Descripción general

Se considera baja a la presión arterial cuya lectura es inferior a 90 milímetros de mercurio (mm Hg) para el número superior (sistólica) o 60 mm Hg para el número inferior (diastólica).

Lo que se considera presión arterial baja para una persona puede estar bien para otra. La presión arterial baja puede no causar ningún síntoma evidente o puede causar mareos y desmayos. Algunas veces, la presión arterial baja puede poner en riesgo la vida.

Las causas de la presión arterial baja varían desde la deshidratación hasta afecciones médicas graves. Es importante averiguar qué es lo que causa la presión arterial baja para que pueda tratarse, de ser necesario.

Tipos

Entre los tipos de presión arterial baja, se incluyen lo siguientes:

  • Hipotensión ortostática (hipotensión postural). Se trata de un descenso abrupto de la presión arterial al ponerte de pie o después de acostarte. Entre sus causas, se incluye la deshidratación, el reposo en cama durante un tiempo prolongado, el embarazo, determinadas afecciones médicas y algunos medicamentos. Este tipo de presión arterial baja es común en los adultos mayores.
  • Hipotensión posprandial. Este descenso de la presión arterial se produce de 1 a 2 horas después de comer. Es más probable que afecte a adultos mayores, especialmente a aquellos con presión arterial alta o enfermedades del sistema nervioso autónomo, como la enfermedad de Parkinson. Comer porciones pequeñas de comidas bajas en carbohidratos, beber más agua y evitar el consumo de alcohol podría ayudar a reducir los síntomas.
  • Hipotensión mediada por los nervios. Consiste en un descenso de la presión arterial que se produce después de permanecer de pie durante períodos prolongados. Este tipo de presión arterial baja afecta principalmente a adultos jóvenes y niños. Podría deberse a la falla en la comunicación entre el corazón y el cerebro.
  • Atrofia multisistémica con hipotensión ortostática. Este trastorno poco frecuente, también denominado síndrome de Shy-Drager, afecta el sistema nervioso que controla las funciones involuntarias, como la presión arterial, la frecuencia cardíaca, la respiración y la digestión. Está relacionado con tener una presión arterial muy alta al estar acostado.

Síntomas

Los síntomas de la presión arterial baja (hipotensión) pueden incluir lo siguiente:

  • Visión borrosa o cada vez menor
  • Mareos o aturdimiento
  • desmayos
  • Fatiga
  • Dificultad para concentrarse
  • Náuseas

Para algunas personas, la presión arterial baja puede ser un signo de una enfermedad subyacente, en especial cuando baja de repente o está acompañada de síntomas.

Una caída repentina de la presión arterial puede ser peligrosa. Un cambio de solo 20 mm Hg (por ejemplo, un descenso de 110 mm Hg a 90 mm Hg de presión sistólica) puede provocar mareos y desmayos. Las caídas grandes, como las que provocan sangrado incontrolado, infecciones graves o reacciones alérgicas, pueden poner en riesgo la vida.

La presión arterial extremadamente baja puede provocar una afección conocida como choque. Los síntomas del choque incluyen los siguientes:

  • Confusión, especialmente en las personas mayores
  • Piel fría y húmeda
  • Disminución de la coloración de la piel (palidez)
  • Respiración superficial y rápida
  • Pulso débil y acelerado

Cuándo debes consultar a un médico

Si tienes síntomas de presión arterial extremadamente baja (hipotensión) o choque, busca ayuda médica de emergencia.

La mayoría de los proveedores de atención médica consideran que la presión arterial es demasiado baja solo si provoca síntomas. Los mareos o aturdimientos menores y esporádicos pueden deberse a muchas razones, como pasar mucho tiempo bajo el sol o en una bañera. Es importante acudir a un proveedor de atención médica para obtener un diagnóstico correcto.

Si tienes lecturas de presión arterial que son constantemente bajas, pero te sientes bien, es probable que el proveedor de atención médica solo te controle durante los exámenes médicos de rutina. Puede ser útil llevar un registro de tus síntomas, cuándo ocurren y qué estás haciendo en ese momento.

Causas

La presión arterial está determinada por la cantidad de sangre que bombea el corazón y el grado de resistencia al flujo sanguíneo en las arterias. La medición de la presión arterial se determina en milímetros de mercurio (mm Hg). Tiene dos números:

  • Presión sistólica. El primer número (arriba) es la presión en las arterias cuando el corazón late.
  • Presión diastólica. El segundo número (abajo) es la presión en las arterias cuando el corazón descansa entre latidos.

La American Heart Association (Asociación Estadounidense del Corazón) categoriza la presión arterial ideal como normal. La presión arterial ideal suele ser menor que 120/80 mm Hg.

La presión arterial varía a lo largo del día, dependiendo de factores como los siguientes:

  • Posición corporal
  • Respiración
  • Alimentos y bebidas
  • Medicamentos
  • Estado físico
  • Estrés
  • Hora del día

La presión arterial es más baja generalmente por la noche y aumenta rápidamente al despertar. Ciertas afecciones médicas y el uso de medicamentos pueden provocar presión arterial baja.

Enfermedades que pueden provocar presión arterial baja

Entre las afecciones médicas que pueden causar presión arterial baja, se incluyen las siguientes:

  • Embarazo. Los cambios que se producen durante el embarazo hacen que los vasos sanguíneos se expandan rápidamente. Estos cambios pueden causar que baje la presión arterial. La presión arterial baja es frecuente en las primeras 24 semanas de embarazo. La presión arterial suele volver a los niveles anteriores al embarazo después de dar a luz.
  • Afecciones del corazón y de las válvulas cardíacas. El ataque cardíaco, la insuficiencia cardíaca, la enfermedad de las válvulas cardíacas y la frecuencia cardíaca extremadamente baja (bradicardia) pueden provocar presión arterial baja.
  • Enfermedades relacionadas con las hormonas (trastornos endocrinos). Las enfermedades que afectan a las glándulas paratiroides o suprarrenales, como la enfermedad de Addison, pueden causar un descenso de la presión arterial. Además, los niveles bajos de glucosa en la sangre (hipoglucemia) y, en algunos casos, la diabetes pueden hacer que baje la presión arterial.
  • Deshidratación. Cuando el cuerpo no tiene suficiente agua, disminuye la cantidad de sangre en el cuerpo (volumen sanguíneo). Esto puede causar un descenso de la presión arterial. La fiebre, los vómitos, la diarrea grave, el uso excesivo de diuréticos y el ejercicio extenuante pueden provocar deshidratación.
  • Pérdida de sangre. La pérdida de mucha sangre, como por una lesión o una hemorragia interna, también reduce el volumen sanguíneo, lo que provoca una grave caída de la presión arterial.
  • Infección grave (septicemia). Cuando una infección en el cuerpo entra en el torrente sanguíneo, puede provocar una caída de la presión arterial que pone en riesgo la vida, lo que se llama choque septicémico.
  • Reacción alérgica grave (anafilaxia). Los síntomas de una reacción alérgica grave incluyen una caída drástica y repentina de la presión arterial.
  • Falta de nutrientes en la alimentación. Los niveles bajos de vitamina B-12, folato y hierro pueden impedir que el cuerpo produzca suficientes glóbulos rojos (anemia), lo que puede provocar que baje la presión arterial.

Medicamentos que pueden provocar presión arterial baja

Algunos medicamentos, como los siguientes, pueden causar presión arterial baja:

  • Diuréticos, como furosemida (Lasix) e hidroclorotiazida (Microzide)
  • Alfabloqueadores, como la prazosina (Minipress)
  • Betabloqueadores, como el atenolol (Tenormin) y el propranolol (Inderal, Innopran XL, Hemangeol)
  • Medicamentos para tratar la enfermedad de Parkinson, como pramipexol (Mirapex) o los que contienen levodopa
  • Algunos tipos de antidepresivos (antidepresivos tricíclicos), como la doxepina (Silenor) y la imipramina (Tofranil)
  • Medicamentos para tratar la disfunción eréctil, como el sildenafilo (Revatio, Viagra) o el tadalafilo (Adcirca, Alyq, Cialis), sobre todo cuando se toman con la nitroglicerina (Nitrostat, Nitro-Dur, Nitromist) para tratar afecciones del corazón

Factores de riesgo

Cualquier persona puede tener presión arterial baja (hipotensión). Los factores de riesgo de hipotensión incluyen los siguientes:

  • Edad. La disminución de la presión arterial al ponerse de pie o después de comer se da, principalmente, en adultos mayores de 65 años. La hipotensión mediada por los nervios afecta principalmente a los niños y a los adultos jóvenes.
  • Medicamentos. Ciertos medicamentos, como algunos para la presión arterial, aumentan el riesgo de tener presión arterial baja.
  • Determinadas enfermedades. La enfermedad de Parkinson, la diabetes y algunas afecciones cardíacas pueden aumentar el riesgo de tener presión arterial baja.

Complicaciones

Algunas de las complicaciones posibles de la presión arterial baja (hipotensión) son las siguientes:

  • Mareos
  • Debilidad
  • Desmayos
  • Lesión por caídas

La presión arterial demasiado baja puede disminuir los niveles de oxígeno del cuerpo y provocar daño al corazón y al cerebro.

July 19, 2022
  1. Low blood pressure. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/low-blood-pressure. Accessed Feb. 10, 2022.
  2. Understanding blood pressure readings. American Heart Association. https://www.heart.org/en/health-topics/high-blood-pressure/understanding-blood-pressure-readings. Accessed Feb. 10, 2022.
  3. AskMayoExpert. Orthostatic hypotension. Mayo Clinic; 2021.
  4. Palma JA, et al. Mechanisms, causes, and evaluation of orthostatic hypotension. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Jan. 24, 2022.
  5. Low blood pressure: When blood pressure is too low. American Heart Association. https://www.heart.org/en/health-topics/high-blood-pressure/the-facts-about-high-blood-pressure/low-blood-pressure-when-blood-pressure-is-too-low. Accessed Feb. 10, 2022.
  6. Orthostatic hypotension. Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/cardiovascular-disorders/symptoms-of-cardiovascular-disorders/orthostatic-hypotension. Accessed March 3, 2022.
  7. Palma JA, et al. Treatment of orthostatic and postprandial hypotension. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Jan. 24, 2022.
  8. Chadachan VM, et al. Understanding short-term blood-pressure-variability phenotypes: From concept to clinic practice. International Journal of General Medicine. 2018; doi:10.2147/IJGM.S164903.
  9. Physical Activity Guidelines for Americans. 2nd ed. U.S. Department of Health and Human Services. https://health.gov/our-work/physical-activity/current-guidelines. Accessed Jan. 24, 2022.
  10. AskMayoExpert. Physical activity (adult). Mayo Clinic; 2021.
  11. Laughlin EA, et al. Increased salt intake for orthostatic intolerance syndromes: A systematic review and meta-analysis. The American Journal of Medicine. 2020; doi:10.1016/j.amjmed.2020.05.028.

Presión arterial baja (hipotensión)