Descripción general

El prolapso vaginal anterior, también conocido como cistocele o prolapso de la vejiga, es cuando la vejiga cae de su posición normal en la pelvis y empuja la pared de la vagina.

Los órganos de la pelvis —que incluyen la vejiga, el útero y los intestinos— suelen mantenerse en su lugar gracias a los músculos y los tejidos conectivos del suelo pélvico. El prolapso anterior se produce cuando el suelo pélvico se debilita o si se ejerce demasiada presión sobre el suelo pélvico. Esto puede suceder con el tiempo, durante el parto vaginal o con estreñimiento crónico, tos violenta o levantamiento de pesas.

El prolapso anterior es tratable. Para un prolapso leve o moderado, el tratamiento no quirúrgico suele ser eficaz. En casos más graves, puede ser necesaria la cirugía para mantener la vagina y otros órganos pélvicos en sus posiciones correctas.

Síntomas

En casos leves de prolapso anterior, es posible que no notes signos ni síntomas. Cuando se manifiestan los signos y síntomas, estos pueden incluir los siguientes:

  • Una sensación de pesadez o presión en la pelvis y la vagina
  • En algunos casos, un bulto de tejido en la vagina que puedes ver o sentir
  • Aumento de la presión pélvica cuando te esfuerzas, toses, te agachas o te levantas
  • Problemas para orinar, incluso dificultad para iniciar un chorro de orina, la sensación de no haber vaciado completamente la vejiga después de orinar, la sensación de una necesidad frecuente de orinar o la pérdida de orina (incontinencia urinaria)

Los signos y síntomas suelen notarse en especial después de permanecer de pie durante largos períodos y pueden desaparecer cuando te acuestas.

Cuándo debes consultar a un médico

Un prolapso de vejiga puede ser incómodo, pero rara vez es doloroso. Dificulta el vaciado de la vejiga, lo que la hace susceptible a las infecciones. Solicita una cita con el médico si tienes algún signo o síntoma que te moleste o que afecte tus actividades diarias.

Causas

El suelo pélvico está formado por músculos, ligamentos y tejido conectivo que sostienen la vejiga y otros órganos pélvicos. Las conexiones entre los órganos pélvicos y los ligamentos pueden debilitarse por el paso del tiempo, como resultado de un traumatismo durante el trabajo de parto o por un esfuerzo crónico. Cuando esto sucede, la vejiga puede deslizarse hacia abajo más de lo normal y sobresalir en la vagina (prolapso anterior).

Las causas del estrés en el suelo pélvico incluyen:

  • Embarazo y parto vaginal
  • Sobrepeso u obesidad
  • Levantar objetos pesados en repetidas ocasiones
  • Esfuerzo realizado durante las evacuaciones intestinales
  • Tos crónica o bronquitis

Factores de riesgo

Estos factores pueden aumentar el riesgo de tener prolapso anterior:

  • Embarazo y parto. Las mujeres que han tenido un parto vaginal o asistido por instrumentos, los embarazos múltiples o cuyos bebés tuvieron un alto peso cuando nacieron tienen un mayor riesgo de prolapso anterior.
  • Envejecimiento. El riesgo de tener prolapso anterior aumenta con la edad. Esto se da en especial después de la menopausia, cuando la producción corporal de estrógeno (que ayuda a mantener el suelo pélvico fuerte) disminuye.
  • Histerectomía. La extirpación del útero puede contribuir a la debilidad del suelo pélvico, pero no siempre es así.
  • Genética. Algunas mujeres nacen con tejidos conectivos más débiles, que los hace más vulnerables al prolapso anterior.
  • Obesidad. Las mujeres con sobrepeso u obesidad tienen mayor riesgo de tener prolapso anterior.

Prolapso anterior (cistocele) - atención en Mayo Clinic

April 21, 2020
  1. AskMayoExpert. Pelvic organ prolapse. Mayo Clinic; 2019.
  2. AskMayoExpert. Pelvic floor dysfunction. Mayo Clinic; 2018.
  3. Rogers RG, et al. Pelvic organ prolapse in women: Epidemiology, risk factors, clinical manifestations, and management. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Jan. 31, 2020.
  4. American College of Obstetricians and Gynecologists. Practice Bulletin No. 176: Pelvic organ prolapse. Obstetrics & Gynecology. 2017; doi:10.1097/AOG.0000000000002016.
  5. Cystocele (prolapsed bladder). National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. https://www.niddk.nih.gov/health-information/urologic-diseases/cystocele-prolapsed-bladder. Accessed Jan. 31, 2020.
  6. Urinary incontinence. Office on Women's Health. https://www.womenshealth.gov/a-z-topics/urinary-incontinence. Accessed Jan. 31, 2020.
  7. DeCherney AH, et al., eds. Urinary incontinence & pelvic floor disorders. In: Current Diagnosis & Treatment: Obstetrics & Gynecology. 12th ed. McGraw-Hill Education; 2019. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed Jan. 31, 2020.
  8. Magowan BA, et al., eds. Pelvic organ prolapse. In: Clinical Obstetrics & Gynaecology. 4th ed. Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed Jan. 31, 2020.
  9. Warner KJ. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. Feb. 11, 2020.
  10. Occhnio JA (expert opinion). Mayo Clinic. March 17, 2020.