Descripción general

El carcinoma nasofaríngeo es un cáncer que aparece en la nasofaringe, ubicada detrás de la nariz y arriba de la parte posterior de la garganta.

El carcinoma nasofaríngeo es poco frecuente en los Estados Unidos. En otras partes del mundo, especialmente en el sudeste asiático, el carcinoma nasofaríngeo es mucho más frecuente.

El carcinoma nasofaríngeo es difícil de detectar temprano. Tal vez esto se deba a que la nasofaringe no es fácil de examinar y los síntomas del carcinoma nasofaríngeo se parecen a los de otros trastornos más frecuentes.

El tratamiento del carcinoma nasofaríngeo suele comprender la radioterapia, la quimioterapia o una combinación de ambas. Puedes trabajar junto con el médico para establecer el abordaje más adecuado, según tu situación particular.

Síntomas

Es posible que, en su fase temprana, el carcinoma nasofaríngeo no cause ningún síntoma. Los posibles síntomas perceptibles de carcinoma nasofaríngeo son los siguientes:

  • Un bulto en el cuello causado por un ganglio linfático hinchado
  • Sangre en la saliva
  • Secreción sanguínea por la nariz
  • Congestión nasal
  • Pérdida de la audición
  • Infecciones de oído frecuentes
  • Dolores de cabeza

Cuándo consultar al médico

Es posible que no siempre los primeros síntomas de carcinoma nasofaríngeo hagan que las personas vayan a ver a un médico. Sin embargo, si percibes cambios persistentes e inusuales en el organismo, como una congestión nasal inusual, que no te parecen normales, consulta con tu médico.

Causas

El cáncer comienza cuando una o más mutaciones genéticas provocan la proliferación descontrolada de las células normales, la invasión de las estructuras cercanas y, finalmente, la diseminación (metástasis) a otras partes del organismo. En los carcinomas nasofaríngeos, este proceso comienza en las células epidermoides que recubren la cara externa de la nasofaringe.

No se sabe con exactitud qué causa las mutaciones genéticas que dan lugar al carcinoma nasofaríngeo, aunque se detectaron factores que aumentan el riesgo de padecer este tipo de cáncer, como el virus Epstein-Barr. Sin embargo, no queda claro por qué algunas personas que tienen todos los factores de riesgo nunca padecen cáncer, mientras que otras que no tienen factores aparentes de riesgo sí lo padecen.

Factores de riesgo

Los investigadores identificaron algunos factores que parecen aumentar el riesgo de desarrollar carcinoma nasofaríngeo, como:

  • Sexo. El carcinoma nasofaríngeo es más frecuente en los hombres que en las mujeres.
  • Raza. Este tipo de cáncer afecta, con más frecuencia, a personas de partes de China, el sudeste asiático y el norte de África. En los Estados Unidos, los inmigrantes asiáticos tienen un mayor riesgo de padecer este tipo de cáncer que los asiáticos nacidos en los Estados Unidos. Los esquimales de Alaska también tienen un mayor riesgo de padecer cáncer nasofaríngeo.
  • Edad. El cáncer nasofaríngeo puede aparecer a cualquier edad, aunque se lo diagnostica con más frecuencia en adultos de 30 a 50 años.
  • Alimentos curados con sal. Los productos químicos liberados con el vapor cuando se cocinan alimentos curados con sal, como pescado y vegetales en conserva, pueden ingresar a las fosas nasales, y esto aumenta el riesgo de carcinoma nasofaríngeo. La exposición a estos productos químicos a temprana edad puede aumentar aún más el riesgo.
  • Virus de Epstein-Barr. Este virus frecuente produce signos y síntomas leves, como los síntomas de un resfrío. A veces, puede provocar mononucleosis infecciosa. El virus de Epstein-Barr también está asociado con varios tipos de cáncer poco frecuentes, como el carcinoma nasofaríngeo.
  • Antecedentes familiares. Tener un familiar con carcinoma nasofaríngeo aumenta el riesgo de padecer la enfermedad.

Complicaciones

Las complicaciones del carcinoma nasofaríngeo pueden comprender:

  • Cáncer que crece e invade las estructuras cercanas. El carcinoma nasofaríngeo avanzado puede provocar complicaciones si crece lo suficiente como para invadir estructuras cercanas, como la garganta, los huesos y el cerebro.
  • Cáncer que se disemina a otras zonas del cuerpo. El carcinoma nasofaríngeo con frecuencia se disemina (hace metástasis) más allá de la nasofaringe.

    La mayoría de las personas que padecen carcinoma nasofaríngeo tienen metástasis regionales. Esto significa que las células cancerosas del tumor inicial migraron a las zonas cercanas, como los ganglios linfáticos del cuello.

    Las células cancerosas que se diseminan a otras zonas del cuerpo (metástasis a distancia) más comúnmente se dirigen a los huesos, los pulmones y el hígado.

Prevención

No existen formas seguras de prevenir el carcinoma nasofaríngeo. Sin embargo, si estás preocupado por el riesgo de padecer carcinoma nasofaríngeo, deberías pensar en evitar los hábitos que están asociados con esta enfermedad. Por ejemplo, puedes optar por disminuir la cantidad de alimentos curados con sal que consumes o directamente evitar estos alimentos.

Pruebas para la detección del carcinoma nasofaríngeo

En los Estados Unidos y en otras regiones donde la enfermedad es poco frecuente, no se realiza el análisis para detección del carcinoma nasofaríngeo.

Pero en aquellas partes del mundo donde el carcinoma nasofaríngeo es mucho más frecuente; por ejemplo, en algunas regiones de China, los médicos les sugieren a las personas con alto riesgo que se hagan análisis para su detección. El análisis de detección puede constar de análisis de sangre para detectar el virus de Epstein-Barr.

Aug. 27, 2015
References
  1. Flint PW, et al. Benign and malignant tumors of the nasopharynx (Tumores benignos y malignos de la nasofaringe). En: Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery (Otorrinolaringología de Cummings: cirugía de cabeza y cuello). 6.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2015. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 11 de mayo de 2015.
  2. Head and neck cancers (Tipos de cáncer de cabeza y cuello). Fort Washington, Pa.: National Comprehensive Cancer Network (Red Nacional Integral del Cáncer). http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp. Último acceso: 18 de marzo de 2015.
  3. Nasopharyngeal cancer treatment (Tratamiento del cáncer nasofaríngeo). Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute). http://www.cancer.gov/cancertopics/pdq/treatment/nasopharyngeal/healthprofessional. Último acceso: 11 de mayo de 2015.
  4. Nasopharyngeal cancer: Treatment options (Cáncer nasofaríngeo: opciones de tratamiento). Cancer.Net. http://www.cancer.net/cancer-types/nasopharyngeal-cancer/treatment-options. Último acceso: 11 de mayo de 2015.
  5. Hui EP, et al. Epidemiology, etiology and diagnosis of nasopharyngeal carcinoma (Epidemiología, etiología y diagnóstico del carcinoma nasofaríngeo). http://www.uptodate.com/index. Último acceso: 11 de mayo de 2015.
  6. Moynihan TJ (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 15 de mayo de 2015.
  7. Hui EP, et al. Treatment of early locoregionally advanced nasopharyngeal carcinoma (Tratamiento del carcinoma nasofaríngeo avanzado locorregional precoz). http://www.uptodate.com/index. Último acceso: 11 de mayo de 2015.
  8. Dry mouth or xerostomia (Sequedad de la boca o xerostomía). Cancer.Net. http://www.cancer.net/navigating-cancer-care/side-effects/dry-mouth-or-xerostomia. Último acceso: 11 de mayo de 2015.