Diagnóstico

Para determinar si tienes periodontitis y cuán grave es, el dentista puede hacer lo siguiente:

  • Revisar tus antecedentes médicos para identificar cualquier factor que pueda contribuir con los síntomas, como fumar o tomar ciertos medicamentos que provoquen sequedad de boca.
  • Examinar tu boca para buscar la acumulación de placa y sarro, y comprobar si hay tendencia al sangrado.
  • Usar un instrumento odontológico para medir la profundidad de la bolsa entre la encía y los dientes insertando una sonda metálica junto al diente, por debajo de la línea de la encía, generalmente, en varias partes de la boca. En una boca saludable, la profundidad de la bolsa suele ser de entre 1 y 3 milímetros (mm). Las bolsas con una profundad mayor a 4 mm pueden ser un indicio de periodontitis. Las bolsas con una profundad mayor a 5 mm no se pueden limpiar bien.
  • Tomar radiografías dentales para verificar si hay disminución de la masa ósea en áreas donde el dentista observa bolsas de mayor profundidad.

Tu dentista puede asignar una etapa y un grado a la periodontitis basándose en la gravedad de la enfermedad, la complejidad del tratamiento, los factores de riesgo y tu salud.

Tratamiento

Un periodoncista, dentista o higienista dental pueden realizar el tratamiento. El objetivo del tratamiento de la periodontitis es limpiar exhaustivamente las bolsas alrededor de los dientes y prevenir daños en el hueso que las rodea. Las mejores posibilidades de éxito en el tratamiento se obtienen cuando se adopta una rutina diaria de buen cuidado bucal, se controlan las afecciones de salud que pueden tener repercusión en la salud dental y se deja de fumar.

Tratamientos no quirúrgicos

Si la periodontitis no está avanzada, el tratamiento puede consistir en procedimientos menos invasivos, incluidos:

  • Raspado. El raspado elimina el sarro y las bacterias de la superficie de los dientes y debajo de las encías. Puede realizarse con instrumentos, un láser o un dispositivo ultrasónico.
  • Alisado radicular. El alisado radicular alisa las superficies de las raíces, desalentando una mayor acumulación de sarro y bacterias, y elimina los subproductos bacterianos que contribuyen a la inflamación y retrasan la cicatrización o la reimplantación de la encía en las superficies de los dientes.
  • Antibióticos. Los antibióticos tópicos u orales pueden ayudar a controlar la infección bacteriana. Los antibióticos tópicos pueden consistir en enjuagues bucales o geles con antibiótico, que se aplican en el espacio entre los dientes y la encía o dentro de las bolsas después de una limpieza profunda. Sin embargo, pueden ser necesarios antibióticos orales para eliminar por completo las bacterias que causan la infección.

Tratamientos quirúrgicos

Si tienes periodontitis avanzada, el tratamiento puede requerir una cirugía dental, por ejemplo:

  • Cirugía con colgajos (cirugía de reducción de las bolsas). El periodoncista hace pequeñas incisiones en la encía para poder levantar una sección del tejido de la encía, lo que expone las raíces para un raspado y alisado de la raíz más eficaces. Debido a que la periodontitis causa pérdida de la masa ósea, el hueso oculto se puede volver a moldear antes de que se suture el tejido de la encía nuevamente en su lugar. Una vez que te cures, será más fácil limpiar estas áreas y mantener el tejido de la encía saludable.
  • Injertos de tejido blando. Cuando pierdes el tejido de las encías, la línea gingival retrocede. Podría ser necesario que te refuercen parte del tejido blando dañado. Por lo general, esto se hace extrayendo una pequeña cantidad de tejido del techo de la boca (paladar) o utilizando tejido de otra fuente donante y adhiriéndolo al sitio afectado. Esto puede ayudar a reducir la recesión gingival, cubrir las raíces expuestas y dar a los dientes una apariencia más agradable.
  • Injerto óseo. Este procedimiento se realiza cuando la periodontitis ha destruido el hueso que rodea la raíz del diente. El injerto puede estar compuesto por pequeños fragmentos de tu propio hueso, o bien, el hueso puede ser sintético o donado. El injerto óseo ayuda a prevenir la pérdida del diente al sostenerlo en su lugar. También sirve como plataforma para el nuevo crecimiento del hueso natural.
  • Regeneración tisular guiada. Esto permite que el hueso destruido por las bacterias vuelva a crecer. Una de las técnicas consiste en que el dentista coloque una pieza especial de tela biocompatible entre el hueso existente y el diente. El material evita que ingrese tejido no deseado en el área de cicatrización, lo que permite que el hueso vuelva a crecer.
  • Proteínas estimulantes de tejidos. Otra técnica supone aplicar un gel especial a la raíz del diente afectado. Este gel contiene las mismas proteínas que se encuentran en el esmalte de los dientes en desarrollo y estimula el crecimiento de huesos y tejidos saludables.

Estilo de vida y remedios caseros

Ten en cuenta estas medidas para reducir o evitar la periodontitis:

  • Cepíllate los dientes dos veces por día o, mejor aún, después de cada comida o colación.
  • Usa un cepillo de dientes suave y reemplázalo al menos cada tres meses.
  • Considera la posibilidad de usar un cepillo de dientes eléctrico, que puede ser más eficaz para eliminar la placa y el sarro dental.
  • Usa hilo dental todos los días.
  • Usa un enjuague bucal para ayudar a reducir la placa entre los dientes, si te lo recomienda tu dentista.
  • Complementa el cepillado y el uso del hilo dental con un limpiador interdental, como un palillo dental, cepillo interdental o varilla dental diseñados especialmente para limpiar entre los dientes.
  • Realiza limpiezas dentales regulares con un profesional, de acuerdo a un cronograma recomendado por el dentista.
  • No fumes ni mastiques tabaco.

Preparación para la consulta

Puedes comenzar por consultar con el dentista. Dependiendo del grado de periodontitis que tengas, tu dentista puede derivarte a un especialista en el tratamiento de la enfermedad periodontal (periodoncista).

La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta y a saber qué puedes hacer para prepararte.

Qué puedes hacer

Para prepararte para tu cita, haz una lista con lo siguiente:

  • Cualquier síntoma que tengas, incluso los que no parezcan estar relacionados con el motivo de la cita.
  • Información personal clave, como cualquier afección médica que puedas tener.
  • Todos los medicamentos que tomas, incluso los de venta libre, vitaminas, plantas medicinales u otros suplementos, y las dosis.
  • Preguntas que puedes hacerle a tu dentista para aprovechar al máximo el tiempo juntos.

Las preguntas para hacerle al dentista pueden incluir:

  • ¿Qué puede estar provocando mis síntomas?
  • ¿Qué clase de pruebas, si las hubiera, necesito hacerme?
  • ¿Cuál es el mejor plan de acción?
  • ¿Mi seguro dental cubre los tratamientos que me está recomendando?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque que sugiere?
  • ¿Debo respetar alguna restricción?
  • ¿Qué medidas puedo tomar en casa para mantener las encías y los dientes saludables?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda tener?
  • ¿Qué sitios web me recomienda?

No dudes en hacer cualquier otra pregunta durante la cita.

Qué esperar del dentista

Es probable que el dentista te haga preguntas sobre tus síntomas, tales como:

  • ¿Cuándo comenzaste a tener los síntomas?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Con qué frecuencia te lavas los dientes?
  • ¿Usas hilo dental? ¿Con qué frecuencia?
  • ¿Con qué frecuencia ves al dentista?
  • ¿Qué afecciones médicas tienes?
  • ¿Qué medicamentos tomas?
  • ¿Consumes productos derivados del tabaco?

Preparar y anticipar las preguntas te ayudará a aprovechar al máximo tu tiempo con el dentista.

May 05, 2020
  1. Overview of periodontal disease. Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/dental-disorders/periodontal-disorders/overview-of-periodontal-disease. Accessed Sept. 26, 2019.
  2. Gum disease: Causes, symptoms, and treatments. National Institute of Dental and Craniofacial Research. https://www.nidcr.nih.gov/health-info/gum-disease/more-info#. Accessed Sept. 26, 2019.
  3. Caton JG, et al. A new classification scheme for periodontal and peri-implant diseases and conditions ― Introduction and key changes from the 1999 classification. Journal of Clinical Periodontology. 2018; doi:10.1111/jcpe.12935.
  4. Periodontal (gum) disease. National Institute of Dental and Craniofacial Research. https://catalog.nidcr.nih.gov/OrderPublications/#10. Accessed Sept. 26, 2019.
  5. Periodontal disease. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/oralhealth/conditions/periodontal-disease.html. Accessed Sept. 26, 2019.
  6. AskMayoExpert. Periodontal disease. Mayo Clinic; 2019.
  7. Smiley CJ, et al. Evidence-based clinical practice guideline on the nonsurgical treatment of chronic periodontitis by means of scaling and root planing with or without adjuncts. Journal of the American Dental Association. 2015; doi:10.1016/j.adaj.2015.01.026.
  8. Papapanou PN, et al. Periodontitis: Consensus report of workgroup 2 of the 2017 World Workshop on the Classification of Periodontal and Peri-Implant Diseases and Conditions. Journal of Periodontology. 2018; doi:10.1002/JPER.17-0721.
  9. Slots J. Periodontitis: Facts, fallacies and the future. Periodontology 2000. 2017; doi:10.1111/prd.12221.
  10. Nazir MA. Prevalence of periodontal disease, its association with systemic diseases and prevention. International Journal of Health Sciences. 2017; https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5426403/. Accessed Sept. 30, 2019.
  11. Graziani F, et al. Nonsurgical and surgical treatment of periodontitis: How many options for one disease? Periodontology 2000. 2017; doi:10.1111/prd.12201.
  12. Salinas TJ (expert opinion). Mayo Clinic. Jan. 14, 2020.
  13. Ramoa CP, et al. Increasing popularity of waterpipe tobacco smoking and electronic cigarette use: Implications for oral health care. Journal of Periodontal Research. 2017; doi:10.1111/jre.12458.
  14. Gu Z, et al. Marijuana-derived cannabinoids trigger a CB2/PI3K axis of suppression of the innate response to oral pathogens. Frontiers in Immunology. 2019; doi:10.3389/fimmu.2019.02288.
  15. Isik Andrikopoulos G, et al. Electronic nicotine delivery systems (ENDS) and their relevance in oral health. Toxics. 2019; doi:10.3390/toxics7040061.