Diagnóstico

Generalmente tu doctor puede diagnosticar una infección de oído u otro trastorno basándose en los síntomas que describes y un examen. Probablemente el doctor use un instrumento con luz (otoscopio) para mirar los oídos, la garganta, y los conductos nasales. Tal vez también escuche la respiración del niño con un estetoscopio.

Otoscopio neumático

Un instrumento llamado otoscopio neumático con frecuencia es el único instrumento especializado que el médico necesita para diagnosticar una infección de oído. Este instrumento le permite al médico mirar dentro del oído y determinar si hay líquido detrás del tímpano. Con el otoscopio neumático, el médico sopla aire suavemente contra el tímpano. Normalmente, el aire soplado hace que el tímpano se mueva. Si el oído medio está lleno de líquido, el médico observará poco o ningún movimiento.

Pruebas adicionales

El médico puede realizar otras pruebas si hay alguna duda acerca del diagnóstico, si la afección no ha respondido a tratamientos anteriores o si hay otros problemas crónicos o graves.

  • Timpanometría. Esta prueba mide el movimiento del tímpano. El dispositivo, que sella el canal auditivo, ajusta la presión del aire en el canal, lo que provoca el movimiento del tímpano. El dispositivo mide el movimiento del tímpano y proporciona una medida indirecta de la presión dentro del oído medio.
  • Reflectometría acústica. Esta prueba mide la cantidad de sonido que refleja el tímpano y es una medida indirecta de los líquidos en el oído medio. Normalmente, el tímpano absorbe la mayor parte del sonido. Sin embargo, cuanto mayor sea la presión del líquido en el oído medio, más sonido reflejará el tímpano.
  • Timpanocentesis. En raras ocasiones, el médico puede usar un tubo diminuto que perfora el tímpano para drenar el líquido del oído medio; este procedimiento se denomina "timpanocentesis". El líquido se analiza en busca de virus y bacterias. Esto puede ser útil si una infección no responde bien a los tratamientos anteriores.
  • Otras pruebas. Si tu hijo ha tenido múltiples infecciones de oído o acumulación de líquido en el oído medio, el médico puede remitirlo a un especialista en audición (audiólogo), terapeuta del habla o terapeuta del desarrollo para realizarle pruebas de audición, habilidades del habla, comprensión del lenguaje o habilidades del desarrollo.

Lo que significa el diagnóstico

  • Otitis media aguda. El diagnóstico de "infección de oído" generalmente es sinónimo de otitis media aguda. El médico probablemente hace este diagnóstico si ve signos de líquido en el oído medio, si hay signos o síntomas de una infección y si los síntomas comenzaron de manera relativamente repentina.
  • Otitis media con efusión. Si el diagnóstico es otitis media con efusión, el médico ha encontrado evidencia de líquido en el oído medio, pero actualmente no hay signos o síntomas de infección.
  • Otitis media supurativa crónica. Si el médico hace un diagnóstico de otitis media supurativa crónica, ha encontrado que una infección de oído a largo plazo resultó en el desgarro del tímpano. Esto generalmente está asociado con el drenaje de pus del oído.

Tratamiento

Algunas infecciones del oído desaparecen sin tratamiento con antibióticos. Qué es mejor para tu hijo depende de muchos factores, incluidas la edad del niño y la gravedad de los síntomas.

Un enfoque tipo «esperar y ver qué sucede»

Los síntomas de las infecciones del oído generalmente mejoran durante los primeros dos días y la mayoría de las infecciones desaparecen solas en una o dos semanas sin tratamiento alguno. La American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría) y la American Academy of Family Physicians (Academia Estadounidense de Médicos de Familia) recomiendan un enfoque de "esperar y ver" como una opción en los siguientes casos:

  • Niños de 6 a 23 meses con dolor leve del oído medio en un oído durante menos de 48 horas y una temperatura inferior a 102,2 F (39 C)
  • Niños de 24 meses en adelante con dolor leve del oído medio en uno o ambos oídos por menos de 48 horas y una temperatura inferior a 102,2 F (39 C)

Hay evidencia que sugiere que el tratamiento con antibióticos podría ser útil para ciertos niños con infecciones del oído. Por otro lado, el uso de antibióticos con demasiada frecuencia puede hacer que las bacterias se vuelvan resistentes al medicamento. Habla con el médico acerca de los beneficios y riesgos potenciales del uso de antibióticos.

Tratamiento del dolor

El médico te aconsejará sobre los tratamientos para aliviar el dolor causado por una infección en el oído. Estos pueden incluir lo siguiente:

  • Analgésico. El médico puede recomendar el uso de paracetamol de venta libre (Tylenol, otros) o ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) para el alivio del dolor. Usa los medicamentos de acuerdo a las indicaciones en la etiqueta. Ten precaución cuando les des aspirina a niños o adolescentes. Los niños y adolescentes que se están recuperando de la varicela o de síntomas similares a los de la influenza nunca deben tomar aspirina, porque la aspirina se ha asociado con el síndrome de Reye. Si tienes alguna inquietud, consulta con el médico.
  • Gotas anestésicas. Puedes usarlas para aliviar el dolor siempre y cuando el tímpano no tenga un agujero o desgarro.

Tratamiento con antibióticos

Después de un período de observación inicial, el médico podría recomendar tratamiento con antibióticos para tratar una infección del oído en las siguientes situaciones:

  • Niños de 6 meses en adelante con dolor de oído de moderado a intenso en uno o ambos oídos durante al menos 48 horas o con una temperatura de 102,2 F (39 C) o más
  • Niños de 6 a 23 meses con dolor leve del oído medio en uno o ambos oídos durante menos de 48 horas y una temperatura inferior a 102,2 F (39 C)
  • Niños de 24 meses en adelante con dolor leve del oído medio en uno o ambos oídos por menos de 48 horas y una temperatura inferior a 102,2 F (39 C)

Los niños menores de 6 meses de edad con otitis media aguda confirmada tienen más probabilidades de recibir tratamiento con antibióticos sin el tiempo de espera inicial de observación.

Incluso después de que los síntomas hayan mejorado, asegúrate de usar el antibiótico según las indicaciones. No tomar todos los medicamentos puede llevar a que se presente una infección recurrente y la resistencia de las bacterias a los medicamentos antibióticos. Habla con el médico o farmacéutico acerca de lo que debes hacer si accidentalmente se te olvida una dosis.

Diábolos

Si tu hijo tiene ciertas afecciones, el pediatra puede recomendar un procedimiento para drenar el líquido del oído medio. Si tu hijo tiene infecciones de oído reiteradas y prolongadas (otitis media crónica) o acumulación continua de líquido en el oído después de que una infección se ha resuelto (otitis media con efusión), el médico de tu hijo podría sugerir este procedimiento.

Durante un procedimiento quirúrgico ambulatorio denominado miringotomía, el cirujano hace un pequeño orificio en el tímpano que le permite succionar los líquidos del oído medio. Se coloca un tubo diminuto (tubo de timpanostomía) en el orificio para ventilar el oído medio y evitar la acumulación de más líquido. Algunos tubos se dejan colocados por seis meses hasta un año y luego se desprenden solos. Otros tubos están diseñados para permanecer por más tiempo y puede ser necesario quitarlos quirúrgicamente.

El tímpano generalmente se cierra de nuevo luego de que la sonda se cae o se retira.

Tratamiento para otitis media supurativa crónica

La infección crónica que provoca una perforación o ruptura del tímpano, llamada otitis media supurativa crónica, es difícil de tratar. Con frecuencia se trata con antibióticos administrados en forma de gotas. Es posible que recibas instrucciones sobre cómo succionar los líquidos a través del conducto auditivo antes de ponerte las gotas.

Control

Los niños que tienen infecciones frecuentes o que tienen líquido persistente en el oído medio deben ser monitoreados de cerca. Consulta con tu médico acerca de la frecuencia con la que debes programar citas de seguimiento. Tu médico quizás recomiende exámenes regulares para audición y lenguaje.

Preparación para la consulta

Es probable que primero veas a tu médico de cabecera o al pediatra de tu hijo. Quizás te remitan a un especialista en trastornos de oídos, nariz y garganta (otorrinolaringólogo) si el problema ha persistido por algún tiempo, no ha respondido al tratamiento o se presenta con frecuencia

Si tu hijo tiene edad suficiente para responder, antes de la cita médica habla con él sobre algunas preguntas que el doctor puede hacerle y prepárate para responder a estas preguntas por tu hijo. Las preguntas para los adultos serán sobre la mayoría de los mismos temas.

  • ¿Qué signos o síntomas has notado?
  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Tienes dolor de oído? ¿Cómo describirías el dolor? ¿Leve, moderado o grave?
  • ¿Has observado posibles signos de dolor en tu bebé o niño pequeño, como tirones de orejas, dificultad para dormir o irritabilidad inusual?
  • ¿Tu hijo tuvo fiebre?
  • ¿Ha habido alguna secreción del oído? ¿La secreción es clara, turbia o tiene sangre?
  • ¿Has observado algún problema para oír? ¿Cómo responde el niño a los sonidos a volumen bajo? ¿Tu hijo mayor pregunta "¿qué?" frecuentemente?
  • ¿Tu hijo ha tenido un resfriado, gripe u otros síntomas respiratorios recientemente?
  • ¿Tu hijo tiene alergias estacionales?
  • ¿Tu hijo ha tenido una infección del oído anteriormente? ¿Cuándo?
  • ¿Tu hijo es alérgico a algún medicamento, p. ej., amoxicilina?
Sept. 13, 2019
  1. Ear infections in children. National Institute on Deafness and Other Communication Disorders. https://www.nidcd.nih.gov/health/ear-infections-children. Accessed March 19, 2019.
  2. AskMayoExpert. Acute otitis media. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2018.
  3. Jameson JL, et al., eds. Sore throat, earache, and upper respiratory symptoms. In: Harrison's Principles of Internal Medicine. 20th ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2018. https://accessmedicine.mhmedicalcom. Accessed March 19, 2019.
  4. Otitis media (acute). Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/ear,-nose,-and-throat-disorders/middle-ear-and-tympanic-membrane-disorders/otitis-media-acute. Accessed March 29, 2019.
  5. Lieberthal AS, et al. The diagnosis and management of acute otitis media. Pediatrics. 2013;131:e964.
  6. Kliegman RM, et al. Tonsils and adenoids. In: Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Accessed March 29, 2019.
  7. Kaur R, et al. Epidemiology of acute otitis media in the postpneumococcal conjugate vaccine era. Pediatrics. 2017;140:e20170181.
  8. Kliegman RM, et al. Otitis media. In: Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Accessed March 29, 2019.
  9. Lalwani AK. Otitis media. In: Current Diagnosis & Treatment in Otolaryngology--Head & Neck Surgery. 3rd ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2012. https://www.accessmedicine.mhmedical.com. Accessed Jan. 11, 2016.
  10. Otitis media (secretory). Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/ear,-nose,-and-throat-disorders/middle-ear-and-tympanic-membrane-disorders/otitis-media-secretory. Accessed March 29, 2019.
  11. Ear tubes. American Academy of Otolaryngology — Head and Neck Surgery. https://www.enthealth.org/be_ent_smart/ear-tubes/. Accessed March 18, 2019.
  12. Coleman A, et al. The unsolved problem of otitis media in indigenous populations: A systematic review of upper respiratory and middle ear microbiology in indigenous children with otitis media. Microbiome. 2018;6:199.
  13. Rieu-Chevreau C, et al. Risk of occurrence and recurrence of otitis media with effusion in children suffering from cleft palate. International Journal of Pediatric Otorhinolaryngology. 2019;120:1.
  14. Yang R, et al. Transtympanic delivery of local anesthetics for pain in acute otitis media. Molecular Pharmaceutics. 2019;16:1555.