Diagnóstico

Algunas pruebas y procedimientos que pueden usarse para determinar la causa de los ojos secos son las siguientes:

  • Un examen ocular exhaustivo. Un examen ocular que incluya tus antecedentes completos de salud general y de salud de la vista puede ayudar al médico a diagnosticar la causa de los ojos secos.
  • Una prueba para medir el volumen de las lágrimas. El médico puede medir tu producción de lágrimas con la prueba de Schirmer. En esta prueba, te colocan tiras de papel secante debajo de los párpados inferiores. Después de cinco minutos, el médico mide la cantidad de las tiras que se humedeció con las lágrimas.

    Otra opción para medir el volumen de lágrimas es con la prueba del hilo con rojo de fenol. En esta prueba, se coloca un hilo con tinte sensible al pH debajo del párpado inferior (las lágrimas cambian el color del tinte), se deja humedecer con las lágrimas durante 15 segundos y, luego, se mide su volumen.

  • Una prueba para determinar la calidad de las lágrimas. Otras pruebas usan tintes especiales en gotas para los ojos a fin de determinar el estado de su superficie. El médico busca patrones de manchas en las córneas y mide cuánto tiempo tardan las lágrimas en evaporarse.
  • Una prueba de osmolaridad lagrimal. Este tipo de prueba mide la composición de las partículas y del agua de las lágrimas. Con la enfermedad del ojo seco, los ojos tienen menor contenido de agua.
  • Muestras de lágrimas para buscar marcadores de la enfermedad del ojo seco, incluida la metaloproteinasa 9 de la matriz elevada o la lactoferrina disminuida.

Más información

Tratamiento

Para la mayoría de las personas que padecen síntomas ocasionales o leves de sequedad en los ojos, es suficiente usar gotas oftalmológicas de venta libre de manera regular (lágrimas artificiales). Si los síntomas continúan y se agravan, tienes otras opciones. Lo que hagas depende de lo que esté causando la sequedad en los ojos.

Algunos tratamientos se enfocan en revertir o controlar la enfermedad o el factor que esté causando la sequedad en los ojos. Otros tratamientos pueden mejorar la calidad de las lágrimas o evitar que estas se drenen rápidamente.

Tratamiento para la causa de base de los ojos secos

En algunos casos, tratar un problema de salud subyacente puede ayudar a aclarar los signos o síntomas de ojos secos. Por ejemplo, si un medicamento está causando ojos secos, tu médico puede recomendar un medicamento diferente que no cause ese efecto secundario.

Si tienes una afección en los párpados, como los párpados hacia afuera (ectropión), el médico puede remitirte a un cirujano ocular que se especialice en cirugía plástica de los párpados (cirujano oculoplástico).

Medicamentos

Entre los medicamentos de venta bajo receta que se usan para tratar el ojo seco se incluyen los siguientes:

  • Medicamentos para reducir la inflamación de los párpados. La inflamación en el borde de los párpados puede impedir que las glándulas sebáceas segreguen los lípidos que forman parte de las lágrimas. El médico puede recomendar antibióticos para disminuir la inflamación. Los antibióticos para el ojo seco generalmente se toman por boca, aunque algunos se administran en forma de gotas oftálmicas o ungüentos.
  • Gotas oftálmicas para controlar la inflamación de la córnea. La inflamación en la superficie de los ojos (córneas) se puede controlar con gotas oftálmicas recetadas que contienen el medicamento inmunodepresor ciclosporina (Restasis) o corticoesteroides. No es conveniente el uso de corticoesteroides a largo plazo, debido a los posibles efectos secundarios.
  • Insertos oftálmicos que funcionan como lágrimas artificiales. Si tienes síntomas de ojo seco moderados a graves, y las lágrimas artificiales no son de utilidad, otra opción para tratar dicho trastorno es un pequeño inserto oftálmico, que tiene el aspecto de un grano de arroz transparente. Una vez por día, te colocas el inserto de hidroxipropilcelulosa (Lacrisert) entre el párpado inferior y el globo ocular. El inserto de disuelve lentamente y libera una sustancia que se usa en las gotas oftálmicas para humedecer el ojo.
  • Medicamentos estimulantes de las lágrimas. Los medicamentos llamados colinérgicos (Pilocarpina, Cevimelina) ayudan a aumentar la producción de lágrimas. Estos medicamentos se encuentran disponibles en forma de pastillas, gel o gotas oftálmicas. Algunos posibles efectos secundarios incluyen la sudoración.
  • Gotas oftálmicas hechas de tu propia sangre. Estas gotas se denominan gotas de suero sanguíneo autólogo. Pueden ser una opción si tienes síntomas graves de ojo seco, que no responden a otro tratamiento. Para elaborar estas gotas oftálmicas, se procesa una muestra de tu sangre para extraer los glóbulos rojos y luego mezclarlos con una solución salina.

Otros procedimientos

Otros procedimientos que se pueden utilizar para tratar los ojos secos incluyen:

  • Cerrar los conductos lacrimales para reducir la pérdida de lágrimas. El médico puede sugerir este tratamiento para evitar que tus lágrimas salgan del ojo demasiado rápido. Esto se puede hacer cerrando de forma parcial o completa los conductos lagrimales, los cuales normalmente sirven para drenar las lágrimas.

    Los conductos lagrimales se pueden bloquear con pequeños tapones de silicona (tapones lagrimales). Estos tapones se pueden extraer. Los conductos lagrimales también pueden taparse mediante un procedimiento que utiliza calor. Esta es una solución permanente denominada cauterización térmica.

  • Usar lentes de contacto especiales. Pregúntale a tu médico sobre los nuevos lentes de contacto diseñados para ayudar a personas con ojos secos.

    Algunas personas con un caso grave de ojos secos pueden optar por usar lentes de contacto especiales para proteger la superficie de los ojos y retener la humedad. Estos lentes se conocen como lentes esclerales o lentes de vendaje.

  • Desbloquear las glándulas sebáceas. Las compresas tibias y las máscaras para ojos de uso diario pueden ayudar a abrir las glándulas sebáceas bloqueadas. Un dispositivo de pulsación térmica es otra forma de desobstruir las glándulas sebáceas, pero no está claro si este método proporciona alguna ventaja en comparación con las compresas calientes.
  • Uso de fototerapia y masaje de párpados. Una técnica denominada fototerapia de pulsos intensos seguida de un masaje en los párpados ha demostrado ser de ayuda para las personas con sequedad ocular grave.

Estilo de vida y remedios caseros

Es posible que puedas controlar la sequedad ocular lavándote con frecuencia los párpados y colocándote gotas para los ojos de venta libre u otros productos que lubriquen los ojos. Si la enfermedad es a largo plazo (crónica), colócate las gotas para los ojos aunque sientas que tus ojos están bien, de manera tal de mantenerlos bien lubricados.

Selección y uso de productos de venta libre para los ojos secos

Existe una variedad de productos para los ojos secos que no requieren prescripción médica, como gotas para los ojos (lágrimas artificiales), geles y ungüentos. Habla con tu médico acerca de qué tratamientos podrían ser más eficaces en tu caso.

Las lágrimas artificiales podrían ser lo único que necesitas para controlar los síntomas leves del ojo seco. Algunas personas tienen que colocarse gotas varias veces por día, mientras que otras las usan solo una vez al día.

Ten en cuenta los siguientes factores al momento de elegir un producto de venta libre:

  • Gotas con conservantes o sin conservantes. Algunas gotas para los ojos tienen conservantes agregados para extender su vida útil. Puedes usar gotas para los ojos con conservantes hasta cuatro veces al día. Sin embargo, el uso de gotas con conservantes con mayor frecuencia puede provocar irritación ocular.

    Las gotas para los ojos sin conservantes se consiguen en paquetes que contienen varias ampollas de uso individual. Después de utilizar una ampolla, deséchala. Si usas gotas más de cuatro veces por día, son seguras las que no tienen conservantes.

  • Gotas o ungüentos. Los ungüentos para lubricar los ojos los recubren, lo que brinda un alivio más duradero para los ojos secos. Estos productos suelen ser más espesos que las gotas para los ojos y pueden nublar la vista. Por ese motivo, se recomienda usar los ungüentos antes de irse a dormir. Las gotas para los ojos se pueden usar en cualquier momento y no afectan la vista.
  • Gotas que disminuyen el enrojecimiento. Se recomienda evitar estas gotas para tratar los ojos secos, ya que el uso prolongado puede provocar irritación.

Lavado de párpados para controlar la inflamación

Para las personas que padecen blefaritis y otras enfermedades que provocan una inflamación de los párpados que obstruye la secreción de aceite en el ojo, puede ser beneficioso el lavado frecuente y suave de los párpados. Cómo lavarte los párpados:

  • Aplica un paño tibio sobre los ojos. Humedece un paño limpio con agua tibia. Sostén el paño sobre los ojos durante cinco minutos. Vuelve a humedecer el paño con agua tibia cuando se enfríe. Frota suavemente el paño sobre los párpados, incluso sobre la base de las pestañas, para aflojar los residuos.
  • Usa un jabón suave para los párpados. Usa champú de bebé u otro jabón suave. Aplica el limpiador en la yema de los dedos limpios y masajea suavemente los ojos cerrados cerca de la base de las pestañas. Enjuaga por completo.

Medicina alternativa

Es necesario realizar estudios adicionales, pero algunos enfoques de medicina alternativa podrían ayudar a aliviar los síntomas de la sequedad ocular. Analiza con el médico los beneficios y los riesgos.

  • Ácidos grasos. La incorporación de ácidos grasos omega 3 a tu alimentación podría ayudar a aliviar los signos y síntomas de la sequedad ocular. Estos ácidos grasos están disponibles en forma de suplementos y en algunos alimentos, como las semillas de lino, el salmón y las sardinas.
  • Gotas para los ojos de aceite de ricino. Estas gotas para los ojos pueden aliviar los síntomas al reducir la evaporación de lágrimas.
  • Acupuntura. Algunas personas han observado que los síntomas de sequedad ocular mejoran después de una terapia de acupuntura.

Preparación para la consulta

Es probable que primero consultes al médico de cabecera. Es posible que luego te remita a un especialista en ojos (oftalmólogo). Debido a que las consultas pueden ser breves, es una buena idea estar bien preparado para tu cita.

Lo que puedes hacer

  • Anota los síntomas que presentes, incluidos aquellos que quizás no parezcan relacionados con el motivo de la consulta.
  • Anota la información personal esencial, incluido cualquier cambio reciente en tu vida.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas y los suplementos que tomas.
  • Prepara una lista de preguntas para hacerle al médico.

Si tienes sequedad ocular, estas son algunas preguntas básicas para hacerle al médico:

  • ¿Cuál es la causa más probable de la sequedad ocular?
  • ¿Tengo que hacerme algunas pruebas?
  • ¿La sequedad ocular puede mejorar por sí sola?
  • ¿Cuáles son mis opciones de tratamiento?
  • ¿Cuáles son los posibles efectos secundarios de cada tratamiento?
  • Tengo otras enfermedades. ¿Cómo puedo manejar mejor estas enfermedades en conjunto?
  • ¿Existe un medicamento genérico correspondiente al medicamento que me está recetando?
  • ¿Tiene algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme a casa?
  • ¿Qué sitios web me recomienda?
  • ¿Debo programar una consulta de seguimiento?

Si se te ocurren otras preguntas durante la consulta, no dudes en hacérselas al médico.

Qué esperar de tu médico

El médico puede preguntarte lo siguiente:

  • ¿Puedes describir tus síntomas?
  • ¿Recuerdas cuándo aparecieron por primera vez?
  • ¿Tus síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Tienes algún familiar que padece ojos secos?
  • ¿Probaste con gotas para los ojos de venta libre? ¿Te aliviaron?
  • ¿Tus síntomas empeoran a la mañana o a última hora del día?
  • ¿Qué medicamentos tomas?
  • ¿Te sometiste a algún tratamiento con radiación en la cabeza o el cuello?

Qué puedes hacer mientras tanto

Para aliviar los signos y síntomas mientras esperas tu turno, prueba con gotas para los ojos de venta libre. Elige gotas lubricantes para los ojos (lágrimas artificiales) y evita aquellas que afirman reducir el enrojecimiento ocular. Las gotas para los ojos que reducen el enrojecimiento pueden causar más irritación ocular.

Sept. 24, 2020
  1. Salmon JF. Dry eye. In: Kanski's Clinical Ophthalmology: A Systematic Approach. 9th ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Aug. 4, 2020.
  2. Yanoff M, et al., eds. Dry eye disease. In: Ophthalmology. 5th ed. Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed Aug. 4, 2020.
  3. Dry eye. National Eye Institute. https://www.nei.nih.gov/learn-about-eye-health/eye-conditions-and-diseases/dry-eye. Accessed Aug. 4, 2020.
  4. Dry eye syndrome — Preferred Practice Pattern. American Academy of Ophthalmology. 2018; doi:10.1016/j.ophtha.2018.10.023.
  5. Dry eye. American Optometric Association. https://www.aoa.org/patients-and-public/eye-and-vision-problems/glossary-of-eye-and-vision-conditions/dry-eye. Accessed Aug. 4, 2020.
  6. Dhaliwal DK, et al. Acupuncture and dry eye: Current perspectives. A double-blinded randomized controlled trial and review of the literature. Clinical Ophthalmology. 2019; doi:10.2147/OPTH.S175321.
  7. Martin E, et al. Effect of tear supplements on signs, symptoms and inflammatory markers in dry eye. Cytokine. 2018; doi:10.1016/j.cyto.2018.02.009.
  8. Softing Hataye AL (expert opinion). Mayo Clinic. Aug. 26, 2020.