Diagnóstico

Los exámenes y procedimientos utilizados para diagnosticar los tumores nasales y paranasales incluyen lo siguiente:

  • Usar una cámara endoscópica para ver dentro de la cavidad nasal y los senos paranasales. Durante una endoscopia nasal, se inserta en la nariz un tubo delgado con una luz y una cámara en el extremo. La cámara envía imágenes a un monitor que el médico utiliza para detectar cualquier cosa que sea inusual.
  • Recolección de una muestra de células para su análisis (biopsia). Si el médico encuentra alguna anomalía durante una endoscopia nasal, se pueden utilizar herramientas especiales para tomar muestras de tejido. Las muestras se envían a un laboratorio para su análisis.
  • Pruebas de diagnóstico por imágenes para crear imágenes de la cavidad nasal y los senos paranasales. Las técnicas de diagnóstico por imágenes utilizadas para ver la cavidad nasal y los senos paranasales incluyen una tomografía computarizada y una resonancia magnética.

El médico puede recomendar pruebas y procedimientos adicionales basados en tu afección particular.

Tratamiento

El tratamiento para tumores nasales y paranasales depende de la ubicación del tumor y del tipo de células involucradas. El equipo de atención médica trabajará junto a ti para idear un plan de tratamiento adecuado para el tumor en particular.

Cirugía

La mayoría de los tumores nasales y paranasales se tratan con cirugía para extirpar el tumor. Las opciones quirúrgicas pueden comprender lo siguiente:

  • Cirugía abierta. Es posible que los cirujanos necesiten hacer una incisión cerca de la nariz o en la boca para acceder a la cavidad o al seno nasal. Los cirujanos extirpan el tumor y cualquier área que pueda estar afectada, como el hueso cercano.
  • Cirugía mínimamente invasiva. En ciertas situaciones, los cirujanos pueden tener acceso al tumor mediante endoscopia nasal y herramientas especiales. Las herramientas se insertan a través de la nariz y una pequeña cámara les permite a los cirujanos realizar la operación.

Los tumores nasales y paranasales se localizan cerca de las estructuras críticas de la cabeza, como el cerebro, los ojos y los nervios que controlan la visión. Los cirujanos trabajan para minimizar el daño a estas áreas.

Radioterapia

La radioterapia utiliza energía de alta potencia, como rayos X y protones, para destruir las células cancerosas. La radioterapia se puede utilizar sola o después de la cirugía para tratar los tumores nasales y paranasales.

Quimioterapia

La quimioterapia es un tratamiento con medicamentos en el que se utilizan sustancias químicas para destruir las células cancerosas. En las personas con tumores nasales y paranasales, la quimioterapia se puede utilizar antes o después de una operación. La quimioterapia también se puede usar en combinación con la radioterapia.

Cuidados paliativos

La atención paliativa es atención médica especializada que se concentra en brindar alivio del dolor y de los otros síntomas de una enfermedad grave. La atención paliativa la proporciona un equipo de médicos, enfermeras y otros profesionales especialmente capacitados. Los equipos de atención paliativa tienen como objetivo mejorar la calidad de vida de las personas con cáncer y de sus familiares. Esta forma de atención se ofrece junto con los tratamientos curativos o de otro tipo que puedas estar recibiendo.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Descubrir que tienes un tumor o cáncer puede ser abrumador y aterrador. Puedes sentirte más en control si tomas un papel activo en la atención médica. Para ayudarte a afrontarlo, intenta lo siguiente:

  • Aprende lo suficiente acerca de tu tumor para tomar decisiones acerca de tu atención médica. Pregúntale al médico acerca de tu tumor, incluso si es canceroso, tus opciones de tratamiento y, si lo deseas, tu pronóstico. A medida que aprendas más, puedes tener más seguridad para tomar decisiones de tratamiento.
  • Mantén cerca a tus familiares y amigos. Mantener fuertes tus relaciones cercanas te ayudará a sobrellevar la situación. Los familiares y amigos pueden brindar el apoyo práctico que necesitas, como ayudarte a cuidar tu hogar si te encuentra en el hospital. Y pueden ser un apoyo emocional cuando te sientas abrumado.
  • Busca a alguien con quien hablar. Busca a una persona que sepa escuchar, con quien puedas hablar sobre tus esperanzas y temores. Puede ser un familiar o un amigo. También podrían resultar útiles el interés y la comprensión de un terapeuta, asistente social médico, miembro de la iglesia o grupo de apoyo para personas con cáncer.

    Pregúntale al médico sobre los grupos de apoyo en tu área o comunícate con organizaciones de lucha contra el cáncer, como el Instituto Nacional del Cáncer o la Sociedad Americana Contra el Cáncer.

Preparación para la consulta

Programa una cita con el médico si tienes signos o síntomas que te preocupan.

Si tu médico cree que puedes tener un tumor nasal o paranasal, es posible que te remita a un médico que se especialice en enfermedades que afectan los oídos, la nariz y la garganta (otorrinolaringología).

Debido a que las citas pueden ser breves y a que a menudo hay mucho de qué hablar, es una buena idea estar bien preparado. A continuación, se presenta información que te ayudará a prepararte.

Qué puedes hacer

  • Ten en cuenta cualquier restricción previa a la cita. Cuando programes la consulta, asegúrate de preguntar si hay algo que debas hacer con anticipación, como restringir tu dieta.
  • Anota los síntomas que presentes; incluye aquellos que parezcan no estar relacionados con el motivo por el que programaste la consulta.
  • Anota tu información personal más importante, incluso lo que te genere mayor estrés o cualquier cambio reciente en tu vida.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, vitaminas y suplementos que tomes.
  • Pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe. En ocasiones, puede ser difícil recordar toda la información que se proporciona durante una consulta. La persona que te acompañe puede recordar algún detalle que hayas pasado por alto u olvidado.
  • Escribe preguntas para hacerle al médico.

Tu tiempo con el médico es limitado; por eso preparar una lista de preguntas te puede ayudar a aprovechar al máximo el tiempo juntos. Organiza tus preguntas de la más a la menos importante en caso de que se acabe el tiempo. En caso de tumores nasales y paranasales, algunas preguntas básicas para hacerle al médico incluyen:

  • ¿Tengo cáncer?
  • ¿Dónde está mi tumor?
  • ¿Qué otras pruebas necesito hacerme?
  • ¿Cuáles son mis opciones de tratamiento?
  • ¿Hay algún tratamiento que sea mejor para mi tipo de tumor?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios potenciales para cada tratamiento?
  • ¿Debo pedir una segunda opinión? ¿Puedes darme los nombres de los especialistas que recomiendas?
  • ¿Soy elegible para los ensayos clínicos?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomienda?
  • ¿Qué determinará si debo programar una visita de seguimiento?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga varias preguntas. Estar listo para responderlas puede dejar tiempo para repasar los puntos a los que quieras dedicarles más tiempo. El médico podría hacerte estas preguntas:

  • ¿Cuándo comenzaste a tener los síntomas?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Cuán intensos son los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, mejore los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, empeore los síntomas?

Tumores nasales y paranasales - atención en Mayo Clinic

July 30, 2020
  1. Dagan R, et al. Tumors of the nasal cavity. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Aug. 5, 2019.
  2. Flint PW, et al. Benign tumors of the sinonasal tract. In: Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 6th ed. Saunders Elsevier; 2015. https://www.clinicalkey.com. Accessed Aug. 5, 2019.
  3. Flint PW, et al. Malignancies of the paranasal sinus. In: Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 6th ed. Saunders Elsevier; 2015. https://www.clinicalkey.com. Accessed Aug. 5, 2019.
  4. Warner KJ. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. May 3, 2019.
  5. Pamias-Portalatin E, et al. Endoscope-assisted contralateral transmaxillary approach to the clivus and the hypoglossal canal: Technical case report. Journal of Neurosurgery. 2019;130:1609.
  6. Miglani A, et al. Use of intraoperative negative margins reduces inverted papilloma recurrence. American Journal of Rhinology and Allergy. 2018;32:57.
  7. Oliver JD, et al. Novel synchronous nasal involvement of inverted papilloma and recurrent respiratory papillomatosis with confirmed human papillomavirus isolated from nasal septum and middle turbinate: A case report. Journal of Medical Case Reports. 2019;13:215.
  8. Ramkumar S, et al. MRI-based texture analysis to differentiate sinonasal squamous cell carcinoma from inverted papilloma. American Journal of Neuroradiology. 2017;38:1019.
  9. Blanchard P, et al. Proton therapy for head and neck cancers. Seminars in Radiation Oncology. 2017;28:53.
  10. Niederhuber JE, et al., eds. Cancer of the head and neck. In: Abeloff's Clinical Oncology. 6th ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed April 1, 2019.
  11. Head and neck cancers. National Comprehensive Cancer Network. https://www.nccn.org/professionals/physician_gls/default.aspx. Accessed April 1, 2019.
  12. Nasal cavity and paranasal sinus cancer: Risk factors and prevention. American Society of Clinical Oncology. https://www.cancer.net/cancer-types/nasal-cavity-and-paranasal-sinus-cancer/risk-factors-and-prevention. Accessed Aug. 11, 2019.
  13. Benninger MS. The impact of cigarette smoking and environmental tobacco smoke on nasal and sinus disease: A review of the literature. American Journal of Rhinology. 1999;13:435.
  14. Kilic S, et al. Significance of human papillomavirus positivity in sinonasal squamous cell carcinoma. International Forum of Allergy and Rhinology. 2017;7:980.