Diagnóstico

Si los signos y síntomas que tienes sugieren que sufres insuficiencia renal aguda, es posible que tu médico te recomiende hacerte algunos análisis y procedimientos para verificar tu diagnóstico. Estos pueden incluir lo siguiente:

  • Control del volumen de excreción de orina. La medición de la cantidad de orina que produces en 24 horas puede ayudar al médico a determinar la causa de la insuficiencia renal.
  • Análisis de orina. El análisis de una muestra de orina, (urianálisis) puede revelar anomalías que sugieran insuficiencia renal.
  • Análisis de sangre. Una muestra de sangre puede revelar un aumento acelerado de los niveles de urea y creatinina, dos sustancias usadas para medir el funcionamiento renal.
  • Estudios de diagnóstico por imágenes. Los estudios de diagnóstico por imágenes como ultrasonido y tomografía computarizada pueden ser usados para ayudar a tu médico a ver tus riñones.
  • Extirpación de una muestra de tejido de riñón para realizar pruebas. En algunas ocasiones, puede que tu médico te recomiende una biopsia para extraer una pequeña muestra del tejido de tu riñón para analizarla en el laboratorio. El médico inserta a través de la piel una aguja en el riñón para extraer una muestra.

Tratamiento

El tratamiento para la insuficiencia renal aguda normalmente requiere hospitalización. La mayoría de las personas ya están hospitalizadas cuando desarrollan insuficiencia renal aguda. El tiempo de hospitalización depende del motivo de la insuficiencia renal aguda y de la rapidez con la que los riñones se recuperen.

En algunos casos, puede que realices el proceso de recuperación en tu casa.

Tratamiento para la causa de base de la lesión renal

El tratamiento para la insuficiencia renal aguda implica identificar la enfermedad o la lesión que originalmente dañó los riñones. Las opciones de tratamiento dependen de lo que esté causando la insuficiencia renal.

El tratamiento de las complicaciones hasta que tus riñones se recuperen

El médico también trabajará para prevenir complicaciones y darle tiempo a que tus riñones sanen. Los tratamientos que ayudan a prevenir complicaciones incluyen:

  • Tratamientos para equilibrar la cantidad de líquidos en sangre. Si la insuficiencia renal aguda es provocada por falta de líquidos en sangre, puede que tu médico recomiende líquidos por administración intravenosa (IV). En otros casos, la insuficiencia renal aguda puede hacer que retengas demasiado líquido, lo que te puede provocar hinchazón en los brazos y las piernas. En estos casos, puede que tu médico te recomiende medicamentos (diuréticos) para hacer que tu cuerpo elimine el exceso de líquido.
  • Medicamentos para controlar el potasio en sangre Si tus riñones no están filtrando adecuadamente el potasio de tu sangre, es posible que el médico te recete calcio, glucosa o sulfonato de poliestireno sódico (Kionex) para evitar que se acumulen altos niveles de potasio en la sangre. El exceso de potasio en la sangre puede causar latidos cardíacos peligrosamente irregulares (arritmias) y debilidad muscular.
  • Medicamentos para restablecer los niveles de calcio en sangre. Si los niveles de calcio en sangre son demasiado bajos, es posible que tu médico te recete una infusión de calcio.
  • Diálisis para eliminar toxinas de la sangre. Si se acumulan toxinas en tu sangre, es posible que necesites hemodiálisis temporal, a menudo conocida simplemente como diálisis, para ayudar a eliminar de tu cuerpo las toxinas y el exceso de líquido mientras el estado de tus riñones mejora. La diálisis puede ayudar también a eliminar el exceso de potasio de tu cuerpo. Durante la diálisis, una máquina bombea sangre fuera del cuerpo a través de un riñón artificial (dializador) que filtra los deshechos. Luego, se regresa la sangre al cuerpo.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Estilo de vida y remedios caseros

Durante la recuperación de la insuficiencia renal aguda, es posible que el médico te recomiende una dieta especial para ayudarte a fortalecer los riñones y limitar el trabajo que tienen que hacer. Es posible que el médico te derive a un nutricionista que pueda analizar tu dieta actual y te sugiera formas de hacer una dieta que sea beneficiosa para los riñones.

Según la situación, es posible que el nutricionista te recomiende:

  • Elegir alimentos con bajo contenido de potasio. Es posible que el nutricionista te recomiende elegir alimentos con bajo contenido de potasio. Los alimentos con alto contenido de potasio incluyen plátanos, naranjas, papas, espinaca y tomates. Ejemplos de alimentos con bajo contenido de potasio incluyen manzanas, coliflor, pimientos, uvas y fresas.
  • Evitar los productos con sal agregada. Reduce la cantidad de sodio que consumes por día al evitar productos con sal agregada, lo que incluye muchos alimentos precocidos como comidas congeladas, sopas enlatadas y comidas rápidas. Otros alimentos con sal agregada incluyen refrigerios salados, verduras enlatadas y carnes y quesos procesados.
  • Limitar el fósforo. El fósforo es un mineral que se encuentra en alimentos como el pan integral, la avena, los cereales de salvado, las bebidas cola de color oscuro, los frutos secos y la mantequilla de maní. Demasiada cantidad de fósforo en la sangre puede debilitar tus huesos y causar picazón (urticaria). El nutricionista puede aconsejarte acerca del fósforo y de cómo limitar la ingesta en tu situación particular.

Una vez que tus riñones se recuperen, es posible que ya no necesites seguir una dieta especial, aunque una alimentación saludable sigue siendo importante.

Preparación para la consulta

La mayoría de las personas ya están hospitalizadas cuando manifiestan insuficiencia renal aguda. Si tú o un ser querido desarrolla signos y síntomas de insuficiencia renal, consulta con tu médico o enfermera.

Si no te encuentras hospitalizado pero tienes signos o síntomas de insuficiencia renal, consulta a tu médico de cabecera o a un médico clínico. Si tu médico sospecha que quizás tengas problemas renales, puede que te derive a un especialista en enfermedades renales (nefrólogo).

Antes de la consulta con tu médico, toma nota de tus preguntas. Considera preguntar lo siguiente:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Mis riñones han dejado de funcionar? ¿Qué pudo haber causado la insuficiencia renal?
  • ¿Qué clase de pruebas necesito hacerme?
  • ¿Cuáles son las opciones de tratamiento y los riesgos?
  • ¿Necesito ir al hospital?
  • ¿Se recuperarán mis riñones o tendré que someterme a diálisis?
  • Tengo otros trastornos de salud. ¿Cómo puedo manejar mejor estas enfermedades en conjunto?
  • ¿Necesito comenzar una dieta especial? De ser así ¿me puede derivar con un nutricionista que me ayude a planificar lo que debo comer?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me receta?
  • ¿Tiene algún material impreso con información que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomienda?
Nov. 20, 2018
References
  1. Ferri FF. Acute kidney injury. In: Ferri's Clinical Advisor 2018. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed May 15, 2018.
  2. Goldman L, et al., eds. Acute kidney injury. In: Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Accessed May 15, 2018.
  3. Acute kidney injury. American Kidney Fund. http://www.kidneyfund.org/kidney-disease/kidney-problems/acute-kidney-injury.html. Accessed May 15, 2018.
  4. Acute kidney injury. The Merck Manual Professional Edition. https://www.merckmanuals.com/professional/genitourinary-disorders/acute-kidney-injury/acute-kidney-injury-aki. Accessed May 15, 2018.
  5. Negi S, et al. Acute kidney injury: Epidemiology, outcomes, complications, and therapeutic strategies. Seminars in Dialysis. 2018;1. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/sdi.12705. Accessed May 15, 2018.
  6. Kidney-friendly diet for CKD. American Kidney Fund. http://www.kidneyfund.org/kidney-disease/chronic-kidney-disease-ckd/kidney-friendly-diet-for-ckd.html. Accessed May 15, 2018.