Diagnóstico

Las convulsiones febriles se producen en niños con desarrollo normal. El médico revisará minuciosamente la historia clínica y del desarrollo de tu hijo para excluir otros factores de riesgo de la epilepsia. En niños con desarrollo normal, identificar la causa de la fiebre de tu hijo es el primer paso después de una convulsión febril.

Convulsiones febriles simples

Los niños que estén al día con sus vacunas y que tengan una primera convulsión febril simple no necesitan análisis. El médico puede diagnosticar la convulsión febril según la historia clínica.

En los niños con un retraso en las vacunas o con un sistema inmunitario comprometido, el médico puede recomendar las siguientes pruebas para detectar infecciones severas:

  • Un análisis de sangre
  • Un análisis de orina
  • Una punción espinal (punción lumbar) para averiguar si tu hijo tiene una infección del sistema nervioso central, como meningitis

Convulsiones febriles complejas

Para diagnosticar la causa de las convulsiones febriles complejas, el médico también puede recomendarte un electroencefalograma, que es una prueba que mide la actividad cerebral.

El médico también puede recomendar una resonancia magnética para revisar el cerebro de tu hijo si presenta lo siguiente:

  • Una cabeza inusualmente grande
  • Una evaluación neurológica anormal
  • Signos y síntomas de presión elevada en el cráneo
  • Una convulsión febril que duró un período de tiempo inusualmente prolongado

Tratamiento

La mayoría de las convulsiones febriles desaparecen solas en cuestión de minutos. Si tu hijo tiene una convulsión febril, mantén la calma y sigue estos pasos:

  • Coloca a tu hijo de costado en una superficie donde no se caiga.
  • Toma el tiempo de la convulsión.
  • Mantente cerca para vigilar y tranquilizar a tu hijo.
  • Retira objetos duros o filosos cerca de tu hijo.
  • Afloja la ropa apretada o restringida.
  • No sujetes a tu hijo ni interfieras en los movimientos que realiza.
  • No coloques nada dentro de la boca de tu hijo.

Si tu hijo tiene una convulsión febril que dura más de cinco minutos, o si tu hijo tiene convulsiones repetidas, pide atención médica de emergencia.

Episodios más graves

El médico puede recetar medicamentos para detener las convulsiones que duran más de cinco minutos.

El médico de tu hijo puede hospitalizarlo para su observación si:

  • La convulsión se prolonga
  • La convulsión va acompañada de una infección grave
  • No se puede encontrar la causa de la infección

Sin embargo, la estadía en el hospital no suele ser necesaria para los casos de convulsiones febriles simples.

Preparación para la consulta

Es probable que primero tengas que realizar una consulta con el médico o el pediatra de tu hijo. Quizás luego te deriven a un médico que se especialice en trastornos del cerebro y del sistema nervioso (neurólogo).

A continuación, se presenta información que te ayudará a prepararte para tu consulta.

Lo que puedes hacer

  • Anota todo lo que recuerdes sobre la convulsión de tu hijo, e incluye los signos o síntomas que se presentaron antes de la convulsión, como la fiebre.
  • Haz una lista de los medicamentos, las vitaminas y los suplementos que toma tu hijo.
  • Anota preguntas para hacerle al médico.

En los casos de convulsiones febriles, estas son algunas preguntas básicas que puedes hacerle al médico:

  • ¿Cuál es la causa más probable de las convulsiones de mi hijo?
  • ¿Qué estudios debe hacerse mi hijo? ¿Estos análisis requieren alguna preparación especial?
  • ¿Es probable que vuelva a suceder?
  • ¿Mi hijo necesita tratamiento?
  • ¿Se pueden prevenir las convulsiones febriles si se administran medicamentos que reducen la fiebre cuando está enfermo?
  • ¿Qué debo hacer la próxima vez que mi hijo tenga fiebre?
  • ¿Qué puedo hacer para ayudar a que mi hijo durante la convulsión febril?
  • Mi hijo tiene otra afección de salud. ¿Cómo puedo controlarlos de forma conjunta?
  • ¿Existen folletos u otro material impreso que me pueda llevar? ¿Qué sitios web me recomienda?

No dudes en realizar también otras preguntas.

Qué esperar de tu médico

Es probable que tu médico te haga una serie de preguntas, como las siguientes:

  • ¿Tu hijo tuvo fiebre o una enfermedad antes de presentar esta convulsión?
  • ¿Puedes describir la convulsión de tu hijo? ¿Cuáles fueron los signos y los síntomas? ¿Cuánto duró la convulsión?
  • ¿Había pasado antes?
  • ¿Algún integrante de tu familia tiene antecedentes de convulsiones febriles o trastornos convulsivos?
  • ¿Tu hijo se ha expuesto a enfermedades?
  • ¿Tu hijo tiene antecedentes de traumatismo craneal o una enfermedad neurológica?

Qué puedes hacer mientras tanto

Si tu hijo tiene otra convulsión febril:

  • No sujetes a tu hijo, pero colócalo sobre una superficie segura, como el piso.
  • Coloca a tu hijo de costado, manteniendo la cara hacia un lado y la parte inferior del brazo extendida debajo de la cabeza, para evitar que inhale vómitos si se estos se producen.
  • Si tu hijo tenía algo en la boca cuando comenzó la convulsión, retíralo para evitar que se ahogue. No pongas nada en la boca de tu hijo durante la convulsión.
  • Busca atención de emergencia si una convulsión dura más de cinco minutos.
June 18, 2019
References
  1. Febrile seizures fact sheet. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. http://www.ninds.nih.gov/disorders/febrile_seizures/detail_febrile_seizures.htm. Accessed Dec. 4, 2017.
  2. Millichap JG, et al. Clinical features and evaluation of febrile seizures. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Dec. 4, 2017.
  3. Millichap JG, et al. Treatment and prognosis of febrile seizures. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Dec. 4, 2017.
  4. Febrile seizures. American Academy of Pediatrics. https://www.healthychildren.org/English/health-issues/conditions/head-neck-nervous-system/Pages/Febrile-Seizures.aspx. Dec. 5, 2017.
  5. Clinical practice guideline—Febrile seizures: Guideline for the neurodiagnostic evaluation of a child with a simple febrile seizure. American Academy of Pediatrics. 2011;127:389.
  6. Wong-Kisiel LC (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. March 6, 2018.