Descripción general

La alergia a la penicilina es una reacción anormal de tu sistema inmunitario al medicamento antibiótico penicilina. La penicilina es recetada para tratar varias infecciones bacterianas.

Los signos y síntomas frecuentes de la alergia a la penicilina son entre otros urticaria, sarpullido y picazón. Una de las reacciones graves es la anafilaxia, una afección que puede poner en riesgo la vida y que afecta múltiples sistemas del cuerpo.

La investigación ha demostrado que se han diagnosticado alergias a la penicilina de manera excesiva —un problema que puede derivar en el uso de tratamientos antibióticos menos adecuados y más costosos—. Por lo tanto, es necesario un diagnóstico preciso cuando se sospecha alergia a la penicilina para asegurar las mejores opciones de tratamiento.

Otros antibióticos, en particular aquellos con propiedades químicas similares a la penicilina, también pueden provocar reacciones alérgicas.

Síntomas

Los signos y síntomas de una alergia a la penicilina a menudo aparecen dentro de una hora después de haber tomado el medicamento. Con menor frecuencia, las reacciones pueden ocurrir horas, días o semanas más tarde.

Estos son algunos de los signos y síntomas de la alergia a la penicilina:

  • Erupción cutánea
  • Urticaria
  • Picazón
  • Fiebre
  • Hinchazón
  • Falta de aire
  • Sibilancia
  • Catarro
  • Ojos llorosos y con picazón
  • Anafilaxia

Anafilaxia

La anafilaxia es una reacción alérgica poco frecuente que pone en riesgo la vida y causa una disfunción generalizada de los sistemas del cuerpo. Los signos y síntomas de la anafilaxia son los siguientes:

  • Estrechamiento de las vías respiratorias y de la garganta, lo que genera dificultad para respirar
  • Náuseas y cólicos
  • Vómitos o diarrea
  • Mareos o aturdimiento
  • Pulso débil y acelerado
  • Caída de la presión arterial
  • Convulsiones
  • Pérdida del conocimiento

Otras afecciones causadas por la alergia a la penicilina

Las reacciones alérgicas a la penicilina menos frecuentes ocurren días o semanas después de la exposición al medicamento y pueden persistir durante un tiempo tras haber dejado de consumirla. Estas son algunas de ellas:

  • Enfermedad del suero, que puede causar fiebre, dolor en las articulaciones, erupciones, hinchazón y náuseas
  • Anemia inducida por los medicamentos, reducción de los glóbulos rojos, lo que puede causar fatiga, latidos irregulares del corazón, falta de aire, y otros signos y síntomas
  • Reacción a medicamentos con eosinofilia y con síntomas sistémicos, que ocasiona erupciones, recuento alto de glóbulos blancos, hinchazón generalizada, inflamación de los ganglios linfáticos y recurrencia de la infección por hepatitis latente
  • Inflamación de los riñones (nefritis), que puede provocar fiebre, sangre en la orina, hinchazón generalizada, desorientación, y otros signos y síntomas

Eventos adversos que no son reacciones alérgicas

Puedes tener efectos secundarios de la penicilina (como sucede con otros medicamentos) que no sean una reacción alérgica al medicamento. Según el tipo de penicilina, los efectos secundarios más frecuentes son dolor de cabeza, picazón vaginal, náuseas o diarrea leves. Los signos o síntomas de una infección por la que te están tratando (o los síntomas no relacionados) también pueden confundirse con una reacción alérgica al medicamento.

Cuándo consultar al médico

Consulta con el médico lo antes posible si tienes signos o síntomas de alergia a la penicilina. Es importante comprender y conversar sobre qué es una reacción alérgica, qué es un efecto secundario típico y qué puedes tolerar al tomar un medicamento.

Llama al 911 o a un servicio de atención médica de urgencia si tienes signos de una reacción grave o una supuesta anafilaxia después de tomar penicilina.

Causas

La alergia a la penicilina ocurre cuando el sistema inmunitario se vuelve hipersensible al medicamento y reacciona por error como si el medicamento fuese una sustancia nociva, como si fuese una infección viral o bacteriana.

Antes de que el sistema inmunitario pueda volverse sensible a la penicilina, debes exponerte al medicamento al menos una vez. Si el sistema inmunitario identifica por error a la penicilina como una sustancia perjudicial, crea un anticuerpo específico contra ese medicamento.

La próxima vez que tomes el medicamento, estos anticuerpos específicos lo detectarán y le indicarán al sistema inmunitario que ataque la sustancia. Las sustancias químicas que se liberan en esa actividad causan los signos y síntomas asociados a una reacción alérgica.

La exposición previa a la penicilina puede no ser evidente. Existe evidencia que indica que las cantidades mínimas de penicilina en los alimentos pueden ser suficientes para que el sistema inmunitario de una persona cree un anticuerpo para combatirla.

Penicilinas y medicamentos relacionados

Las penicilinas pertenecen a una clase de medicamentos antibacterianos llamados «antibióticos betalactámicos». Aunque los mecanismos de los medicamentos varían, generalmente, combaten las infecciones atacando las paredes de las células bacterianas. Además de las penicilinas, otros betalactámicos más frecuentemente asociados con reacciones alérgicas conforman un grupo llamado «cefalosporinas».

Si tuviste una reacción alérgica a un tipo de penicilina, es posible (pero no seguro) que tengas alergia a otros tipos de penicilinas o a algunas cefalosporinas.

Algunas penicilinas son las siguientes:

  • Amoxicilina
  • Ampicilina
  • Dicloxacilina
  • Nafcilina
  • Oxacilina
  • Penicilina G
  • Penicilina V
  • Piperacilina
  • Ticarcilina

Algunas cefalosporinas son:

  • Cefaclor
  • Cefadroxilo
  • Cefazolina
  • Cefdinir
  • Cefotetán
  • Cefprozil
  • Cefuroxima
  • Cefalexina (Keflex)
  • Cefepima (Maxipime)

Factores de riesgo

Si bien cualquiera puede tener una reacción alérgica a la penicilina, algunos factores pueden aumentar el riesgo. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Antecedentes de otras alergias, como la alergia alimentaria o la rinitis alérgica (fiebre del heno)
  • Reacción alérgica a otros medicamentos
  • Antecedentes familiares de alergia a medicamentos
  • La exposición continua a la penicilina debida a dosis altas o el uso reiterado o prolongado
  • Ciertas enfermedades comúnmente asociadas a las reacciones alérgicas a los medicamentos, como la infección por el VIH o el virus Epstein-Barr

Prevención

Si tienes alergia a la penicilina, la mejor prevención es evitar ese medicamento. Algunas medidas que puedes tomar para protegerte son las siguientes:

  • Informa a los trabajadores del cuidado de la salud. Asegúrate de que tu alergia a la penicilina o a otros antibióticos se identifique con claridad en tu expediente médico. Informa a otros proveedores de atención médica, como tu dentista u otro especialista médico.
  • Usa un brazalete. Usa un brazalete de alerta médica que identifique tu alergia a los medicamentos. Esta información puede garantizar el tratamiento adecuado en caso de emergencia.
  • Lleva epinefrina de emergencia. Si tu alergia causó anafilaxis o alguna otra reacción grave, es probable que el médico te recete una jeringa autoinyectable y un dispositivo de aguja (autoinyector de epinefrina). El médico u otro miembro del personal de la clínica te capacitarán en el uso del autoinyector (Adrenaclick, AUVI-Q, EpiPen u otros).

June 13, 2018
References
  1. Romano A, et al. Antibiotic allergies in children and adults: From clinical symptoms to skin testing diagnosis. The Journal of Allergy and Clinical Immunology in Practice. 2014;2:3.
  2. Pichichero ME, et al. Penicillin and cephalosporin allergy. Annals of Allergy, Asthma & Immunology. 2014;112:404.
  3. Romano A, et al. Antibiotic allergy. Immunology and Allergy Clinics of North America. 2014;34:489.
  4. Anaphylaxis. Merck Manual Professional Version. http://www.merckmanuals.com/professional/immunology_allergic_disorders/allergic_autoimmune_and_other_hypersensitivity_disorders/anaphylaxis.html?qt=anaphylaxis&alt=sh. Accessed Sept. 25, 2017.
  5. Joint Task Force on Practice Parameter. Drug allergy: An updated practice parameter. Annals of Allergy, Asthma & Immunology. 2010;105:259.
  6. Chiriac AM, et al. Drug allergy diagnosis. Immunology and Allergy Clinics of North America. 2014;34:461.
  7. Penicillins. Merck Manual Professional Version. http://www.merckmanuals.com/professional/infectious-diseases/bacteria-and-antibacterial-drugs/penicillins. Accessed Sept. 29, 2017.
  8. Adkinson NF, et al. Drug Allergy. In: Middleton's Allergy: Principles and Practice. 8th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2014. https://www.clinicalkey.com. Accessed Sept. 25, 2017.
  9. Drug reactions and drug allergies. American College of Allergy, Asthma & Immunology. http://www.acaai.org/allergist/ALLERGIES/TYPES/DRUG-ALLERGY/Pages/default.aspx. Accessed Sept. 25, 2017.
  10. Solensky R, et al. Evaluation of antibiotic allergy: The role of skin tests and drug challenges. Current Allergy and Asthma Reports. 2014;14:459.
  11. Drug hypersensitivity. Merck Manual Professional Version. http://www.merckmanuals.com/professional/immunology_allergic_disorders/allergic_autoimmune_and_other_hypersensitivity_disorders/drug_hypersensitivity.html?qt=drug sensitivity&alt=sh. Accessed Sept. 25, 2017.
  12. Solensky R. Penicillin allergy: Immediate reactions. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Sept. 25, 2017.
  13. Penicillin Allergy in Antibiotic Resistance Workgroup. Penicillin allergy testing should be performed routinely in patients with self-reported penicillin allergy. Journal of Allergy and Clinical Immunology: In Practice. 2017;5:333.
  14. Amoxicillin. Micromedex 2.0 Healthcare Series. http://www.micromedexsolutions.com. Accessed Sept. 29, 2017.
  15. Cephalosporins. Merck Manual Professional Version. http://www.merckmanuals.com/professional/infectious-diseases/bacteria-and-antibacterial-drugs/cephalosporins. Accessed Sept. 29, 2017.
  16. Macy E, et al. Practical management of antibiotic hypersensitivity in 2017. Journal of Allergy and Clinical Immunology: In Practice. 2017;5:577.