Descripción general

La encopresis, también llamada incontinencia fecal o evacuación involuntaria, es la deposición repetida de heces (por lo general involuntaria) en la ropa. Suele suceder cuando las heces retenidas se acumulan en el colon y el recto: el colon se llena demasiado y las heces líquidas se filtran alrededor de las heces retenidas, lo que termina manchando la ropa interior. Eventualmente, la retención de heces puede causar estiramiento (distensión) de los intestinos y pérdida de control de las defecaciones.

La encopresis por lo general ocurre después de los 4 años, cuando el niño ya ha aprendido a ir al baño. En la mayoría de los casos, la incontinencia fecal es un síntoma de estreñimiento prolongado. En menor frecuencia, ocurre sin estreñimiento y puede ser el resultado de problemas emocionales.

La encopresis puede ser frustrante para los padres y vergonzosa para el niño. Sin embargo, con paciencia y un refuerzo positivo, el tratamiento para la encopresis suele tener éxito.

Síntomas

Estos son algunos de los signos y síntomas de la encopresis:

  • Pérdida de heces o heces líquidas en la ropa interior, que pueden confundirse con diarrea
  • Estreñimiento con heces secas y duras
  • Expulsión de heces de gran tamaño que obstruyen el inodoro de forma parcial o completa
  • Evitación de la deposición
  • Períodos largos entre las deposiciones
  • Falta de apetito
  • Dolor abdominal
  • Problemas de incontinencia diurna o nocturna (enuresis)
  • Infecciones de vejiga recurrentes, por lo general en las niñas

Cuándo debes consultar a un médico

Llama al médico si tu hijo ya está entrenado para ir al baño y comienza a experimentar uno o más de los síntomas mencionados anteriormente.

Causas

La encopresis tiene varias causas, como el estreñimiento y los problemas emocionales.

Estreñimiento

La mayoría de los casos de encopresis se deben a un estreñimiento crónico. Con el estreñimiento, las heces del niño son duras, secas y pueden ser dolorosas de evacuar. En consecuencia, el niño evita ir al baño, lo que agrava el problema.

Cuanto más tiempo permanezcan las heces en el colon, más difícil será para el niño expulsarlas. El colon se estira, lo que acaba afectando a los nervios que señalan cuándo es el momento de ir al baño. Cuando el colon se llena demasiado, pueden salir heces blandas o líquidas alrededor de las heces retenidas o puede producirse una pérdida de control de las deposiciones.

Algunas de las causas del estreñimiento son las siguientes:

  • Retener las heces por miedo a ir al baño (especialmente cuando se está fuera de casa) o porque defecar resulta doloroso
  • No querer interrumpir el juego u otras actividades
  • Comer muy poca fibra
  • No beber suficiente líquido
  • Beber demasiada leche de vaca o, en raras ocasiones, tener una intolerancia a la leche de vaca, aunque los resultados de las investigaciones son contradictorios a este respecto

Problemas emocionales

El estrés emocional puede desencadenar encopresis. Un niño puede experimentar estrés por las siguientes causas:

  • Aprendizaje para ir al baño prematuro, difícil o conflictivo
  • Cambios en la vida del niño, como cambios en la alimentación, aprendizaje para ir al baño, comienzo de la escuela o cambios de horario
  • Factores de estrés emocionales, por ejemplo, el divorcio de los padres o el nacimiento de un hermano

Factores de riesgo

La encopresis es más común en los niños que en las niñas. Los siguientes factores de riesgo pueden aumentar las posibilidades de tener encopresis:

  • Tomar medicamentos que pueden causar estreñimiento, como supresores de la tos
  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad
  • Trastorno del espectro autista
  • Ansiedad o depresión

Complicaciones

Un niño que padece encopresis puede experimentar varias emociones, entre ellas, vergüenza, frustración, culpa e ira. Si tu hijo es objeto de burlas por parte de sus amigos o es criticado o castigado por los adultos, puede sentirse deprimido o tener autoestima baja.

Prevención

A continuación, te damos algunas estrategias que pueden ayudarte a prevenir la encopresis y sus complicaciones:

Evita el estreñimiento

Ayuda a tu hijo a evitar el estreñimiento a través de una alimentación equilibrada rica en fibra y animándole a ingerir suficiente agua.

Infórmate sobre técnicas eficaces para aprender a ir al baño

Infórmate sobre técnicas eficaces para aprender a ir al baño. Evita comenzar demasiado pronto o ser demasiado enérgico con tus métodos. Espera hasta que tu hijo esté listo y luego usa refuerzo positivo y motivación para ayudarlo a progresar. Consulta con tu médico sobre recursos para aprender a ir al baño.

Recibir un tratamiento temprano para la encopresis

Un tratamiento temprano, que incluya la orientación del médico de tu hijo o de un profesional de la salud mental, puede ayudar a prevenir la repercusión social y emocional de la encopresis. Las visitas periódicas de seguimiento con el médico pueden ayudar a identificar problemas continuos o recurrentes, de modo que se puedan hacer los ajustes necesarios en el tratamiento.

Sept. 25, 2021
  1. Kliegman RM. Motility disorders and Hirschsprung's disease. In: Nelson Textbook of Pediatrics. 21st ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Aug. 17, 2021.
  2. AskMayoExpert. Encopresis. Mayo Clinic; 2019.
  3. Bowel control problems (fecal incontinence). National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. https://www.niddk.nih.gov/health-information/digestive-diseases/bowel-control-problems-fecal-incontinence. Accessed Aug. 13, 2021.
  4. Fecal incontinence in children. International Foundation for Functional Gastrointestinal Disorders. https://aboutincontinence.org/what-is-incontinence/fecal-incontinence-in-children/. Accessed Aug. 17, 2021.
  5. Kellerman RD, et al. Encopresis. In: Conn's Current Therapy 2020. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Aug. 17, 2021.
  6. Sood MR. Functional fecal incontinence in infants and children: Definition, clinical manifestations, and evaluation. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Aug. 17, 2021.