Diagnóstico

En la mayoría de los casos, el médico puede diagnosticar una verruga común valiéndose de una o más de las siguientes técnicas:

  • Examen de la verruga
  • Raspado de la capa superior de la verruga para detectar signos de puntos pequeños y oscuros —vasos sanguíneos coagulados—, que son frecuentes en las verrugas
  • Extracción de una pequeña sección de la verruga (biopsia por raspado) y envío a un laboratorio para analizarla con el fin de descartar otros tipos de bultos de la piel

Tratamiento

Las verrugas más frecuentes desaparecen sin tratamiento (aunque pueden transcurrir uno o dos años) y pueden desarrollarse otras nuevas en áreas cercanas.

Algunas personas eligen acudir al médico para tratar sus verrugas porque el tratamiento casero no funciona y las verrugas son molestas, se propagan o son un problema estético.

Tu médico podría sugerir uno de los siguientes enfoques, según la ubicación de las verrugas, los síntomas y tus preferencias. Estos métodos a veces se usan en combinación con tratamientos caseros, como el ácido salicílico.

Los objetivos del tratamiento son destruir la verruga, estimular una respuesta del sistema inmunitario para luchar contra el virus o ambos. El tratamiento puede demorar semanas o meses. Aun con tratamiento, las verrugas tienden a reaparecer o a propagarse. Los médicos, generalmente, comienzan con los métodos menos dolorosos, en especial cuando se trata de niños pequeños.

  • Medicina exfoliante más fuerte (ácido salicílico). Los medicamentos para las verrugas de concentración recetada con ácido salicílico trabajan quitando las capas de una verruga poco a poco. Los estudios muestran que el ácido salicílico es más efectivo cuando se combina con congelación.
  • Congelación (crioterapia). La terapia de congelación que se realiza en el consultorio del médico consiste en la aplicación de nitrógeno líquido en la verruga. La congelación consiste en crear una ampolla alrededor y debajo de la verruga. El tejido muerto se desprende después de aproximadamente una semana. Este método también puede estimular el sistema inmunitario para que combata las verrugas virales. Es probable que necesites repetir los tratamientos.

    Los efectos secundarios de la crioterapia comprenden dolor, formación de ampollas y manchas en la piel en la zona tratada.

  • Otros ácidos. Si el ácido salicílico o la congelación no están funcionando, el médico puede intentar con ácido bicloroacético o tricloroacético. Con este método, el médico primero rasura la superficie de la verruga y luego aplica el ácido con un palillo de madera. Es necesario repetir los tratamientos cada semana aproximadamente. Los efectos secundarios son escozor y ardor.
  • Tratamiento con láser. El tratamiento con láser de colorante pulsado quema (cauteriza) los pequeños vasos sanguíneos. El tejido infectado finalmente muere y la verruga cae. La evidencia de la eficacia de este método es limitada, y puede causar dolor y formación de cicatrices.

Estilo de vida y remedios caseros

El tratamiento casero generalmente es efectivo para eliminar las verrugas comunes. Muchas personas han eliminado las verrugas con:

  • Medicamento exfoliante (ácido salicílico). Los productos de venta libre para eliminar las verrugas, como el ácido salicílico, están disponibles en forma de parche o líquido. Para las verrugas comunes, busca una solución de ácido salicílico al 17 por ciento o un parche al 15 por ciento. Estos productos requieren uso diario, generalmente durante unas semanas. Para mejores resultados, sumerge la verruga en agua tibia durante 10 a 20 minutos antes de aplicar el medicamento. Entre cada tratamiento, quita la piel muerta con una lima desechable o con una piedra pómez.
  • Congelación. Algunos productos de venta libre con nitrógeno líquido están disponibles en forma de líquido o aerosol (Compound W Freeze Off, Dr. Scholl’s Freeze Away, otros). La Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration) advierte que algunos medicamentos para quitar verrugas son inflamables y no deben utilizarse cerca del fuego, llamas, fuentes de calor (como rizadores) y cigarrillos encendidos.
  • Cinta adhesiva. Tapa la verruga con una cinta adhesiva plateada durante seis días. Luego remójala en agua y quita suavemente el tejido muerto con una piedra pómez o con una lima desechable. Deja la verruga expuesta durante unas 12 horas y luego repite el proceso hasta que la verruga desaparezca.

    Los resultados de estudios sobre la efectividad de la cinta adhesiva para eliminar verrugas, ya sea sola o con otros tratamientos, fueron diversos.

Preparación para la consulta

Es probable que comiences por visitar a tu médico de cabecera. Sin embargo, puede que te deriven a un médico especialista en trastornos de la piel (dermatólogo). Los siguientes consejos pueden ayudarte a que te prepares para la consulta.

Qué puedes hacer

Lleva una lista de todos los medicamentos que tomas habitualmente, incluso los medicamentos de venta libre (sin receta) y los suplementos dietéticos, junto con la dosis diaria de cada uno.

Probablemente, también te sea útil anotar preguntas para hacerle al médico, como las siguientes:

  • ¿Qué provocó el desarrollo de las verrugas?
  • Si me las extraen, ¿volverán a aparecer?
  • ¿Qué tipos de tratamiento hay disponibles para eliminar las verrugas? y ¿cuál recomiendas?
  • ¿Qué tipos de efectos secundarios puedo esperar?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque principal que sugieres?
  • En caso de que los bultos no sean verrugas, ¿qué pruebas tienes que realizarte?
  • ¿Cómo puedo prevenir las verrugas?

Qué esperar del médico

Tu médico también podría hacerte algunas preguntas, como las siguientes:

  • ¿Cuándo notaste por primera vez las verrugas?
  • ¿Tuviste verrugas en el pasado?
  • ¿Las verrugas te molestan, ya sea por motivos estéticos o de comodidad?
  • ¿Qué tratamientos ya aplicaste para las verrugas? Si aplicaste alguno, ¿durante cuánto tiempo? y ¿cuáles fueron los resultados?
Feb. 24, 2018
References
  1. Goldstein BG, et al. Cutaneous warts. http://www.uptodate.com/index. Accessed Feb. 18, 2015.
  2. Ferri FF. Warts. In: Ferri's Clinical Advisor 2015: 5 Books in 1. Philadelphia, Pa.: Mosby Elsevier; 2015. http://www.clinicalkey.com Accessed Feb. 16, 2015.
  3. Kwok CS, et al. Topical treatments for cutaneous warts. Cochrane Database of Systematic Reviews. http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/14651858.CD001781.pub3/abstract. Accessed Feb. 16, 2015.
  4. AskMayoExpert. Nongenital warts (adult and pediatric). Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2014.
  5. Bruggink SC, et al. Natural course of cutaneous warts among primary schoolchildren: A prospective cohort study. Annals of Family Medicine. 2013;11:437.
  6. Warts. American Academy of Dermatology. http://www.aad.org/dermatology-a-to-z/diseases-and-treatments/u---w/warts. Accessed March 2, 2015.
  7. Lunch MD, et al. Management of cutaneous viral warts. BMJ. 2014;348:g3339.
  8. Kellerman RD. Diseases of the skin. In: Conn's Current Therapy 2015. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2015. https://www.clinicalkey.com. Accessed March 2, 2015.
  9. Some wart removers are flammable. U.S. Food and Drug Administration consumer update. http://www.fda.gov/ForConsumers/ConsumerUpdates/ucm381429.htm?source=govdelivery&utm_medium=email&utm_source=govdelivery. Accessed March 16, 2015.