Diagnóstico

Las infecciones transmitidas por garrapatas son difíciles de diagnosticar basándose únicamente en los signos y síntomas porque son similares a muchas otras afecciones comunes. Por lo tanto, los antecedentes de picaduras de garrapatas o una posible exposición a picaduras son un dato importante para hacer un diagnóstico. El médico también llevará a cabo un examen físico y pruebas adicionales.

Si tienes erliquiosis o anaplasmosis, es probable que se obtengan los siguientes resultados en los análisis de sangre:

  • Bajo recuento de glóbulos blancos, que son células que combaten enfermedades del sistema inmunitario.
  • Bajo recuento de plaquetas sanguíneas, que son esenciales para la coagulación de la sangre.
  • Niveles elevados de enzimas hepáticas que pueden indicar una función anormal del hígado.

Los análisis de sangre también pueden indicar una infección transmitida por garrapatas al detectar uno de los siguientes:

  • Genes específicos exclusivos de la bacteria.
  • Anticuerpos contra las bacterias creadas por tu sistema inmunitario.

Tratamiento

Si el médico te diagnostica erliquiosis o anaplasmosis, o sospecha un diagnóstico basado en los síntomas y en los descubrimientos clínicos, empezarás el tratamiento con un antibiótico llamado doxiciclina (Doryx, Vibramycin y otros).

Tomarás los medicamentos al menos tres días después de ya no tener fiebre y después de que el médico haya observado una mejora en los otros signos de la enfermedad. El tratamiento lleva, como mínimo, de cinco a siete días. Los casos más graves pueden requerir de dos a tres semanas de tratamiento con antibiótico.

Si estás embarazada o eres alérgico a la doxiciclina, tu médico puede recetarte rifampicina antibiótica (Rifadin, Rimactane y otros).

Estilo de vida y remedios caseros

Si te pica una garrapata, no te asustes. Eliminar una garrapata rápidamente es una buena defensa contra la transmisión de bacterias. Toma las siguientes medidas:

  • Guantes. Usa guantes médicos, o guantes similares si es posible, para proteger tus manos.
  • Pinzas pequeñas. Usa pinzas pequeñas de punta fina para agarrar la garrapata firmemente cerca de su cabeza o boca, y lo más cerca posible de la piel.
  • Remoción. Retira el cuerpo de la garrapata de tu piel lenta y firmemente, sin halar ni retorcer. Si quedan partes de la boca, quítalas con unas pinzas pequeñas limpias.
  • Eliminación. Para matar la garrapata, colócala en alcohol. No aplastes la garrapata para evitar la exposición a posibles bacterias. La garrapata muerta se puede tirar por el inodoro, envolver ligeramente en cinta antes de arrojarla a la basura o guardar en un congelador.
  • Almacenamiento. Se puede analizar la garrapata en una fecha posterior si sospechas que hay una infección. Coloca la garrapata en un recipiente, etiquétala con la fecha y colócala en el congelador.
  • Limpieza. Después de tocar la garrapata, lávate las manos y el lugar de la picadura con agua y jabón. Limpia el sitio y tus manos con alcohol de fricción.

No apliques vaselina, esmalte de uñas, alcohol rectificado ni cerillas (fósforos) calientes en la garrapata.

Controla el lugar de la picadura

Generalmente, aparece un bulto rojo pequeño similar al bulto de una picadura de mosquito en el lugar de la picadura de garrapata o de la extracción de esta, y se resuelve en pocos días. Esto es normal y no debería causar alarma.

Si experimentas una irritación continua en el lugar o experimentas algún signo o síntoma que pueda indicar una infección transmitida por garrapatas, consulta con tu médico.

Preparación para la consulta

Es probable que primero consultes con tu médico de cabecera o, posiblemente, con el médico de una sala de emergencias, según la gravedad de los signos y síntomas. Sin embargo, pueden remitirte a un médico que se especialice en enfermedades infecciosas.

Si es posible que tengas una enfermedad transmitida por garrapatas debido a actividades recientes realizadas al aire libre, prepárate para abordar lo siguiente:

  • Si conservaste la garrapata eliminada, tráela a la cita médica.
  • Si te mordió una garrapata, ¿cuándo sucedió?
  • ¿Cuándo estuviste posiblemente expuesto a las garrapatas?
  • ¿Dónde has estado mientras realizabas actividades al aire libre?

Prepárate para responder estas preguntas adicionales y anota las respuestas antes de tu cita médica.

  • ¿Qué síntomas tuviste?
  • ¿Cuándo comenzaron?
  • ¿Hay algo que haya mejorado o empeorado los síntomas?
  • ¿Qué medicamentos tomas regularmente, incluidos los medicamentos recetados y de venta libre, los suplementos alimentarios, los remedios a base de hierbas y las vitaminas?
  • ¿Eres alérgico a algún medicamento, o tienes otras alergias?
Nov. 26, 2020
  1. Bennett JE, et al. Ticks, including tick paralysis. In: Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 9th ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Oct. 19, 2020.
  2. Goldman L, et al., eds. Rickettsial infections. In: Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Oct. 19, 2020.
  3. Tickborne Diseases of the United States: A Reference Manual for Healthcare Providers. 5th ed. Centers for Disease Control and Prevention; 2018. http://www.cdc.gov/lyme/healthcare/clinicians.html. Accessed Oct. 19, 2020.
  4. Sexton DJ. Human ehrlichiosis and anaplasmosis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 19, 2020.
  5. Nelder MP, et al. Recent emergence of Anaplasma phagocytophilum in Ontario, Canada: Early serological and entomological indicators. American Journal of Tropical Medicine and Hygiene. 2019; doi:10.4269/ajtmh.19-0166.
  6. Tick removal and testing. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/lyme/removal/index.html. Accessed Oct. 19, 2020.
  7. Preventing tick bites on people. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/lyme/prev/on_people.html. Accessed Oct. 19, 2020.