Diagnóstico

El diagnóstico del síndrome de hiperestimulación ovárica puede basarse en lo siguiente:

  • Un examen físico. El proveedor de atención médica intentará determinar si aumentó tu peso o el tamaño de tu cintura, y si tuviste dolor abdominal.
  • Una ecografía. Si tienes síndrome de hiperestimulación ovárica, una ecografía puede revelar que tus ovarios son más grandes de lo habitual, con quistes grandes llenos de líquido en el lugar donde se desarrollaron los folículos. Durante el tratamiento con medicamentos para promover la fertilidad, el proveedor de atención médica evalúa regularmente tus ovarios con una ecografía transvaginal.
  • Un análisis de sangre. Ciertos análisis de sangre le permiten al proveedor de atención médica verificar si hay anomalías en tu sangre y si tu función renal está alterada debido al síndrome de hiperestimulación ovárica.

Tratamiento

El síndrome de hiperestimulación ovárica por lo general se resuelve por sí solo en un período de 1 o 2 semanas, o tal vez un poco más si estás embarazada. El objetivo del tratamiento es hacerte sentir cómoda, disminuir la actividad de los ovarios y evitar las complicaciones.

Casos leves a moderados de síndrome de hiperestimulación ovárica

El síndrome de hiperestimulación ovárica leve generalmente se resuelve por sí solo. El tratamiento para el síndrome de hiperestimulación ovárica moderada puede consistir en lo siguiente:

  • Aumento de la ingesta de líquidos
  • Exploraciones físicas y ecografías frecuentes
  • Mediciones de cintura y tomas de peso a diario para comprobar si hay cambios drásticos
  • Mediciones de la cantidad de orina que produces cada día
  • Análisis de sangre para controlar la deshidratación, el desequilibrio electrolítico y otros problemas
  • Drenaje del exceso de líquido abdominal mediante una aguja insertada en la cavidad abdominal
  • Medicamentos para prevenir coágulos sanguíneos (anticoagulantes)

Casos graves de síndrome de hiperestimulación ovárica

Con el síndrome de hiperestimulación ovárica grave, es posible que sea necesario hospitalizarte para controlarte y someterte a un tratamiento agresivo, que incluirá líquidos por vía intravenosa. El proveedor de atención médica puede recetarte un medicamento llamado cabergolina para aliviar los síntomas. Algunas veces, el proveedor también puede indicarte otros medicamentos, como el antagonista de la hormona liberadora de gonadotropinas (Gn-RH) o el letrozol (Femara), para ayudar a inhibir la actividad ovárica.

Las complicaciones graves pueden requerir tratamientos adicionales, como cirugía por causa de la rotura de un quiste ovárico o cuidados intensivos por complicaciones hepáticas o pulmonares. También puedes necesitar medicamentos anticoagulantes para disminuir el riesgo de formación de coágulos de sangre en las piernas.

Estilo de vida y remedios caseros

Si tienes síndrome de hiperestimulación ovárica leve, probablemente podrás continuar con tu rutina diaria. Sigue el consejo del proveedor de atención médica, que puede incluir estas recomendaciones:

  • Prueba un analgésico de venta libre como el acetaminofén (Tylenol, otros) para las molestias abdominales, pero evita el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) o el naproxeno sódico (Aleve, otros) si tuviste recientemente una transferencia de embriones, ya que estos medicamentos pueden interferir en la implantación del embrión.
  • Evita las relaciones sexuales, ya que pueden ser dolorosas y pueden provocar la ruptura de un quiste ovárico.
  • Mantén un nivel ligero de actividad física; evita las actividades extenuantes o de alto impacto.
  • Pésate en la misma balanza y mide alrededor de tu abdomen todos los días. Infórmale al proveedor de atención médica sobre cualquier aumento inusual.
  • Llama al proveedor de atención médica si tus signos y síntomas empeoran.

Preparación para la consulta

Según cuán grave sea tu caso de síndrome de hiperestimulación ovárica, es posible que la primera consulta sea con tu médico de cabecera, tu ginecólogo o un especialista en infertilidad, o tal vez con un médico de la sala de urgencias.

Si tienes tiempo, es buena idea que te prepares con anticipación para la consulta.

Qué puedes hacer

  • Anota cualquier síntoma que tengas. Menciona todos los síntomas, aunque creas que no estén relacionados.
  • Haz una lista de cualquier medicamento y suplemento vitamínico que tomes. Anota las dosis y la frecuencia con la que los tomas.
  • Si es posible, pídele a un familiar o a un amigo cercano que te acompañe. Es posible que recibas mucha información durante la consulta, y puede ser difícil recordar todo.
  • Lleva una libreta o un anotador. Úsalo para anotar la información importante durante la consulta.
  • Prepara una lista de preguntas para hacerle al proveedor de atención médica. Coloca primero las preguntas más importantes.

Estas son algunas preguntas básicas:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Qué tipo de pruebas necesito hacerme?
  • ¿El síndrome de hiperestimulación ovárica suele desaparecer solo o necesitaré tratamiento?
  • ¿Tiene algún material impreso o folletos que pueda llevarme a casa? ¿Qué sitios web me recomienda?

Asegúrate de entender del todo lo que te dice el proveedor de atención médica. No dudes en pedirle al proveedor de atención médica que repita la información o en hacer preguntas de seguimiento para aclararla.

Qué esperar del proveedor de atención médica

Entre las posibles preguntas que puede hacerte el proveedor de atención médica se incluyen las siguientes:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Cuál es la gravedad de los síntomas?
  • ¿Hay algo que alivie los síntomas?
  • ¿Hay algo que parece empeorar los síntomas?
Jan. 05, 2022
  1. Prevention and treatment of moderate and severe ovarian hyperstimulation syndrome: A guideline. American Society for Reproductive Medicine. Fertility and Sterility. 2016; doi: 10.1016/j.fertnstert.2016.08.048.
  2. Timmons D, et al. Ovarian hyperstimulation syndrome: A review for emergency clinicians. American Journal of Emergency Medicine. 2019; doi: 10.1016/j.ajem.2019.05.018.
  3. DeCherney AH, et al., eds. Assisted reproductive technologies: In vitro fertilization & related techniques. In: Current Diagnosis & Treatment: Obstetrics & Gynecology. 12th ed. McGraw-Hill Education; 2019. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed Sept. 9, 2019.
  4. Nelson SM. Prevention and management of ovarian hyperstimulation syndrome. Thrombosis Research. 2019; doi:10.1016/S0049-3848(17)30070-1.
  5. Busso CE, et al. Management of ovarian hyperstimulation syndrome. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Sept. 11, 2019.
  6. Kwik M, et al. Pathophysiology, treatment and prevention of ovarian hyperstimulation syndrome. Current Opinion in Obstetrics and Gynecology. 2016; doi:10.1097/GCO.0000000000000284.
  7. Farqhuar C, et al. Management of ovarian stimulation for IVF: Narrative review of evidence provided for World Health Organization guidance. Reproductive Biomedicine Online. 2017; doi:10.1016/j.rbmo.2017.03.024.

Síndrome de hiperestimulación ovárica