Características adicionales

Algunas de estas características optativas mejoran tu capacidad auditiva en situaciones específicas:

  • Reducción del ruido.Todos los audífonos tienen alguna capacidad de reducir el ruido. La reducción será variable.
  • Micrófonos direccionales. Están alineados en el audífono para mejorar la captación de los sonidos que vienen de tu frente, atenuando un poco los provenientes de atrás o de los lados. Algunos audífonos pueden enfocarse en una dirección. Los micrófonos direccionales pueden mejorar la capacidad auditiva cuando te encuentras en un ambiente con mucho ruido de fondo.
  • Baterías recargables. Algunos audífonos tienen baterías recargables, lo que hace más fácil el mantenimiento al eliminar la necesidad de cambiar laspilas regularmente.
  • Cable para teléfono. Los cables en espiral facilitan la audición cuando se habla por un teléfono compatible. Este cable en espiral elimina los sonidos ambientales, y sólo captan los que vienen del teléfono. También captan señales de los sistemas públicos de circuitos cerrados en algunas iglesias o teatros, lo que permite escuchar mejor al hablante, la obra de teatro o la película.
  • Conectividad inalámbrica.Cada vez más, los audífonos pueden conectarse a ciertos aparatos compatibles con Bluetooth: teléfonos celulares, reproductores de música y televisores. Tal vez tengas que utilizar un dispositivo intermediario para captar las señales del teléfono o de otros aparatos y dirigirlas al audífono.
  • Controles remotos. Algunos audífonos están equipados con control remoto, así que es posible ajustar las características sin tocar el audifono.
  • Entrada directa de audio.Esta característica permite conectar el audio de una televisión, una computadora o un reproductor de música con un cable.
  • Programación variable. Hay audífonos que almacenan servicios preprogramados para diversas necesidades de audición y ambientes.
  • Control del ruido ambiental.Algunos audífonos ofrecen eliminación de sonido, lo cual sirve para bloquear el ruido de fondo. Otros ofrecen reducción del ruido del viento.
  • Sincronización.En el caso de un individuo con dos audífonos, es posible programarlos para que funcionen sincronizados. Así, los ajustes que se hagan a uno de los aparatos (control del volumen o cambios de programa) se efectuarán en el otro dispositivo, lo que facilita el control.

Antes de comprar

Cuando busques un audífono, explora tus opciones para saber qué tipo será el más adecuado para ti. Además:

  • Hazte un examen médico. Consulta a tu médico para excluir las causas de pérdida de audición que pueden corregirse, como cerumen en los oídos o una infección. Ve a un especialista (audiólogo) para que te examine audición.
  • Consigue el nombre de un audiólogo de confianza.Si no conoces a uno bueno, pide una recomendación a tu médico. El audiólogo evaluará tu audición, te ayudará a escoger el audífono adecuado, y lo ajustará a tus necesidades. Tal vez obtengas los mejores resultados con dos aparatos.
  • Pregunta si hay un período de prueba. Generalmente se puede conseguir un audífono con un período de prueba. Tal vez tardes en acostumbrarte al aparato y en decidir si es el adecuado. Pide al vendedor que ponga por escrito el costo de un período de prueba, pregúntale si el importe está incluido en el costo final de los audífonos y cuánto te reembolsaría en caso de que los devolvieras durante el período de prueba.
  • Considera tus necesidades futuras. Pregunta si se puede incrementar la capacidad del audífono que elegiste, de modo que siga siéndote útil si empeora tu pérdida de audición.
  • Verifica si hay garantía. Asegúrate de que incluyan una garantía que cubra repuestos y mano de obra durante un periodo específico. Algunos vendedores incluyen en la garantía consultas y servicios profesionales.
  • Ten cuidado con las falsas promesas. Los audífonos no pueden devolver la audición normal ni eliminar todo el ruido de fondo. Ten cuidado con los anuncios o vendedores que afirmen lo contrario.
  • Planea los gastos. El costo de los audífonos varía mucho: de unos $1,500 dólares hasta varios miles. Los honorarios profesionales, los controles remotos, los accesorios y otras opciones pueden costar extra. Habla con tu audiólogo sobre tus necesidades y expectativas.

    Algunas pólizas de seguros cubren parte o todo el costo de los audífonos — lee tu póliza para estar seguro. El programa Medicare no paga el costo de estos aparatos. En muchos estados en los Estados Unidos las compañías aseguradoras privadas están obligadas a pagar los audífonos para niños. La asistencia médica cubre los audífonos en la mayoría de los estados. Si eres veterano militar, posiblemente los obtengas sin costo a través de Veterans Administration (VA).

Acostúmbrate a usar tus audífonos

Acostumbrarte a los audífonos lleva tiempo . Probablemente notarás que tus habilidades para escuchar mejoran gradualmente al acostumbrarte a la amplificación. Incluso tu voz sonará diferente cuando uses un audífono.

Al comenzar a usar un audífono, ten presente lo siguiente:

  • Los audífonos no te devolverán la audición normal. Los audífonos no pueden restablecer la audición. Pueden mejorarla al amplificar los sonidos a volumen bajo.
  • Tómate un tiempo para acostumbrarte al audífono Lleva tiempo habituarse a tu audífono nuevo. Pero cuanto más lo uses, más pronto te adaptarás a los sonidos amplificados.
  • Practica usándolo en diversos ambientesLa audición amplificada suena diferente en lugares diferentes.
  • Busca ayuda y adopta una actitud positiva. Estar dispuesto a practicar y la ayuda de amigos y parientes contribuirá a tu éxito con el audífono. Puedes considerar unirte a un grupo de apoyo para personas con pérdida de audición o que recién empiezan a usar audífonos.
  • Regresa a consultas de seguimiento. A veces los especialistas incluyen en sus honorarios el costo de una o varias consultas de seguimiento. Es una buena idea aprovecharlas para hacer los ajustes necesarios y asegurarte de que los audífonos funcionen de la mejor manera posible.

Tu éxito con los audífonos será más fácil si los usas en forma regular y los cuidas bien. Además el audiólogo te hablará de nuevos audífonos y otros aparatos que hayan salido recientemente a la venta, y te ayudará a hacer los cambios y ajustes necesarios a tus necesidades. La meta es que, con el tiempo, encontrarás un audífono que te resulte cómodos y que mejore tu capacidad de oír y de comunicarte.

Sept. 02, 2015