Diagnóstico

El diagnóstico del temblor hereditario implica la revisión de los antecedentes médicos, los antecedentes familiares y los síntomas, y la realización de una exploración física.

No existen pruebas médicas para diagnosticar el temblor hereditario. A menudo, el diagnóstico consiste en descartar otras enfermedades que puedan estar causando los síntomas. Para hacerlo, el proveedor de atención médica puede sugerir las siguientes pruebas:

Examen neurológico

En un examen neurológico, el médico evalúa el funcionamiento del sistema nervioso, que incluye el control de:

  • Los reflejos de los tendones
  • Fuerza y tono muscular
  • Capacidad para sentir determinadas sensaciones
  • Postura y coordinación
  • La marcha

Análisis de laboratorio

Pueden analizarte la sangre y la orina para determinar varios factores, entre ellos:

  • Enfermedad de la tiroides
  • Problemas metabólicos
  • Efectos secundarios de medicamentos
  • Niveles de sustancias químicas que pueden causar temblor

Pruebas de desempeño

Para evaluar el temblor en sí, el médico podría pedirte que hagas lo siguiente:

  • Tomar de un vaso
  • Mantener los brazos extendidos
  • Escribir
  • Dibujar una espiral

Si el médico sigue teniendo dudas respecto de si el temblor es un temblor hereditario o la enfermedad de Parkinson, puede solicitar un estudio del transportador de dopamina. Este estudio puede permitir que tu médico diferencie los dos tipos de temblores.

Tratamiento

Algunas personas con temblor hereditario no requieren tratamiento si los síntomas son leves. Pero si el temblor hereditario dificulta trabajar o realizar las actividades diarias, conversa sobre las opciones de tratamiento con tu médico.

Medicamentos

  • Betabloqueadores. Normalmente utilizados para tratar la presión arterial alta, los betabloqueadores, como el propranolol (Inderal, InnoPran XL, Hemangeol), ayudan a aliviar los temblores en algunas personas. Los betabloqueadores pueden no ser una opción si tienes asma o determinados problemas cardíacos. Los efectos secundarios pueden incluir fatiga, aturdimiento o problemas cardíacos.
  • Medicamentos anticonvulsivos. Los medicamentos para la epilepsia, como la primidona (Mysoline), pueden ser eficaces para las personas que no responden a los betabloqueadores. Otros medicamentos que pueden recetarse comprenden gabapentina (Gralise, Neurontin, Horizant) y topiramato (Topamax, Qudexy XR, otros). Entre los efectos secundarios se encuentran somnolencia y náuseas, que generalmente desaparecen en un período breve.
  • Tranquilizantes. Los médicos pueden usar benzodiazepinas, como clonazepam (Klonopin) para tratar a las personas para quienes la tensión o la ansiedad empeoran los temblores. Los efectos secundarios pueden incluir fatiga o sedación leve. Estos medicamentos deben usarse con cuidado porque pueden generar adicción.
  • Inyecciones de toxina botulínica (bótox). Las inyecciones de bótox podrían resultar útiles para tratar algunos tipos de temblores, en especial temblores de la cabeza y la voz. Estas pueden mejorar los temblores durante un período de hasta tres meses.

    Sin embargo, si se utiliza el bótox para tratar temblores de las manos, puede causar debilidad en los dedos. Si se utiliza el bótox para tratar temblores de la voz, puede ocasionar una voz ronca y dificultad para tragar.

Terapia

Los médicos podrían sugerir terapia física u ocupacional. Los fisioterapeutas pueden enseñarte ejercicios para mejorar la fuerza, el control y la coordinación muscular.

Los terapeutas ocupacionales pueden ayudarte en la adaptación a vivir con el temblor hereditario. Los terapeutas podrían sugerir dispositivos de adaptación para reducir el efecto de los temblores en las actividades diarias, entre ellos:

  • Vasos y utensilios más pesados
  • Pesas para las muñecas
  • Herramientas para escribir más anchas y más pesadas, como bolígrafos con agarre ancho

Dispositivos para la estimulación nerviosa

Una opción de tratamiento más reciente para las personas con temblor hereditario consiste en un dispositivo electrónico portátil para la estimulación de los nervios periféricos (Cala Trio). Dicho dispositivo, que se puede usar como un brazalete dos veces al día durante 40 minutos, estimula los nervios periféricos y los músculos para crear una respuesta muscular que reduce los temblores. Según estudios realizados, el dispositivo puede lograr algunas mejoras en los temblores.

Cirugía

La cirugía podría ser una opción si los temblores te incapacitan gravemente y no respondes a los medicamentos.

  • Estimulación cerebral profunda. Este es el tipo de cirugía más frecuente para el temblor hereditario. Generalmente, es el procedimiento preferido en los centros médicos con experiencia significativa en la realización de esta cirugía. Los médicos insertan una sonda eléctrica larga y delgada en la parte del cerebro que ocasiona los temblores (tálamo). Un cable de la sonda pasa por debajo de la piel y se conecta a un dispositivo tipo marcapasos (neuroestimulador) que tendrás implantado en el tórax. Este dispositivo transmite impulsos eléctricos indoloros para interrumpir las señales del tálamo que pueden estar ocasionando los temblores.

    Algunos de los efectos secundarios de la estimulación cerebral profunda pueden ser: el mal funcionamiento del equipo; problemas con el control motor, el habla o el equilibrio, dolores de cabeza y debilidad. Los efectos secundarios a menudo desaparecen después de algún tiempo o de un ajuste del dispositivo.

  • Talamotomía con ultrasonido focalizado. Esta cirugía no invasiva implica el uso de ondas de sonido focalizadas que viajan a través de la piel y el cráneo. Las ondas generan calor para destruir el tejido cerebral en un área específica del tálamo para detener un temblor. El cirujano usa imágenes de resonancia magnética para dirigirse al área correcta del cerebro y para asegurarse de que las ondas de sonido estén generando la cantidad exacta de calor necesaria para el procedimiento.

    La talamotomía con ultrasonido focalizado crea una lesión que puede provocar cambios permanentes en la función cerebral. Algunas personas han experimentado sensaciones alteradas, problemas para caminar o dificultad para moverse. Sin embargo, la mayoría de las complicaciones desaparecen solas o son tan leves que no interfieren con la calidad de vida.

Estilo de vida y remedios caseros

Para reducir o aliviar los temblores:

  • Evita la cafeína. La cafeína y otros estimulantes pueden aumentar los temblores.
  • Toma alcohol con moderación, o directamente no consumas bebidas alcohólicas. Algunas personas observan que sus temblores mejoran levemente después de beber alcohol, pero beber no es una buena solución. Los temblores tienden a empeorar una vez que desaparecen los efectos del alcohol. Además, a la larga, se necesita cada vez más cantidad de alcohol para aliviar los temblores, lo que puede provocar un trastorno por consumo de alcohol.
  • Aprende a relajarte. El estrés y la ansiedad tienden a empeorar los temblores, mientras que estar relajado puede mejorarlos. Si bien no puedes eliminar todo el estrés de tu vida, puedes cambiar la forma en que reaccionas a las situaciones estresantes usando diversas técnicas de relajación, como masajes o meditación.
  • Haz cambios en tu estilo de vida. Utiliza la mano menos afectada por el temblor con mayor frecuencia. Busca formas de evitar escribir con la mano afectada por el temblor, como utilizar la banca en línea y las tarjetas de débito en lugar de emitir cheques.

    Prueba los comandos activados por voz en tu teléfono inteligente y software de reconocimiento del habla en tu computadora.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Para muchas personas, el temblor hereditario puede tener consecuencias sociales y psicológicas graves. Si los efectos del temblor hereditario te dificultan vivir la vida tan plenamente como lo hiciste una vez, considera unirte a un grupo de apoyo.

Los grupos de apoyo no son para todos, pero te podría resultar útil tener el aliento de las personas que comprenden lo que estás atravesando. O consulta con un terapeuta o asistente social que puede ayudarte a enfrentar los desafíos de vivir con temblor hereditario.

Preparación para la consulta

Es probable que comiences consultando a tu profesional de atención médica primaria. O es probable que te deriven de inmediato a un médico especializado en enfermedades del cerebro y del sistema nervioso (neurólogo).

La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta.

Qué puedes hacer

Cuando programes la consulta, pregunta si hay algo que debes hacer con anticipación, como por ejemplo ayunar antes de someterte a un examen específico. Prepara una lista de:

  • Tus síntomas, incluidos los que parezcan no guardar relación con el motivo de la consulta
  • Información personal más importante, incluso lo que te genera mayor estrés, cambios recientes en tu vida e historia clínica familiar.
  • Todos los medicamentos, vitaminas u otros suplementos que tomas y también las dosis.
  • Preguntas para hacerle a tu médico

Si es posible, que te acompañe a un familiar o amigo para que te ayude a recordar la información que recibes.

Para el temblor hereditario, algunas de las preguntas para hacerle a tu médico son las siguientes:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Existen otras causas posibles?
  • ¿Qué pruebas necesito hacerme?
  • ¿Cómo suele evolucionar el temblor hereditario?
  • ¿Qué tratamientos hay disponibles y cuál me recomiendas?
  • Tengo otros problemas de salud. ¿Cómo puedo controlar mejor estas afecciones de manera conjunta?
  • ¿Hay alguna restricción que deba seguir?
  • ¿Debería consultar a un especialista? Si es así, ¿cuál me recomiendas?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web recomiendas?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas, como las siguientes:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Tiene antecedentes familiares de temblores?
  • ¿Alguna vez tuviste una lesión en la cabeza?
  • ¿Qué partes del cuerpo están afectadas?
  • ¿Hay algo que alivie o empeore tus temblores?

Temblor hereditario - atención en Mayo Clinic

July 19, 2022
  1. Essential tremor information page. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. https://www.ninds.nih.gov/Disorders/All-Disorders/Essential-Tremor-Information-Page. Accessed Dec. 7, 2021.
  2. The facts about essential tremor. International Essential Tremor Foundation. https://essentialtremor.org/resource/the-facts-about-essential-tremor/. Accessed Dec. 7, 2021.
  3. Chou KL, et al. Surgical treatment of essential tremor. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Dec. 7, 2021.
  4. Spindler MA, et al. Overview of tremor. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Dec. 7, 2021.
  5. Ferri FF. Essential tremor. In: Ferri's Clinical Advisor 2022. Elsevier; 2022. https://www.clinicalkey.com. Accessed Dec. 7, 2021.
  6. Jankovic J, et al., eds. Parkinson disease and other movement disorders. In: Bradley and Daroff's Neurology in Clinical Practice. 8th ed. Elsevier; 2022. https://www.clinicalkey.com. Accessed Dec. 7, 2021.
  7. Giordano M, et al. Comparison between deep brain stimulation and magnetic resonance-guided focused ultrasound in the treatment of essential tremor: A systematic review and pooled analysis of functional outcomes. Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry. 2020; doi:10.1136/jnnp-2020-323216.
  8. Coping tips for everyday living. International Essential Tremor Foundation. https://essentialtremor.org/resource/coping-tips-for-everyday-living/. Accessed Dec. 7, 2021.
  9. AskMayoExpert. Essential tremor (adult). Mayo Clinic; 2021.
  10. Essential tremor. National Organization for Rare Disorders. https://rarediseases.org/rare-diseases/essential-tremor/. Accessed Dec. 7, 2021.
  11. Braswell Pickering EA. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. Dec. 20, 2021.
  12. Reis C, et al. Essential tremor amplitude modulation by median nerve stimulation. Scientific Reports. 2021; doi:10.1038/s41598-021-96660-6.
  13. Karamesinis A, et al. Wearable peripheral electrical stimulation devices for the reduction of essential tremor: A review. IEEE Access. 2021; doi:10.1109/access.2021.3084819.