Descripción general

El carcinoma lobulillar in situ es una afección poco frecuente en la que se forman células anormales en los lobulillos o en las glándulas mamarias de las mamas. El carcinoma lobulillar in situ no es cáncer. Pero el diagnóstico de carcinoma lobulillar in situ indica que tienes un mayor riesgo de sufrir cáncer de mama.

El carcinoma lobulillar in situ no suele aparecer en las mamografías. Generalmente, la afección se descubre como resultado de una biopsia de mama realizada por otro motivo, como un bulto sospechoso en la mama o una mamografía anormal.

Las mujeres con carcinoma lobulillar in situ tienen un mayor riesgo de sufrir cáncer de mama en cualquiera de las mamas. Si te diagnostican carcinoma lobulillar in situ, el médico puede recomendarte que te realices otros exámenes para la detección de cáncer de mama y es posible que te solicite considerar tratamientos para reducir el riesgo de sufrir cáncer de mama invasivo.

Síntomas

El carcinoma lobulillar in situ no causa signos ni síntomas. Más bien, el médico podría descubrir que tienes carcinoma lobulillar in situ por accidente; por ejemplo, después de una biopsia para evaluar un nódulo mamario o una zona anormal, como microcalcificaciones, que se detectan en una mamografía.

Cuándo consultar al médico

Pide una consulta con tu médico si observas algún cambio en los senos, tales como un bulto, una zona de piel arrugada o inusual, una región engrosada debajo de la piel o secreción por el pezón.

Pregúntale al médico cuándo deberías considerar el análisis para la detección de cáncer de mama y con qué frecuencia deberías repetirlo. La mayoría de los grupos recomienda realizarse análisis de rutina para la detección de cáncer de mama a partir de los 40 años. Habla con el médico sobre lo que es adecuado para ti.

Causas

No queda claro cuál es la causa del carcinoma lobulillar in situ. El carcinoma lobulillar in situ comienza cuando las células en una glándula productora de leche (lobulillo) de una mama presentan mutaciones genéticas que hacen que las células tengan un aspecto anormal. Las células anormales permanecen en el lobulillo y no se expanden al tejido mamario circundante ni lo invaden.

El carcinoma lobulillar in situ no es cáncer y no se transforma en cáncer. Sin embargo, tener carcinoma lobulillar in situ aumenta el riesgo de sufrir cáncer de mama e incrementa las probabilidades de padecer cáncer de mama invasivo.

Se cree que el riesgo de sufrir cáncer de mama en mujeres a las que se les diagnosticó carcinoma lobulillar in situ es de aproximadamente el 20 por ciento. En otras palabras, de cada 100 mujeres a las que se les diagnostica carcinoma lobulillar in situ, a 20 se les diagnosticará cáncer de mama y a 80 no se les diagnosticará cáncer de mama. Se cree que el riesgo de padecer cáncer de mama para las mujeres en general es del 12 por ciento. En otras palabras, de cada 100 mujeres en la población general, a 12 se les diagnosticará cáncer de mama en su vida.

Tu riesgo individual de sufrir cáncer de mama se basa en muchos factores. Habla con el médico para comprender mejor tu riesgo individual de sufrir cáncer de mama.

Factores de riesgo

El riesgo de sufrir carcinoma lobulillar in situ puede aumentar si:

  • Tienes antecedentes familiares de cáncer de mama. Si a uno o más familiares cercanos les han diagnosticado cáncer de mama, es posible que tengas un mayor riesgo de padecer carcinoma lobulillar in situ.
  • Has estado recibiendo terapia de reemplazo hormonal para la menopausia. Las mujeres que han utilizado terapia de reemplazo hormonal durante más de tres a cinco años para ayudar afrontar los signos y síntomas de la menopausia pueden tener un mayor riesgo de sufrir carcinoma lobulillar in situ.
  • Eres mujer y tienes poco más de 40 años. A pesar de que el carcinoma lobulillar in situ es poco frecuente, existen más probabilidades de detectarlo en mujeres que tienen poco más de 40 años y que todavía no han tenido la menopausia. Sin embargo, el carcinoma lobulillar in situ es cada vez más frecuente en mujeres mayores que han atravesado la menopausia.

Feb. 24, 2018
References
  1. Niederhuber JE, et al., eds. Abeloff's Clinical Oncology. 5th ed. Philadelphia, Pa.: Churchill Livingstone Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com. Accessed Feb. 17, 2014.
  2. Breast cancer. Fort Washington, Pa.: National Comprehensive Cancer Network. http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp. Accessed Feb. 17, 2014.
  3. Sabel MS. Atypia and lobular carcinoma in situ: High risk lesions of the breast. http://www.uptodate.com/home. Accessed March 12, 2014.
  4. Cameron JL, et al., eds. Current Surgical Therapy. 11th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com. Accessed Feb. 17, 2014.
  5. Chen WY. Selective estrogen receptor modulators and aromatase inhibitors for breast cancer prevention. http://www.uptodate.com/home. Accessed March 12, 2014.
  6. SEER stat fact sheet: Breast cancer. National Cancer Institute. http://seer.cancer.gov/statfacts/html/breast.html. Accessed March 12, 2014.
  7. Moyer VA. Medications for risk reduction of primary breast cancer in women: U.S. Preventive Services Task Force recommendation statement. Annals of Internal Medicine. Sept. 24, 2013. http://annals.org/article.aspx?articleid=1740758. Accessed March 12, 2014.
  8. Visvanathan K, et al. Use of pharmacologic interventions for breast cancer risk reduction: American Society of Clinical Oncology clinical practice guideline. Journal of Clinical Oncology. 2013;31:2942.
  9. Degnim AC, et al. Surgical management of high-risk breast lesions. Surgical Clinics of North America. 2013;93:329.
  10. Townsend CM Jr, et al. Sabiston Textbook of Surgery: The Biological Basis of Modern Surgical Practice. 19th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2012. http://www.clinicalkey.com. Accessed Feb. 17, 2014.
  11. Pruthi S (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. March 16, 2014.
  12. Vogel VG, et al. Effects of tamoxifen vs raloxifene on the risk of developing invasive breast cancer and other disease outcomes: The NSABP study of tamoxifen and raloxifene (STAR) P-2 trial. JAMA. 2006;295:2727.

Carcinoma lobulillar in situ