Terapia intensiva con insulina: control meticuloso del nivel de azúcar en sangre

La terapia intensiva con insulina puede ayudar a prevenir las complicaciones de la diabetes a largo plazo. Considera los beneficios y comprende el compromiso.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

La terapia intensiva con insulina puede ser la clave que las personas que tienen diabetes de tipo 1, y, en algunos casos, también a las que tienen diabetes de tipo 2, tengan una buena salud a largo plazo.

Esta terapia intensiva no es fácil, pero los beneficios son reales. Descubre cómo puede ayudarte la terapia intensiva con insulina a lograr el control deseado del azúcar en sangre y qué requiere la terapia de ti. Luego, tú y el equipo de atención médica pueden decidir si la terapia intensiva con insulina es o no el mejor método para ti.

¿En qué consiste la terapia intensiva con insulina?

La terapia intensiva con insulina es un enfoque de tratamiento agresivo diseñado para controlar los niveles de azúcar en sangre. La terapia intensiva con insulina requiere un control minucioso de los niveles de azúcar en sangre y dosis múltiples de insulina.

Por fortuna, se están investigando nuevos métodos para controlar el azúcar en sangre y para administrar la insulina que pueden facilitar y reducir el riesgo de la terapia intensiva con insulina. Uno de estos métodos es el suministro de insulina a través de un circuito cerrado, que combina el control continuo del azúcar en sangre con el suministro de insulina a través de una bomba de insulina.

Si decides probar la terapia intensiva con insulina, trabajarás con tu médico para establecer varios objetivos según tu edad, salud general y otros factores individuales. Idealmente, esto podría significar lo siguiente:

  • Nivel de azúcar en sangre antes de las comidas: entre 70 y 130 miligramos por decilitro (mg/dL) o entre 3,9 y 7,2 milimoles por litro (mmol/L)
  • Nivel de azúcar en sangre dos horas después de las comidas: inferior a 180 mg/dL (10 mmol/L)
  • Hemoglobina A1C (glucohemoglobina, un indicador del control del azúcar en sangre de los meses anteriores): inferior al 7 por ciento

¿Cuáles son los beneficios de la terapia intensiva con insulina?

La terapia intensiva con insulina puede prevenir o retrasar el avance de las complicaciones de la diabetes a largo plazo.

Varios estudios indican que la terapia intensiva con insulina puede hacer lo siguiente:

  • Reducir el riesgo de daños oculares en más del 75 por ciento
  • Reducir el riesgo de lesiones a los nervios en un 60 por ciento
  • Prevenir o retrasar el avance de enfermedades renales en un 50 por ciento

Y hay más buenas noticias. La terapia intensiva con insulina puede aumentar tu nivel de energía y ayudarte a sentirte mejor en general.

¿Cuál es el compromiso?

Para lograr un control meticuloso del nivel de azúcar en sangre con terapia de insulina, debes seguir un régimen de tratamiento estricto.

  • Necesitarás dosis frecuentes de insulina. Es posible que necesites una inyección de insulina de acción corta antes de cada comida y una inyección de insulina de acción intermedia o prolongada antes de acostarte.

    O bien, puedes elegir usar una bomba de insulina, que libera insulina en el cuerpo a través de conducto de plástico que se coloca por debajo de la piel del abdomen. La bomba libera una infusión continua de insulina de acción corta y un bolo, insulina adicional que cubre un aumento esperado en el nivel de azúcar en sangre, antes de las comidas.

  • Debes controlarte el nivel de azúcar en sangre con frecuencia. Tendrás que controlar el nivel de azúcar en sangre, al menos, cuatro veces al día, antes de las comidas y de acostarte; es probable que debas hacerlo con más frecuencia de lo que estás acostumbrado. También es importante registrar los resultados de cada análisis de azúcar en sangre.
  • Sigue cuidadosamente los planes de alimentación y de ejercicio. Todo lo que comes tiene un efecto directo en tu nivel de azúcar en sangre. La actividad física también influye en el nivel de azúcar en sangre. Es posible que el médico te pida que lleves un registro de lo que comes y de cuánto ejercicio haces en un diario detallado.

¿Cuáles son los riesgos de la terapia intensiva con insulina?

La terapia intensiva con insulina puede provocar lo siguiente:

  • Nivel bajo de azúcar en sangre. Cuando tienes un control meticuloso de los niveles de azúcar en sangre, cualquier cambio en la rutina diaria —como hacer más ejercicio que el habitual o no comer lo suficiente— puede causar niveles bajos de azúcar en sangre (hipoglucemia).

    Presta atención a los signos y síntomas tempranos, como ansiedad, sudoración y temblor, y actúa rápidamente. Toma un vaso de jugo de naranja o chupa varios caramelos duros. El médico puede recomendarte que lleves contigo tabletas de glucosa.

  • Aumento de peso. Cuando te aplicas insulina para bajar el azúcar en la sangre, el azúcar del torrente sanguíneo ingresa a las células del cuerpo en lugar de eliminarse por la orina. Tu cuerpo convierte en grasa el azúcar que las células no necesitan para obtener energía, y esto puede provocar aumento de peso. Para restringir el aumento de peso, cumple rigurosamente con tu plan de alimentación y de ejercicios.

¿La terapia intensiva con insulina es adecuada para ti?

La terapia intensiva con insulina es recomendable para la mayoría de las personas con diabetes de tipo 1 y para algunas que tienen diabetes de tipo 2, pero no es adecuada para todo el mundo.

La terapia intensiva con insulina podría no ser adecuada para ti en los siguientes casos:

  • Luchas contra episodios frecuentes o graves de bajo azúcar en sangre
  • Eres un niño
  • Eres un adulto mayor
  • Tienes una enfermedad cardíaca, una enfermedad de los vasos sanguíneos o complicaciones graves de la diabetes

En última instancia, dependerá de ti y de tu equipo de atención médica decidir si la terapia intensiva con insulina es adecuada para ti. Esta decisión debe basarse en los riesgos y beneficios potenciales que la terapia puede brindar en tu situación particular.

June 13, 2018 See more In-depth