. Además, la inflamación crónica continua puede sobrecargar tu sistema inmunitario.

Factores de riesgo

Estos son algunos de los factores que aumentan el riesgo de periodontitis:

  • Gingivitis
  • Hábitos de salud oral deficientes
  • Fumar o mascar tabaco
  • Cambios hormonales, como aquellos relacionados con el embarazo o la menopausia
  • El uso de drogas recreativas, como fumar marihuana o vapear.
  • Obesidad
  • Nutrición inadecuada, incluida la deficiencia de vitamina C
  • Genética
  • Ciertos medicamentos que provocan sequedad de la boca o cambios en las encías
  • Afecciones que causan una disminución de la inmunidad, como la leucemia, el VIH/SIDA y el tratamiento del cáncer
  • Ciertas enfermedades, como la diabetes, la artritis reumatoide y la enfermedad de Crohn

Complicaciones

La periodontitis puede causar la pérdida de dientes. La bacteria responsable de la periodontitis puede entrar en el torrente sanguíneo a través del tejido de las encías, afectando posiblemente a otras partes del cuerpo. Por ejemplo, la periodontitis está relacionada con las enfermedades respiratorias, la artritis reumatoide, la enfermedad de las arterias coronarias y los problemas de control de la glucosa sanguínea en la diabetes.

Prevención

El mejor modo de prevenir la periodontitis es seguir un programa de buena higiene bucal, que comience en los primeros años y se practique consistentemente durante toda la vida.

  • Buena higiene bucal. Eso significa cepillarte los dientes durante dos minutos al menos dos veces al día, por la mañana y antes de ir a dormir, y usar hilo dental al menos una vez al día. Usar hilo dental antes de cepillarte los dientes te permite eliminar las partículas sueltas de alimentos y las bacterias. Una buena higiene bucal evita el desarrollo de un ambiente alrededor de los dientes que sea favorable para las bacterias específicas que causan la enfermedad periodontal.
  • Visitas dentales regulares. Visita al dentista o higienista dental periódicamente para hacerte una limpieza, por lo general cada seis a 12 meses. Si tienes factores de riesgo que aumentan tus posibilidades de contraer periodontitis, como la boca seca, el consumo de determinados medicamentos o el tabaquismo, es posible que necesites una limpieza profesional con mayor frecuencia.

May 05, 2020
  1. Overview of periodontal disease. Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/dental-disorders/periodontal-disorders/overview-of-periodontal-disease. Accessed Sept. 26, 2019.
  2. Gum disease: Causes, symptoms, and treatments. National Institute of Dental and Craniofacial Research. https://www.nidcr.nih.gov/health-info/gum-disease/more-info#. Accessed Sept. 26, 2019.
  3. Caton JG, et al. A new classification scheme for periodontal and peri-implant diseases and conditions ― Introduction and key changes from the 1999 classification. Journal of Clinical Periodontology. 2018; doi:10.1111/jcpe.12935.
  4. Periodontal (gum) disease. National Institute of Dental and Craniofacial Research. https://catalog.nidcr.nih.gov/OrderPublications/#10. Accessed Sept. 26, 2019.
  5. Periodontal disease. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/oralhealth/conditions/periodontal-disease.html. Accessed Sept. 26, 2019.
  6. AskMayoExpert. Periodontal disease. Mayo Clinic; 2019.
  7. Smiley CJ, et al. Evidence-based clinical practice guideline on the nonsurgical treatment of chronic periodontitis by means of scaling and root planing with or without adjuncts. Journal of the American Dental Association. 2015; doi:10.1016/j.adaj.2015.01.026.
  8. Papapanou PN, et al. Periodontitis: Consensus report of workgroup 2 of the 2017 World Workshop on the Classification of Periodontal and Peri-Implant Diseases and Conditions. Journal of Periodontology. 2018; doi:10.1002/JPER.17-0721.
  9. Slots J. Periodontitis: Facts, fallacies and the future. Periodontology 2000. 2017; doi:10.1111/prd.12221.
  10. Nazir MA. Prevalence of periodontal disease, its association with systemic diseases and prevention. International Journal of Health Sciences. 2017; https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5426403/. Accessed Sept. 30, 2019.
  11. Graziani F, et al. Nonsurgical and surgical treatment of periodontitis: How many options for one disease? Periodontology 2000. 2017; doi:10.1111/prd.12201.
  12. Salinas TJ (expert opinion). Mayo Clinic. Jan. 14, 2020.
  13. Ramoa CP, et al. Increasing popularity of waterpipe tobacco smoking and electronic cigarette use: Implications for oral health care. Journal of Periodontal Research. 2017; doi:10.1111/jre.12458.
  14. Gu Z, et al. Marijuana-derived cannabinoids trigger a CB2/PI3K axis of suppression of the innate response to oral pathogens. Frontiers in Immunology. 2019; doi:10.3389/fimmu.2019.02288.
  15. Isik Andrikopoulos G, et al. Electronic nicotine delivery systems (ENDS) and their relevance in oral health. Toxics. 2019; doi:10.3390/toxics7040061.