Descripción general

La picazón en la piel es una sensación incómoda e irritante que hace que quieras rascarte. También conocida con el nombre de prurito, la picazón en la piel suele ser provocada por la piel seca. Es común en los adultos mayores, ya que la piel tiende a resecarse con la edad.

Según la causa de la picazón en la piel, la piel puede tener aspecto normal, enrojecido, áspero o con protuberancias. Rascarse de manera reiterada puede producir zonas de piel engrosadas y elevadas que podrían sangrar o infectarse.

Muchas personas encuentran alivio mediante métodos de cuidado personal, como humectarse a diario, usar jabones suaves y bañarse con agua tibia. Para aliviar esta afección a largo plazo, es necesario identificar y tratar la causa de la picazón. Los tratamientos comunes son cremas medicinales, apósitos húmedos y medicamentos orales para la picazón.

Síntomas

La picazón en la piel puede afectar áreas pequeñas, como el cuero cabelludo, un brazo o una pierna, o cubrir todo el cuerpo. La picazón en la piel puede ocurrir sin ningún cambio notable en la piel. O bien, puede estar relacionada con lo siguiente:

  • Enrojecimiento
  • Marcas de rascado
  • Bultos, manchas o ampollas
  • Piel seca y agrietada
  • Manchas escamosas y ásperas

A veces, la picazón dura un período prolongado de tiempo y puede ser intensa. A medida que te rascas o frotas la zona, aumenta la picazón. Y cuanto más te pica, más te rascas. Romper este ciclo de picazón-rascado puede ser difícil.

Cuándo debes consultar a un médico

Consulta a tu médico o a un especialista en enfermedades de la piel (dermatólogo) si la picazón tiene las siguientes características:

  • Dura más de dos semanas y no mejora con las medidas de cuidado personal.
  • Es intensa y te distrae de tus rutinas diarias o no te deja dormir.
  • Aparece de manera repentina y no se puede explicar fácilmente.
  • Afecta a todo el cuerpo.
  • Está acompañada de otros signos y síntomas, como pérdida de peso, fiebre o sudores nocturnos.

Si la afección persiste durante tres meses a pesar del tratamiento, consulta a un dermatólogo para que te realice pruebas en busca de una enfermedad de la piel. También puede ser necesario consultar a un médico que se especialice en medicina interna (internista) para que te realice pruebas en busca de otras enfermedades.

Causas

Las causas de picazón en la piel son las siguientes:

  • Enfermedades de la piel. Entre los ejemplos se incluyen piel seca (xerosis), eczema (dermatitis), psoriasis, sarna, parásitos, quemaduras, cicatrices, picaduras de insectos y urticaria.
  • Enfermedades internas. Tener picazón en todo el cuerpo puede ser síntoma de una enfermedad subyacente, como una enfermedad hepática o renal, anemia, diabetes, problemas de tiroides, mieloma múltiple o linfoma.
  • Trastornos del sistema nervioso. Entre los ejemplos se incluyen esclerosis múltiple, nervios pinzados y culebrilla (herpes zóster).
  • Enfermedades psiquiátricas. Entre los ejemplos se incluyen ansiedad, trastorno obsesivo compulsivo y depresión.
  • Irritación y reacciones alérgicas. La lana, las sustancias químicas, los jabones y otras sustancias pueden irritar la piel y causar sarpullido y picazón. En ocasiones, las sustancias, como la hiedra venenosa o los productos cosméticos, causan una reacción alérgica. Además, las reacciones a determinados medicamentos, como los analgésicos narcóticos (opioides) pueden causar picazón en la piel.

A veces, no se puede determinar la causa de la picazón.

Complicaciones

La picazón en la piel que es grave o dura más de seis semanas (prurito crónico) puede afectar la calidad de vida. Esto puede interrumpir el sueño o provocar ansiedad o depresión. El rascado y la picazón prolongados pueden aumentar la intensidad de la comezón, lo que puede dar como resultado una lesión, una infección o cicatrices en la piel.

Jan. 06, 2021
  1. Fazio SB, et al. Pruritis: Overview of management. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Sept. 30, 2020.
  2. AskMayoExpert. Pruritus without rash. Mayo Clinic; 2020.
  3. James WD, et al. Pruritus and neurocutaneous dermatoses. In: Andrews' Diseases of the Skin: Clinical Dermatology. 13th ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Nov. 17, 2020.
  4. Yosipovitch G, et al. Chronic pruritis. The New England Journal of Medicine. 2013;368:1625.
  5. Gibson LE (expert opinion). Mayo Clinic. Nov. 25, 2020.
  6. Fazio SB, et al. Pruritis: Etiology and patient evaluation. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Sept. 30, 2020.
  7. James WD, et al. Eczema, atopic dermatitis, and noninfectious immunodeficiency disorders. In: Andrews' Diseases of the Skin: Clinical Dermatology. 13th ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Nov. 17, 2020.
  8. Taylor, SC. Cosmetic applications. In: Treatments for Skin of Color. Elsevier; 2011.
  9. Kermott CA, et al., eds. Poison ivy rash. In: Mayo Clinic Book of Home Remedies. 2nd ed. Time; 2017.
  10. Kermott CA, et al., eds. Poison ivy rash. In: Mayo Clinic Book of Home Remedies. 2nd ed. Time; 2017.

Relacionado

Procedimientos asociados