Descripción general

El glaucoma es un grupo de enfermedades del ojo que dañan el nervio óptico, el cual es vital para la buena visión. El daño es a menudo causado por la presión anormalmente alta en tu ojo.

El glaucoma es una de principales causas de ceguera en los Estados Unidos. Puede ocurrir a cualquier edad pero es más frecuente en adultos mayores.

La forma más frecuente de glaucoma no tiene signos de advertencia. El efecto es tan gradual que puede que no notes cambios en tu visión hasta que la enfermedad está en su etapa avanzada.

La visión perdida a causa del glaucoma no puede recuperarse. Así que es importante someterse a exámenes de la vista periódicos, como los que miden la presión del ojo. Si el glaucoma se diagnostica en forma temprana, la pérdida de la visión se puede reducir o prevenir. Si tienes la enfermedad, generalmente necesitarás tratamiento por el resto de tu vida.

Síntomas

Los signos y síntomas del glaucoma pueden variar según el tipo y el estadio de la enfermedad. Por ejemplo:

Glaucoma de ángulo abierto

  • Puntos ciegos dispersos en la visión lateral (periférica) o central, con frecuencia en ambos ojos
  • Visión de túnel en las etapas avanzadas

Glaucoma de ángulo cerrado agudo

  • Dolor intenso de cabeza
  • Dolor de ojos
  • Náuseas y vómitos
  • Visión borrosa
  • Halos alrededor de las luces
  • Enrojecimiento de los ojos

Si no se trata, el glaucoma, con el tiempo, provocará ceguera. Incluso con tratamiento, alrededor del 15 por ciento de las personas que padecen glaucoma tienen ceguera en, al menos, un ojo dentro de los 20 años.

Cuándo consultar al médico

Busca atención médica inmediata

Acude con rapidez a una sala de urgencias o al consultorio de un médico de ojos (oftalmólogo) si experimentas algunos de los síntomas del glaucoma de ángulo cerrado agudo, como dolores de cabeza intensos, dolor en los ojos o visión borrosa.

Programa exámenes de la vista

El glaucoma de ángulo abierto da pocos signos de advertencia hasta que el daño permanente ya ocurrió. Los exámenes de la vista regulares son clave para detectar el glaucoma lo antes posible a fin de desacelerar el crecimiento o de prevenir la pérdida de la visión de forma satisfactoria.

La Academia Americana de Oftalmología (American Academy of Ophthalmology) recomienda realizar los análisis para la detección de glaucoma:

  • Cada cuatro años a partir de los 40 años si no presentas factores de riesgo de glaucoma
  • Cada dos años si corres un riesgo alto o si eres mayor de 65 años

Causas

El glaucoma es el resultado de un daño al nervio óptico. A medida que este nervio se deteriora gradualmente, aparecen puntos ciegos en el campo visual. Por motivos que los médicos no comprenden en su totalidad, esa lesión a los nervios suele relacionarse con un aumento de presión en el ojo.

La presión ocular elevada se debe a una acumulación de líquido (humor acuoso) que fluye en el ojo. Por lo general, el líquido drena hacia la parte frontal del ojo (cavidad anterior) a través del tejido (malla trabecular) en el ángulo en el que se juntan el iris y la córnea. Cuando se produce un exceso de líquido o el sistema de drenaje no funciona de manera correcta, el líquido no puede salir con su velocidad normal y la presión se acumula.

El glaucoma suele ser hereditario. En algunas personas, los científicos identificaron genes relacionados con presión ocular alta y con una lesión a los nervios ópticos.

Los tipos de glaucoma son los siguientes:

Glaucoma de ángulo abierto

El glaucoma de ángulo abierto es la forma más frecuente de la enfermedad. El ángulo de drenaje que forman la córnea y el iris permanece abierto, pero la malla trabecular se bloquea de manera parcial. Esto hace que la presión del ojo aumente gradualmente. Esa presión daña el nervio óptico. Sucede de modo tan lento que es posible que pierdas la vista antes de darte cuenta de que hay algún problema.

Glaucoma de ángulo cerrado

El glaucoma de ángulo cerrado, también denominado «glaucoma de cierre de ángulo», aparece cuando el iris crece hacia adelante hasta estrechar o bloquear el ángulo de drenaje que forman la córnea y el iris. En consecuencia, el líquido no puede circular en el ojo y la presión aumenta. Algunas personas tienen ángulos de drenaje estrechos, por lo cual corren un riesgo mayor de padecer glaucoma de ángulo cerrado.

El glaucoma de ángulo cerrado puede manifestarse de repente (glaucoma de ángulo cerrado agudo) o en forma gradual (glaucoma de ángulo cerrado crónico). El glaucoma de ángulo agudo es una emergencia médica. Puede desencadenarse por una dilatación repentina de las pupilas.

Glaucoma de tensión normal

En el glaucoma de tensión normal, el nervio óptico se lesiona aunque la presión ocular se mantiene en sus niveles normales. Nadie conoce el motivo exacto de esta enfermedad. Es posible que tu nervio óptico sea sensible o que tengas un menor suministro de sangre hacia el nervio óptico. Este flujo sanguíneo limitado puede ser producto de la ateroesclerosis —acumulación de depósitos grasos (placas) en las arterias— u otras enfermedades que afectan la circulación.

Glaucoma en niños

Es posible que los bebés y los niños tengan glaucoma. Puede ser congénito o manifestarse en los primeros años de vida. La lesión al nervio óptico puede deberse a bloqueos en el drenaje o a una enfermedad no diagnosticada.

Glaucoma pigmentario

En el glaucoma pigmentario, se acumulan gránulos de pigmento del iris en los canales de drenaje que retardan o bloquean la salida del líquido del ojo. En ocasiones, algunas actividades, como trotar, remueven los gránulos de pigmento y hacen que se depositen en la malla trabecular, lo cual produce aumentos de presión intermitentes.

Factores de riesgo

Debido a que las formas crónicas del glaucoma pueden destruir la vista antes de que se presenten signos y síntomas, debes tener en cuenta estos factores de riesgo:

  • Tener presión ocular interna alta (presión intraocular)
  • Ser mayor de 60 años
  • Ser afroamericano o hispano
  • Tener antecedentes familiares de esta enfermedad
  • Tener determinadas enfermedades, como diabetes, alguna enfermedad cardíaca, presión arterial alta y anemia de células falciformes
  • Tener ciertas enfermedades oculares, como miopía
  • Haber tenido una lesión ocular o haberte sometido a ciertos tipos de cirugía ocular
  • Tener insuficiencia temprana de estrógenos, como la que puede ocurrir después de la extirpación de ambos ovarios (ooforectomía bilateral) antes de los 43 años
  • Tomar medicamentos con corticoesteroides, sobre todo gotas para los ojos, durante mucho tiempo

Prevención

Es posible que no puedas prevenir el glaucoma. Pero estas medidas de cuidado personal pueden ayudarte a detectarlo en las etapas iniciales, limitar la pérdida de la vista o retrasar su progreso.

  • Obtén atención ocular periódicamente. Los exámenes oculares exhaustivos periódicos pueden ayudar a detectar el glaucoma en sus etapas iniciales, antes de que produzca daños irreversibles. Como regla general, realízate exámenes oculares exhaustivos cada cuatro años a partir de los 40 y cada dos años a partir de los 65. Es posible que debas hacerte exámenes más frecuentes si tienes un riesgo alto de padecer glaucoma. Pídele al médico que te recomiende un programa de análisis adecuado para ti.
  • Conoce los antecedentes de salud ocular de tu familia. El glaucoma suele ser hereditario. Si tienes mayor riesgo, tal vez necesites análisis más frecuentes.
  • Haz ejercicio de manera segura. El ejercicio periódico y moderado puede ayudarte a prevenir el glaucoma, ya que reduce la presión ocular. Habla con el médico sobre un programa adecuado de ejercicios.
  • Usa gotas para los ojos recetadas periódicamente. Las gotas para el glaucoma pueden reducir, considerablemente, el riesgo de que la presión ocular alta progrese hasta convertirse en glaucoma. Para que sean eficaces, debes usar las gotas recetadas por tu médico periódicamente, incluso cuando no tienes síntomas.
  • Usa protección para los ojos. Las lesiones oculares graves pueden producir glaucoma. Usa protección para los ojos cuando trabajas con herramientas eléctricas o practicas deportes de alta velocidad con raqueta en canchas cerradas.

Feb. 24, 2018
References
  1. AskMayoExpert. Glaucoma. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2015.
  2. AskMayoExpert. Glaucoma (pediatric). Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2014.
  3. Glaucoma. American Optometric Association. www.aoa.org/Glaucoma.xml. Accessed July 23, 2015.
  4. Glaucoma. Merck Manuals Professional Version. www.merckmanuals.com/professional/SearchResults?query=glaucoma. Accessed July 23, 2015.
  5. Information for healthy vision. National Eye Institute. https://nei.nih.gov/healthyeyes/eyehealthtips. Accessed July 30, 2015.
  6. Weinreb RN, et al. The pathophysiology and treatment of glaucoma: A review. JAMA. 2014;311:1901. http://www.clinicalkey.com. Accessed July 22, 2015.
  7. SooHoo JR, et al. Minimally invasive glaucoma surgery: Current implants and future innovations. Canadian Journal of Ophthalmology. 2014;49:528.
  8. Lazzaro EC, et al. The effect of positional changes on intraocular pressure during sleep in patients with and without glaucoma. Journal of Glaucoma. 2014;23:282.
  9. Yanoff M, et al., eds. Which therapy to use in glaucoma? In: Ophthalmology. 4th ed. Edinburgh, U.K.: Mosby Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com.
  10. Vajaranant TS, et al. Risk of glaucoma after early bilateral oophorectomy. Menopause. 2014;21:391.
  11. Malihi M, et al. Long-term trends in glaucoma-related blindness in Olmsted County, Minnesota. Ophthalmology. 2014;121:134.
  12. Facts about glaucoma. National Eye Institute. http://www.nei.nih.gov/health/glaucoma/glaucoma_facts.asp. Accessed July 23, 2015.
  13. Bower TN, et al. Canadian ophthalmologists' opinions concerning complementary and alternative medicine (CAM) use in glaucoma. Journal of Glaucoma. 2014;23:430.
  14. Sit AJ. Evaluation and adoption of new technology in glaucoma surgery. American Journal of Ophthalmology. 2014;157:263.
  15. American Academy of Ophthalmology. Preferred practice pattern: Primary open-angle glaucoma summary benchmark; 2014. http://www.aao.org/summary-benchmark-detail/primary-openangle-glaucoma-summary-benchmark--octo. Accessed July 27, 2015.
  16. Alpha-linolenic acid. Natural Medicines Comprehensive Database. www.naturaldatabase.therapeuticresearch.com. Accessed July 30, 2015.
  17. Glaucoma: Screening. U.S. Preventive Services Task Force; 2013. http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/uspstf/uspsglau.htm. Accessed July 27, 2015.
  18. Medication guide. Glaucoma Research Foundation. http://www.glaucoma.org/treatment/medication-guide.php. Accessed July 23, 2015.
  19. Alternative medicine. Glaucoma Research Foundation. http://www.glaucoma.org/treatment/alternative-medicine.php. Accessed July 23, 2015.
  20. Waisbourd M, et al. Selective laser trabeculoplasty as a first-line therapy: A review. Canadian Journal of Ophthalmology. 2014;49:519.
  21. Does marijuana help treat glaucoma? American Academy of Ophthalmology. www.geteyesmart.org. Accessed April 24, 2015.
  22. Drug monograph: Marijuana, medical. Gold Standard. https://www.clinicalkey.com. Accessed July 23, 2015.
  23. Volkow ND, et al. Adverse health effects of marijuana use. New England Journal of Medicine. 2014;370:2219.
  24. Glaucoma. Natural Medicines Comprehensive Database. http://naturaldatabase.therapeuticresearch.com. Accessed July 22, 2015.
  25. Ferri FF. Glaucoma, open-angle. In: Ferri's Clinical Advisor 2016. Philadelphia, Pa.: Mosby Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Accessed July 23, 2015.
  26. Lumigan. U.S. Food and Drug Administration. http://www.accessdata.fda.gov/scripts/cder/drugsatfda/index.cfm?fuseaction=Search.Label_ApprovalHistory. Accessed Aug. 24, 2015.