La causa exacta del trastorno explosivo intermitente es desconocida, pero es probable que sea causada por un número de factores ambientales y biológicos. El trastorno típicamente comienza en la niñez, después de los 6 años, o durante la adolescencia y es más frecuente en personas menores de 40 años.

  • Medio ambiente. La mayoría de las personas con este trastorno creció en familias donde eran frecuentes el comportamiento explosivo y el abuso verbal y físico. Estar expuesto a este tipo de comportamiento a una edad temprana hace más propensos a estos niños a exhibir las mismas características a medida que crecen.
  • Genética. También puede haber un componente genético, que causa la transmisión de este trastorno de los padres a sus hijos.
  • Química del cerebro. Puede haber diferencias en la manera en que la serotonina, un importante mensajero químico del cerebro, funciona en personas con el trastorno explosivo intermitente.
Aug. 25, 2015