Descripción general

La enfermedad de Graves es un trastorno del sistema inmunitario que da lugar a la sobreproducción de hormonas tiroideas (hipertiroidismo). Si bien una serie de trastornos puede dar lugar al hipertiroidismo, la enfermedad de Graves es una causa frecuente.

Debido a que las hormonas tiroideas afectan varios sistemas corporales diferentes, los signos y síntomas asociados con la enfermedad de Graves pueden ser diversos y afectar considerablemente tu bienestar general. Si bien la enfermedad de Graves puede afectar a cualquier persona, es más frecuente entre las mujeres y antes de los 40 años de edad.

Los objetivos primarios del tratamiento consisten en inhibir la sobreproducción de las hormonas tiroideas y disminuir la gravedad de los síntomas.

Atención de la enfermedad de Graves en Mayo Clinic

Síntomas

Algunos signos y síntomas frecuentes de la enfermedad de Graves son:

  • Angustia e irritabilidad
  • Un temblor leve de las manos o los dedos
  • Sensibilidad al calor y aumento en la sudoración, o piel caliente y húmeda
  • Adelgazamiento, a pesar de hábitos alimentarios normales
  • Agrandamiento anormal de la glándula tiroides (bocio)
  • Cambios en los ciclos menstruales
  • Disfunción eréctil o disminución de la libido
  • Movimientos intestinales frecuentes
  • Ojos protuberantes (oftalmopatía de Graves)
  • Fatiga
  • Piel gruesa y roja, por lo general sobre las tibias o la parte superior de los pies (dermopatía de Graves)
  • Latidos del corazón irregulares o acelerados (palpitaciones)

Enfermedad ocular de Grave

Aproximadamente el 30 por ciento de las personas con la enfermedad de Graves también tienen signos y síntomas de un trastorno conocido como «oftalmopatía de Graves». En la oftalmopatía de Graves, la inflamación y otros signos del sistema inmunitario afectan a los músculos y a otros tejidos alrededor de los ojos. Los signos y síntomas resultantes pueden ser:

  • Ojos protuberantes (exoftalmia)
  • Sensación de arena en los ojos
  • Presión o dolor en los ojos
  • Párpados hinchados o retraídos
  • Ojos enrojecidos o inflamados
  • Sensibilidad a la luz
  • Visión doble
  • Pérdida de la visión

Dermopatía de Graves

Una manifestación poco frecuente de la enfermedad de Graves, denominada «dermopatía de Graves», es el enrojecimiento y engrosamiento de la piel, más a menudo en las tibias o la parte superior de los pies.

Cuándo consultar al médico

Varias enfermedades pueden causar los signos y síntomas asociados con la enfermedad de Graves. Consulta con el médico si tienes algún problema que podría estar relacionado con la enfermedad de Graves para obtener un diagnóstico rápido y preciso.

Busca atención de urgencia si tienes signos y síntomas relacionados con el corazón, como latidos del corazón rápidos o irregulares, o si manifiestas pérdida de la visión.

Causas

La enfermedad de Graves es provocada por un mal funcionamiento del sistema inmunitario del cuerpo que combate las enfermedades, aunque no se conoce con exactitud por qué motivo sucede.

Una respuesta normal del sistema inmunitario es producir anticuerpos diseñados para atacar un virus específico, una bacteria o una sustancia extraña. En la enfermedad de Graves, por motivos que no se comprenden bien, el organismo produce un anticuerpo contra una parte de las células de la glándula tiroides, una glándula que produce hormonas ubicada en el cuello.

En condiciones normales, la función de la tiroides es regulada por una hormona liberada por una pequeña glándula en la base del cerebro (la hipófisis). El anticuerpo asociado con la enfermedad de Graves —anticuerpo contra el receptor de tirotropina— actúa como la hormona reguladora de la hipófisis. Esto significa que el anticuerpo contra el receptor de tirotropina anula la regulación normal de la tiroides y genera una producción excesiva de hormonas tiroideas (hipertiroidismo).

Causa de la oftalmopatía de Graves

Este trastorno se produce por la acumulación de ciertos hidratos de carbono en los músculos y tejidos ubicados detrás de los ojos, cuya causa tampoco se conoce. Al parecer, el mismo anticuerpo que puede producir disfunción tiroidea también tendría una «atracción» por los tejidos que rodean los ojos.

La oftalmopatía de Graves suele aparecer al mismo tiempo que el hipertiroidismo, o varios meses después. Pero los signos y síntomas de la oftalmopatía pueden aparecer años antes o después del comienzo del hipertiroidismo. La oftalmopatía de Graves también puede aparecer aunque no haya hipertiroidismo.

Factores de riesgo

Aunque cualquiera puede contraer la enfermedad de Graves, existen distintos factores que pueden aumentar el riesgo de padecerla. Estos factores de riesgo son los siguientes:

  • Antecedentes familiares. Debido a que los antecedentes familiares de la enfermedad de Graves son un factor de riesgo conocido, existe la probabilidad de que uno o más genes hagan que una persona sea más propensa al trastorno.
  • El sexo. Las mujeres son mucho más propensas a padecer la enfermedad de Graves que los hombres.
  • Edad. La enfermedad de Graves generalmente se manifiesta en personas menores de 40 años.
  • Otros trastornos autoinmunitarios. Las personas que padecen otros trastornos del sistema inmunitario, como diabetes tipo 1 o artritis reumatoide, están en mayor riesgo.
  • El estrés físico o emocional. Los acontecimientos estresantes de la vida o las enfermedades pueden desencadenar la enfermedad de Graves en personas con predisposición genética.
  • Embarazo. El embarazo o parto reciente pueden aumentar el riesgo de sufrir el trastorno, particularmente en mujeres con predisposición genética.
  • Fumar. Fumar cigarrillos, lo cual puede afectar el sistema inmunitario, aumenta el riesgo de padecer la enfermedad de Graves. Los fumadores que padecen la enfermedad de Graves también tienen mayor riesgo de contraer la enfermedad ocular de Graves.

Complicaciones

Las complicaciones de la enfermedad de Graves pueden ser:

  • Problemas durante el embarazo. Las posibles complicaciones de la enfermedad de Graves durante el embarazo son: aborto espontáneo, parto prematuro, disfunción tiroidea fetal, crecimiento fetal deficiente, insuficiencia cardíaca materna y preeclampsia. La preeclampsia es un trastorno materno que produce presión arterial alta y otros signos y síntomas graves.
  • Trastornos cardíacos. Si no se la trata, la enfermedad de Graves puede provocar trastornos del ritmo cardíaco, alteraciones en la estructura y la función de los músculos del corazón y la incapacidad del corazón de bombear suficiente sangre hacia el cuerpo (insuficiencia cardíaca congestiva).
  • Crisis tiroidea. La crisis tiroidea es una complicación potencialmente mortal, aunque poco frecuente, de la enfermedad de Graves. También se la conoce como «hipertiroidismo acelerado» o «crisis tirotóxica». Es más probable cuando el hipertiroidismo grave no se trata o se trata de manera inadecuada.

    El aumento repentino y drástico en las hormonas tiroideas puede producir varios efectos, como fiebre, sudoración abundante, vómitos, diarrea, delirio, debilidad grave, convulsiones, latidos del corazón muy irregulares, ojos y piel amarillos (ictericia), presión arterial baja grave y coma. La crisis tiroidea requiere inmediata atención médica de urgencia.

  • Huesos frágiles. El hipertiroidismo no tratado también puede conducir a huesos débiles y frágiles (osteoporosis). La fuerza de los huesos depende, en parte, de la cantidad de calcio y minerales que contienen. Una cantidad excesiva de hormona tiroidea afecta la capacidad del cuerpo de incorporar calcio a los huesos.

Enfermedad de Graves care at Mayo Clinic

Sept. 21, 2018
References
  1. Smith TJ, et al. Graves' disease (Enfermedad de Graves). New England Journal of Medicine (Revista de Medicina de Nueva Inglaterra). 2016;375:1552.
  2. Graves' disease (Enfermedad de Graves). Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (U.S. Department of Health and Human Services). https://www.niddk.nih.gov/health-information/health-topics/endocrine/graves-disease/Pages/fact-sheet.aspx. Último acceso: 24 de enero de 2017.
  3. Longo DL, et al., eds. Disorders of the thyroid gland (Trastornos de la glándula tiroides). En: Harrison’s Principles of Internal Medicine (Principios de Medicina Interna de Harrison). 19.ª ed. Nueva York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2015. http://accessmedicine.com/. Último acceso: 24 de enero de 2017.
  4. Papadakis MA, et al., eds. Endocrine disorders (Trastornos endocrinos). En: Current Medical Diagnosis & Treatment 2017 (Diagnóstico y tratamiento médico actual 2017). 56.ª ed. Nueva York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2017. http://www.accessmedicine.com. Último acceso: 24 de enero de 2017.
  5. Davies TF. Pathogenesis of Graves' disease (Patogenia de la enfermedad de Graves). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 24 de enero de 2017.
  6. Ross DS. Graves' hyperthyroidism in nonpregnant adults: Overview of treatment (Hipertiroidismo por la enfermedad de Graves en hombres adultos y mujeres adultas que no están embarazadas: descripción general del tratamiento). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 24 de enero de 2017.
  7. Ross DS, et al. 2016 American Thyroid Association guidelines for diagnosis and management of hyperthyroidism and other causes of thyrotoxicosis (Pautas para 2016 de la Asociación Americana de la Tiroides para el diagnóstico y tratamiento del hipertiroidismo y otras causas de la tirotoxicosis). Thyroid (Tiroides). 2016;26:1343.
  8. Mayo CH. The surgical treatment of goiter (El tratamiento quirúrgico del bocio). The Journal of the American Medical Association (Revista de la Asociación Médica Estadounidense). 1904;XLII:1059.
  9. Warner KJ. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. 21 de febrero de 2017.