Descripción general

El melanoma es un tipo de cáncer que aparece en las células que producen melanina (el pigmento que le da color a la piel). También los ojos tienen células que producen melanina y, por lo tanto, en ellos puede aparecer un melanoma. Este tipo de melanoma se llama «melanoma ocular».

La mayoría de los melanomas oculares se forman en la parte del ojo que no puedes ver al mirarte en un espejo. Por eso, el melanoma es difícil de descubrir. Además, el melanoma ocular no suele generar signos o síntomas tempranos.

Los melanomas oculares pueden tratarse. Es posible que el tratamiento de algunos melanomas oculares pequeños no interfiera en el sentido de la vista. Sin embargo, el tratamiento de los melanomas oculares grandes suele causar cierta pérdida de la visión.

Síntomas

El melanoma ocular puede no causar signos y síntomas. Pero cuando aparecen, algunos de los signos y síntomas del melanoma ocular pueden ser:

  • Un punto negro que va aumentando de tamaño en el iris
  • Sensación de ver luces parpadeantes
  • Cambio de la forma del círculo negro (pupila) del centro del ojo
  • Visión deficiente o borrosa en un ojo
  • Pérdida de la visión periférica
  • Sensación de destellos o partículas de polvo en la visión (moscas volantes)

Cuándo consultar al médico

Pide una consulta con el médico si tienes algún signo o síntoma que te preocupe. Los cambios repentinos en la visión indican una emergencia, por lo tanto tienes que buscar atención médica inmediata en esas situaciones.

Causas

Las causas del melanoma del ojo, también llamado melanoma ocular, no están claras.

Los médicos saben que el melanoma ocular se produce cuando se manifiestan errores en el ADN de las células de ojos sanos. Los errores de ADN le dicen a las células que crezcan y que se multipliquen sin control, de manera que las células mutadas siguen viviendo cuando normalmente deberían morir. Las células mutadas se acumulan en el ojo y forman un melanoma ocular.

Dónde se produce un melanoma ocular

El melanoma ocular se manifiesta mayormente en las células de la úvea, la capa vascular del ojo atrapada entre la retina, la capa delgada de tejido que recubre la pared interna posterior del globo ocular y la parte blanca del ojo (esclerótica).

El melanoma ocular se puede producir en la parte frontal de la úvea (iris y cuerpo ciliar) o en la parte trasera (capa coroides).

El melanoma ocular también se puede producir en la capa exterior de la parte frontal del ojo (conjuntiva), en la cavidad que rodea el globo ocular y en el párpado; aunque estos tipos de melanoma ocular son muy poco frecuentes.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo para el melanoma ocular primario son:

  • Color de ojos claro. Las personas con ojos verdes o azules tienen mayor riesgo de padecer melanoma ocular.
  • Ser de raza blanca. Las personas de raza blanca tienen mayor riesgo de tener melanoma ocular que las personas de otras razas.
  • Edad avanzada. El riesgo de padecer melanoma ocular aumenta con la edad.
  • Ciertos trastornos hereditarios de la piel. Un trastorno llamado «síndrome del nevo displásico», que provoca lunares anormales, puede aumentar el riesgo de padecer melanoma en la piel y en los ojos.

    Además, las personas con una pigmentación cutánea anormal que involucra los párpados y los tejidos adyacentes y con una mayor pigmentación en la úvea, conocida como «melanocitosis ocular», también tienen un mayor riesgo de contraer melanoma ocular.

  • Exposición a luz ultravioleta (UV). Existe cierta evidencia de que la exposición a la luz UV, como la luz del sol o de las camas solares, puede aumentar el riesgo de melanoma ocular.

Complicaciones

Algunas de las complicaciones del melanoma ocular son las siguientes:

  • Aumento de la presión ocular (glaucoma). Un melanoma ocular en crecimiento puede causar glaucoma. Algunos de los signos y síntomas del glaucoma pueden ser dolor ocular, enrojecimiento y visión borrosa.
  • Pérdida de la visión. Los melanomas oculares grandes pueden causar la pérdida de la visión en el ojo afectado y complicaciones como el desprendimiento de la retina, que también provoca la pérdida de la vista.

    Los melanomas oculares pequeños pueden causar pérdida de la visión en cierto grado si ocurren en partes importantes del ojo. Es posible que tengas dificultades en el centro de la visión o en un costado. Los melanomas oculares muy avanzados pueden provocar la pérdida total de la vista.

  • Extensión del melanoma ocular más allá del ojo. El melanoma se puede extender fuera del ojo a zonas distantes del cuerpo como el hígado, los pulmones y los huesos.

Feb. 24, 2018
References
  1. Yanoff M, et al. Uveal melanoma. In: Ophthalmology. 4th ed. Edinburgh, U.K.: Mosby Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com. Accessed Jan. 5, 2015.
  2. Intraocular (eye) melanoma treatment (PDQ). National Cancer Institute. http://www.cancer.gov/cancertopics/pdq/treatment/intraocularmelanoma/patient. Accessed Jan. 5, 2015.
  3. Kanski JJ, et al. Ocular tumours. In: Clinical Ophthalmology: A Systematic Approach. 7th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier Saunders; 2011. http://www.clinicalkey.com. Accessed Jan. 5, 2015.
  4. Gragoudas ES, et al. Uveal and conjunctival melanomas. http://www.uptodate.com/home. Accessed March 3, 2015.
  5. Indoor tanning is not safe. Centers for Disease Control and Prevention. http://www.cdc.gov/cancer/skin/basic_info/indoor_tanning.htm. Accessed March 4, 2015.
  6. Surgical procedures. American Society of Ocularists. http://www.ocularist.org/resources_surgical_procedures.asp. Accessed March 4, 2015.
  7. Robertson DM (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. March 26, 2015.