Diagnóstico

Las pruebas y procedimientos que se utilizan para diagnosticar cáncer de labio comprenden:

  • Exploración física. En la exploración física, el médico te revisará los labios, la boca, la cara y el cuello en busca de signos de cáncer. El médico te preguntará sobre tus signos y síntomas.
  • Extracción de una muestra de tejido para análisis. En una biopsia, el médico extrae una pequeña muestra de tejido para análisis de laboratorio. En el laboratorio, un médico que analiza tejidos corporales (patólogo) puede determinar la presencia de cáncer, el tipo de cáncer y el nivel de agresividad presente en las células cancerosas.
  • Pruebas de diagnóstico por imágenes. Se pueden realizar pruebas de diagnóstico por imágenes para determinar si el cáncer se ha diseminado más allá de los labios. Las pruebas de diagnóstico por imágenes pueden ser tomografías computarizadas (TC), resonancias magnéticas (RM) o tomografías por emisión de positrones (TEP).

Tratamiento

Algunos tratamientos para el cáncer de labio son los siguientes:

  • Cirugía. La cirugía se usa para extraer el cáncer de labio y un margen de tejido sano que lo rodee. Después, el cirujano reconstruye el labio para que el paciente pueda comer, beber y hablar normalmente. También se usan técnicas para minimizar las cicatrices.

    Si el cáncer de labio es pequeño, la cirugía de reparación suele ser un procedimiento simple. Si el cáncer de labio es grande, es posible que deban intervenir cirujanos plásticos y reconstructivos expertos para reparar el labio. La cirugía reconstructiva puede incluir colocar en el rostro el tejido y la piel de otra parte del cuerpo.

    La cirugía para el cáncer de labio también puede incluir la extracción de glanglios linfáticos cancerosos del cuello.

  • Radioterapia. La radioterapia utiliza rayos de energía potentes, como rayos X y protones, para destruir las células cancerosas. La radioterapia para el cáncer de labio puede usarse sola o después de la cirugía. Puede aplicarse solo en el labio o también en los ganglios linfáticos del cuello.

    La mayoría de las veces, la radioterapia para el cáncer de labio se realiza con una máquina de gran tamaño que dirige con precisión los haces de energía. Sin embargo, en algunos casos, la radiación puede aplicarse directamente en el labio y dejarse allí durante un lapso breve. Este procedimiento, llamado braquiterapia, les permite a los médicos usar dosis mayores de radiación.

  • Quimioterapia. La quimioterapia utiliza medicamentos potentes para destruir las células cancerosas. En el caso del cáncer de labio y en algunas ocasiones, la quimioterapia se combina con la radioterapia para aumentar la eficacia del tratamiento. Si el cáncer de labio es avanzado y se propagó a otras partes del cuerpo, es posible usar quimioterapia para reducir los signos y síntomas, y para que el paciente se sienta más cómodo.

Cáncer de labio - atención en Mayo Clinic

March 10, 2018
  1. AskMayoExpert. Head and neck cancers (Cáncer de cabeza y cuello). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2016.
  2. Head and neck cancers (Cáncer de cabeza y cuello). Fort Washington, Pa.: National Comprehensive Cancer Network (Red Nacional Integral del Cáncer). http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp. Último acceso: 7 de noviembre de 2016.
  3. Niederhuber JE, et al., eds. Cancer of the head and neck (Cáncer de cabeza y cuello). En: Abeloff’s Clinical Oncology (Oncología clínica de Abeloff). 5.ª ed. Filadelfia, Pa.: Churchill Livingstone Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 7 de noviembre de 2016.
  4. Riggin ER. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. 19 de julio de 2016.
  5. Bagheri SC, et al., eds. Lip cancer — Ablative and reconstructive surgery (Cáncer de labio: cirugía reparadora y ablativa). En: Current Therapy in Oral and Maxillofacial Surgery (Terapia actual en cirugía oral y maxilofacial). Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2012. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 29 de noviembre de 2016.