Descripción general

La púrpura de Henoch-Schönlein es un trastorno que provoca inflamación y sangrado en los vasos sanguíneos pequeños de la piel, las articulaciones, los intestinos y los riñones.

La característica más sobresaliente de la púrpura de Henoch-Schönlein es una erupción cutánea de color violáceo que aparece típicamente en la parte inferior de las piernas y los glúteos. La púrpura de Henoch-Schönlein también puede provocar dolor abdominal y en las articulaciones. En muy pocas ocasiones, puede presentarse daño renal grave.

La púrpura de Henoch-Schönlein puede afectar a cualquiera. Sin embargo, es más frecuente en niños de entre 2 y 6 años. La afección normalmente mejora por sí sola. Generalmente, se necesita atención médica si el trastorno afecta los riñones.

Síntomas

Las cuatro principales características de la púrpura de Henoch-Schonlein incluyen lo siguiente:

  • Erupción cutánea (púrpura). Las manchas rojas y púrpuras con apariencia de hematomas son el signo más distintivo y general de la púrpura de Henoch-Schonlein. La erupción cutánea se manifiesta principalmente en los glúteos, las piernas y los pies, pero también puede aparecer en los brazos, el rostro y el tronco, y puede ser peor en áreas bajo presión, como los puños de las medias y la cintura.
  • Inflamación de las articulaciones y dolor (artritis). Las personas con la púrpura de Henoch-Schonlein suelen tener dolor e inflamación alrededor de las articulaciones, principalmente en rodillas y tobillos. El dolor en las articulaciones a veces precede una o dos semanas a la típica erupción cutánea. Estos síntomas desaparecen junto con la enfermedad y no dejan daños permanentes.
  • Síntomas gastrointestinales. Muchos niños con la púrpura de Henoch-Schonlein tienen síntomas gastrointestinales, como dolor abdominal, náuseas, vómitos o heces con sangre. A veces estos síntomas aparecen antes de la erupción cutánea.
  • Compromiso renal. La púrpura de Henoch-Schonlein también puede afectar los riñones. En la mayoría de los casos, esto se manifiesta en forma de proteínas o sangre en la orina, que hasta puede que desconozcas, a menos que te realices un análisis de orina. Generalmente este problema desaparece una vez que pasa la enfermedad pero, en raras ocasiones, la enfermedad renal puede desarrollarse y volverse persistente.

Cuándo consultar al médico

Consulta con tu médico si tienes la púrpura de Henoch-Schonlein y te está causando problemas graves en el tubo digestivo.

Si tu hijo padece la erupción cutánea asociada con esta afección, consulta con su médico lo más pronto posible.

Causas

En los casos de púrpura de Henoch-Schonlein, se inflaman algunos de los vasos sanguíneos pequeños del cuerpo, lo cual puede provocar sangrado de la piel, el abdomen y los riñones. No está claro por qué se desarrolla esta inflamación inicial. Puede ser el resultado de que el sistema inmunitario responde de manera inadecuada a determinados factores desencadenantes.

Casi la mitad de las personas que padecen la púrpura de Henoch-Schonlein desarrollaron la enfermedad después de una rinofaringitis, como un resfrío. Los desencadenantes infecciosos pueden incluir la varicela, la faringitis estreptocócica, el sarampión y la hepatitis. Otros desencadenantes pueden incluir determinados medicamentos, alimentos, picaduras de insectos o exposición al tiempo frío.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar púrpura de Henoch-Schönlein incluyen los siguientes:

  • Edad. La enfermedad afecta principalmente a niños y adultos jóvenes, y la mayoría de los casos ocurren en niños de 2 a 6 años.
  • Sexo. La púrpura de Henoch-Schönlein es un poco más frecuente en niños que en niñas.
  • Raza. Los niños blancos y los niños asiáticos son más propensos a desarrollar púrpura de Henoch-Schönlein que los niños afroamericanos.
  • Época del año. La púrpura de Henoch-Schönlein ocurre principalmente en otoño, invierno y primavera, pero casi nunca en verano.

Complicaciones

En la mayoría de las personas, los síntomas mejoran en un mes, sin dejar ningún problema. Pero frecuentemente vuelven a aparecer.

Entre las complicaciones de la púrpura Henoch-Schonlein se incluyen las siguientes:

  • Daño renal. La complicación más grave de la púrpura Henoch-Schonlein es el daño renal. Este riesgo es mayor en adultos que en niños. Ocasionalmente, el daño es tan grande que se necesita hacer diálisis o un trasplante de riñón.
  • Obstrucción intestinal. En pocos casos, la púrpura Henoch-Schonlein puede causar invaginación intestinal: un problema en el cual una parte del intestino se pliega en sí mismo como un telescopio, lo que hace que las sustancias no se puedan mover a través del intestino. Esto es raro en adultos.
Nov. 09, 2016
References
  1. Henoch-Schönlein purpura (Púrpura de Henoch-Schönlein). Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases). http://kidney.niddk.nih.gov/kudiseases/pubs/hsp. Último acceso: 18 de mayo de 2016.
  2. Kliegman RM, et al. Henoch-Schönlein purpura nephritis (Nefritis por púrpura de Henoch-Schönlein). En: Nelson Textbook of Pediatrics (Manual de pediatría de Nelson). 20.ª ed. Filadelfia, Pa.: Elsevier; 2016. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 18 de mayo de 2016.
  3. Interventions for preventing and treating kidney disease in Henoch-Schönlein purpura (Intervenciones para la prevención y el tratamiento de la enfermedad renal en personas con Henoch-Schönlein). Cochrane Database of Systematic Reviews (Base de datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas). http://ovidsp.tx.ovid.com/sp-3.20.0b/ovidweb.cgi. Último acceso: 18 de mayo de 2016.
  4. Dedeoglu F, et al. Clinical manifestations and diagnosis of Henoch-Schönlein purpura (Manifestaciones clínicas y diagnóstico de la púrpura de Henoch-Schönlein). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 18 de mayo de 2016.
  5. Dedeoglu F, et al. Management of Henoch-Schönlein purpura (Tratamiento de la púrpura de Henoch-Schönlein). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 18 de mayo de 2016.
  6. Ferri FF. Henoch-Schönlein purpura (Púrpura de Henoch-Schönlein). En: Ferri’s Clinical Advisor 2016 (Consejos clínicos de Ferri 2016). Filadelfia, Pa.: Mosby Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 18 de mayo de 2016.

Púrpura de Henoch-Schönlein