Descripción general

La tendinitis rotuliana es una lesión en el tendón que conecta la rótula (patela) con la tibia. El tendón rotuliano trabaja con los músculos de la parte frontal del muslo para extender la rodilla, de modo que sea posible patear, correr y saltar.

La tendinitis rotuliana, también conocida como «rodilla de saltador», es más frecuente en los atletas cuyos deportes demandan saltar con frecuencia, como el básquetbol y el vóleibol. Sin embargo, incluso las personas que no participan en deportes con saltos pueden sufrir tendinitis rotuliana.

Para la mayoría de las personas, el tratamiento de la tendinitis rotuliana comienza con fisioterapia para elongar y fortalecer los músculos alrededor de la rodilla.

Síntomas

El dolor es el primer síntoma de la tendinitis rotuliana que, por lo general, se presenta entre la rótula y en la unión del tendón con el hueso de la espinilla (tibia).

El dolor en la rodilla:

  • Al principio, puede presentarse solo cuando comienzas a realizar actividad física o únicamente luego de un entrenamiento intenso
  • Puede empeorar hasta el punto de dificultar la práctica de deportes
  • Con el tiempo, dificulta los movimientos diarios, como subir escaleras o levantarse de una silla

Cuándo consultar al médico

Para el dolor en la rodilla, primero intenta adoptar medidas de cuidado personal, como colocar hielo en la zona y, de manera temporal, reducir o evitar las actividades que desencadenen los síntomas.

Llama al médico si el dolor:

  • Continúa o empeora
  • Dificulta tu capacidad para llevar a cabo las actividades cotidianas normales
  • Está relacionado con hinchazón o enrojecimiento alrededor de la articulación

Causas

La tendinitis rotuliana es una lesión frecuente por uso excesivo, provocada por el estrés repetido en el tendón rotuliano. El estrés provoca pequeños desgarros en el tendón que el organismo intenta reparar. Sin embargo, a medida que los desgarros en el tendón se multiplican, provocan dolor por inflamación y debilitamiento del tendón. Cuando ese daño del tendón persiste durante más de unas semanas, se lo conoce como «tendinopatía».

Factores de riesgo

Es posible que una combinación de factores como los siguientes contribuya al desarrollo de tendinitis rotuliana:

  • Actividad física. Correr y saltar se asocian, con mayor frecuencia, a la tendinitis rotuliana. Los aumentos repentinos en la frecuencia y en la intensidad de las actividades en las que participas también aumentan la presión en el tendón, al igual que cambiar el calzado para correr.
  • Rigidez muscular en las piernas. La rigidez muscular en los muslos (cuádriceps) y en los isquiotibiales, que llegan hasta la parte trasera de los muslos, puede aumentar la presión en el tendón rotuliano.
  • Desequilibrio muscular. Si algunos músculos de las piernas son mucho más fuertes que otros, los más fuertes podrían tirar con más intensidad del tendón rotuliano. Esta tensión despareja podría provocar tendinitis.

Complicaciones

Si intentas superar el dolor ignorando las señales de advertencia del cuerpo, podrías causar desgarros cada vez mayores en el tendón rotuliano. El dolor de rodilla y la reducción de la función pueden persistir si no te ocupas del problema, y la tendinopatía rotuliana podría ser cada vez más grave.

Prevención

Para reducir el riesgo de tener tendinitis rotuliana, adopta estas medidas:

  • No juegues cuando tengas dolor. En cuanto notes que tienes dolor de rodilla a causa de realizar ejercicio, coloca hielo en la zona y descansa. Hasta que ya no tengas dolor en la rodilla, evita las actividades que pongan tensión en el tendón rotuliano.
  • Fortalece los músculos. Los músculos fuertes de los muslos son más capaces de manejar la tensión que puede causar la tendinitis rotuliana. Los ejercicios excéntricos, que consisten en bajar la pierna muy lentamente después de haber extendido la rodilla, son de especial utilidad.
  • Mejora tu técnica. A fin de asegurarte de que utilizas el cuerpo de forma correcta, considera tomar clases u obtener instrucciones profesionales cuando comienzas un deporte nuevo o cuando usas equipos para ejercitarte.
Jan. 08, 2015
References
  1. Patellar tendon tear (Desgarro del tendón rotuliano). American Academy of Orthopaedic Surgeons (Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos). http://orthoinfo.aaos.org/topic.cfm?topic=a00512. Último acceso: 15 de diciembre de 2014.
  2. Beutler A, et al. Approach to the athlete or active adult with knee pain (Enfoque para atletas o adultos activos con dolor de rodilla). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 15 de diciembre de 2014.
  3. Rath E, et al. Clinical signs and anatomical correlation of patellar tendinitis (Signos clínicos y correlación anatómica de la tendinitis rotuliana). Indian Journal of Orthopaedics (Revista India de Ortopedia). 2010;44:435.
  4. Christian RA, et al. Patellar tendinopathy: Recent developments toward treatment (Tendinopatía rotuliana: descubrimientos recientes en pos del tratamiento). Bulletin of the Hospital for Joint Diseases (Boletín del Hospital para Enfermedades de las Articulaciones). 2014;72:217.
  5. AskMayoExpert. When are platelet-rich plasma (PRP) peripheral injections indicated for tendinopathy? (¿Cuándo se indican las inyecciones periféricas de plasma rico en plaquetas para la tendinopatía?). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2014.
  6. Khan K, et al. Overview of the management of overuse (chronic) tendinopathy (Descripción general del tratamiento de la tendinopatía crónica por sobrecarga). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 15 de diciembre de 2014.