Descripción general

Un carcinoma nasofaríngeo es cáncer que ocurre en la nasofaringe, la cual se ubica detrás de la nariz y encima de la parte posterior de la garganta.

El carcinoma nasofaríngeo es poco frecuente en los Estados Unidos. Es mucho más frecuente en otras partes del mundo, en especial en el sudeste asiático.

El carcinoma nasofaríngeo es difícil de detectar de forma temprana. Tal vez esto se deba a que la nasofaringe no es fácil de examinar y los síntomas del carcinoma nasofaríngeo se parecen a los de otros trastornos más frecuentes.

El tratamiento del carcinoma nasofaríngeo suele comprender radioterapia, quimioterapia o una combinación de ambas. Puedes trabajar junto con el médico para determinar el enfoque exacto según tu situación particular.

Síntomas

En sus primeras etapas, el carcinoma nasofaríngeo puede no provocar síntomas. Entre los posibles síntomas notables del carcinoma nasofaríngeo se incluyen los siguientes:

  • Un bulto en el cuello causado por un ganglio linfático inflamado
  • Presencia de sangre en la saliva
  • Supuración de sangre de la nariz
  • Congestión nasal o zumbido en los oídos
  • Pérdida de la audición
  • Infecciones frecuentes del oído
  • Dolor de garganta
  • Dolores de cabeza

Cuándo debes consultar con un médico

Es posible que no siempre los primeros síntomas de carcinoma nasofaríngeo hagan que vayas a ver al médico. Sin embargo, si percibes cambios persistentes e inusuales en el organismo que no te parecen normales, consulta con el médico.

Causas

El cáncer comienza cuando una o más mutaciones genéticas provocan la proliferación descontrolada de las células normales, la invasión de las estructuras cercanas y, finalmente, la diseminación (metástasis) a otras partes del organismo. En los carcinomas nasofaríngeos, este proceso comienza en las células epidermoides que recubren la cara externa de la nasofaringe.

No se sabe con exactitud qué causa las mutaciones genéticas que dan lugar al carcinoma nasofaríngeo, aunque se detectaron factores que aumentan el riesgo de padecer este tipo de cáncer, como el virus de Epstein-Barr. Sin embargo, no queda claro por qué algunas personas que tienen todos los factores de riesgo nunca padecen cáncer, mientras que otras que no tienen factores aparentes de riesgo sí lo padecen.

Factores de riesgo

Los investigadores han identificado algunos factores que parecen aumentar el riesgo de desarrollar carcinoma nasofaríngeo, como los siguientes:

  • Sexo. El carcinoma nasofaríngeo es más frecuente en los hombres que en las mujeres.
  • Raza. Este tipo de cáncer afecta, con más frecuencia, a personas de partes de China, el sudeste asiático y el norte de África. En los Estados Unidos, los inmigrantes asiáticos tienen un mayor riesgo de padecer este tipo de cáncer que los asiáticos nacidos en los Estados Unidos. Los esquimales de Alaska también tienen un mayor riesgo de padecer cáncer nasofaríngeo.
  • La edad. El cáncer nasofaríngeo puede aparecer a cualquier edad, aunque se lo diagnostica con mayor frecuencia en adultos de 30 a 50 años.
  • Alimentos curados con sal. Los productos químicos liberados con el vapor cuando se cocinan alimentos curados con sal, como pescado y vegetales en conserva, pueden ingresar a las fosas nasales, y esto aumenta el riesgo de padecer carcinoma nasofaríngeo. La exposición a estos productos químicos a temprana edad puede aumentar aún más el riesgo.
  • Virus de Epstein-Barr. Este virus frecuente produce signos y síntomas leves, como los síntomas de un resfrío. A veces, puede provocar mononucleosis infecciosa. El virus de Epstein-Barr también está asociado con varios tipos de cáncer poco frecuentes, como el carcinoma nasofaríngeo.
  • Antecedentes familiares. Tener un familiar con carcinoma nasofaríngeo aumenta el riesgo de padecer la enfermedad.
  • Alcohol y tabaco. El consumo excesivo de alcohol y el consumo de tabaco pueden incrementar el riesgo de desarrollar carcinoma nasofaríngeo.

Complicaciones

Las complicaciones del carcinoma nasofaríngeo pueden comprender:

  • Cáncer que crece e invade las estructuras cercanas. El carcinoma nasofaríngeo avanzado puede provocar complicaciones si crece lo suficiente como para invadir estructuras cercanas, como la garganta, los huesos y el cerebro.
  • Cáncer que se disemina a otras zonas del cuerpo. El carcinoma nasofaríngeo con frecuencia se disemina (hace metástasis) más allá de la nasofaringe.

    La mayoría de las personas que padecen carcinoma nasofaríngeo tienen metástasis regionales. Esto significa que las células cancerosas del tumor inicial migraron a las zonas cercanas, como los ganglios linfáticos del cuello.

    Las células cancerosas que se diseminan a otras zonas del cuerpo (metástasis a distancia) más comúnmente se dirigen a los huesos, los pulmones y el hígado.

Prevención

No existe una manera segura de prevenir el carcinoma nasofaríngeo. Sin embargo, si te preocupa el riesgo de carcinoma nasofaríngeo, puedes considerar evitar hábitos que se han relacionado con la enfermedad. Por ejemplo, puedes reducir la cantidad de alimentos curados con sal que consumes o evitar estos alimentos por completo.

Exámenes para detección de carcinoma nasofaríngeo

En los Estados Unidos y en otras zonas donde la enfermedad no es frecuente, no se realizan análisis de rutina para detectar carcinoma nasofaríngeo.

Sin embargo, en las zonas del mundo donde el carcinoma nasofaríngeo es mucho más frecuente, por ejemplo, en algunas zonas de China, es posible que los médicos ofrezcan análisis para las personas con alto riesgo de padecer la enfermedad. El examen puede incluir un análisis de sangre para detectar el virus de Epstein-Barr.

Jan. 15, 2019
  1. Flint PW, et al. Benign and malignant tumors of the nasopharynx. In: Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 6th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2015. https://www.clinicalkey.com. Accessed July 8, 2018.
  2. Head and neck cancers. Fort Washington, Pa.: National Comprehensive Cancer Network. http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp. Accessed April 2, 2018.
  3. Nasopharyngeal cancer treatment (PDQ). National Cancer Institute. https://www.cancer.gov/types/head-and-neck/hp/adult/nasopharyngeal-treatment-pdq. Accessed July 8, 2018.
  4. Nasopharyngeal cancer: Treatment options. Cancer.Net. https://www.cancer.net/cancer-types/nasopharyngeal-cancer/treatment-options. Accessed July 8, 2018.
  5. Hui EP, et al. Epidemiology, etiology and diagnosis of nasopharyngeal carcinoma. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed July 8, 2018.
  6. AskMayoExpert. Nasopharyngeal carcinoma, types I to III: Diagnosis to first treatment (adult). Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2017.
  7. Hui EP, et al. Treatment of early locoregionally advanced nasopharyngeal carcinoma. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed July 8, 2018.
  8. Dry mouth or xerostomia. Cancer.Net. https://www.cancer.net/navigating-cancer-care/side-effects/dry-mouth-or-xerostomia. Accessed July 8, 2018.