Diagnóstico

Además del examen médico general, es probable que el médico haga pruebas para determinar la naturaleza de los síntomas e identificar la causa posible.

Pruebas para confirmar el síndrome de Horner

Es posible que el médico pueda diagnosticar el síndrome de Horner basándose en tus antecedentes y en una evaluación de los síntomas.

Un especialista en ojos (oftalmólogo) también puede confirmar un diagnóstico poniendo gotas en ambos ojos; una gota que dilate la pupila del ojo sano o una gota que la contraiga. Al comparar las reacciones en el ojo sano con las del otro ojo, el médico puede determinar si la causa de los problemas en ese ojo es el daño en los nervios.

Pruebas para identificar el lugar del daño nervioso

La naturaleza de los síntomas puede ayudar al médico a enfocar la búsqueda de la causa del síndrome de Horner. Es posible que también realice análisis adicionales o pida pruebas de diagnóstico por imágenes para ubicar la lesión o la anomalía que altera la vía nerviosa.

Es posible que el médico te administre un tipo de gotas para los ojos que dilatarán significativamente el ojo sano y causarán poca dilatación en el ojo afectado si el síndrome de Horner lo ocasionó una anomalía de las neuronas de tercer orden (una interrupción en la zona del cuello o más arriba).

Tu médico también puede pedir uno o más de los siguientes análisis de diagnóstico por imágenes para ubicar el sitio de la anomalía probable que causa el síndrome de Horner:

  • Imágenes por resonancia magnética, una tecnología que usa ondas de radio y un campo magnético para producir imágenes detalladas
  • Angiografía por resonancia magnética, que se usa para evaluar los vasos sanguíneos
  • Radiografía de tórax
  • Tomografía computarizada, una tecnología radiográfica especializada

Tratamiento

No hay tratamiento específico para el síndrome de Horner. A menudo, el síndrome de Horner desaparece cuando la enfermedad no diagnosticada se trata de manera eficaz.

Preparación para la consulta

En la mayoría de las situaciones que no son de emergencia, comenzarás consultando a tu médico de cabecera o a un oftalmólogo. Quizás te deriven a un médico especializado en trastornos del sistema nervioso (neurólogo) o a un especialista en ambas ramas, trastornos neurológicos y trastornos que afectan el ojo y las vías ópticas (neurooftalmólogo).

Qué puedes hacer

Antes de la cita, prepara una lista que incluya lo siguiente:

  • Tus síntomas, incluido cualquier cambio que te haya preocupado
  • Información personal esencial, incluidas las enfermedades y lesiones anteriores o recientes y los episodios de estrés que hayas tenido
  • Todos los medicamentos, las vitaminas u otros suplementos que tomes y las dosis
  • Preguntas para hacerle al proveedor de atención médica

Si es posible, pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe para que te ayude a recordar la información que recibas.

Estas son preguntas básicas que puedes hacerle al proveedor de atención médica:

  • ¿Qué puede ser la causa de mis síntomas?
  • Además de la causa más probable, ¿cuáles son otras causas posibles de mis síntomas?
  • ¿Qué pruebas necesito hacerme?
  • ¿Es probable que mi afección sea temporal o crónica?
  • ¿Cuál es el mejor plan de acción?
  • ¿Tendré que hacerme alguna evaluación o prueba de seguimiento?

Si es posible, lleva a la cita algunas fotografías relativamente recientes que se hayan tomado antes de la aparición de los síntomas. Estas imágenes pueden ayudar al médico a evaluar la afección actual del ojo afectado.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico registre los síntomas y lleve a cabo un examen médico general. Es probable que el médico te haga una serie de preguntas, entre ellas las siguientes:

  • ¿Cuándo comenzaste a tener síntomas?
  • ¿Los síntomas cambiaron o empeoraron con el tiempo?
  • ¿Tienes antecedentes de cáncer?
  • ¿Recientemente has tenido algún traumatismo o lesión?
  • ¿Has sentido algún dolor de cabeza, de cuello, de hombro o de brazo?
  • ¿Tienes antecedentes de migrañas o cefalea en brotes?
July 19, 2022
  1. Ropper AH, et al. Disorders of ocular movement and pupillary function. In: Adams & Victor's Principles of Neurology. 11th ed. McGraw Hill; 2019. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed Feb. 19, 2022.
  2. Kedar S, et al. Horner's syndrome. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed March 2, 2018.
  3. Horner's syndrome. National Organization for Rare Diseases. https://rarediseases.org/rare-diseases/horners-syndrome/. Accessed Feb. 19, 2022.
  4. Horner's syndrome. National Center for Advancing Translational Sciences. https://rarediseases.info.nih.gov/diseases/6670/horners-syndrome. Accessed Feb. 19, 2022.
  5. Ferri FF. Horner syndrome. In: Ferri's Clinical Advisor 2022. Elsevier; 2022. https://www.clinicalkey.com. Accessed Feb. 19, 2022.
  6. Martin TJ. Horner syndrome: A clinical review. ACS Chemical Neuroscience. 2018; doi:10.1021/acschemneuro.7b00405.
  7. Graff-Radford J (expert opinion). Mayo Clinic. Feb. 21, 2022.