Diagnóstico

La mayoría de las personas con un resfriado común pueden ser diagnosticadas por sus signos y síntomas. Si tu médico sospecha que tienes una infección bacteriana u otra enfermedad, podría ordenar una radiografía o distintas pruebas para excluir otras causas de tus síntomas.

Tratamiento

No hay una cura para el resfriado común. Los antibióticos no son útiles en contra de los virus del resfriado común y no deben utilizarse a menos de que se trate de una infección bacteriana. El tratamiento está dirigido a aliviar los signos y síntomas.

Las ventajas y desventajas de los remedios contra el resfriado usados comúnmente incluyen:

  • Analgésicos. Para la fiebre, el dolor de garganta y de cabeza, muchas personas recurren al paracetamol (Tylenol, otros) u otros analgésicos leves. Usa el paracetamol por un periodo lo más corto posible y sigue las instrucciones de la etiqueta para evitar efectos secundarios.

    Ten cuidado con el uso de aspirina en niños y adolescentes. Los niños y adolescentes que se están recuperando de síntomas de varicela o parecidos a los de la influenza nunca deben tomar aspirina. Esto se debe a que la aspirina se ha relacionado con el síndrome de Reye, una enfermedad poco común que podría poner en peligro la vida cuando se presenta en los niños.

    Considera darle a tu hijo medicamentos para el dolor de venta libre sin receta diseñados para lactantes o niños. Estos medicamentos incluyen el paracetamol (Tylenol, Feverall para lactantes, otros) o ibuprofeno (Advil pediátrico, Motrin para lactantes, otros) para aliviar los síntomas.

  • Atomizadores para descongestionar la nariz. Los adultos pueden usar gotas descongestivas o aerosoles por hasta cinco días. Su uso prolongado puede causar síntomas de rebote. Los niños menores de seis años no deben usar gotas o aerosoles descongestivos.
  • Jarabes para la tos. La Food and Drug Administration (FDA) y la American Academy of Pediatrics recomiendan firmemente no darles medicamentos para el resfriado de venta sin receta a niños menores de 4 años. No hay evidencia útil de que estos remedios sean benéficos y seguros para niños.

    Si le das medicamentos para la tos o el resfriado a un niño mayor, sigue las instrucciones de la etiqueta. No le des a tu hijo dos medicamentos con el mismo ingrediente activo, como un antihistamínico, descongestivo o analgésico. Demasiada cantidad de un sólo ingrediente puede causar una sobredosis accidental.

Estilo de vida y remedios caseros

Para sentirte lo mejor posible cuando estás resfriado, intenta:

  • Tomar muchos líquidos. El agua, el jugo, caldos claros o el agua de limón tibia son buenas opciones. Evita la cafeína y el alcohol, ya que pueden deshidratarte.
  • Comer sopa de pollo. La sopa de pollo y otros líquidos tibios pueden ser reconfortantes y suavizan la congestión.
  • Descansar. De ser posible, no asistas a la escuela o al trabajo si tienes fiebre o mucha tos, o si te sientes mareado después de tomar los medicamentos. Esto te dará una oportunidad de descansar y reducirá las posibilidades de que infectes a otros.
  • Ajustar la temperatura y la humedad en tu habitación. Mantén tu habitación cálida pero no muy caliente. Si el aire es seco, un humidificador o vaporizador puede humectar el aire y ayudar a aliviar la congestión y la tos. Mantén el humidificador limpio para evitar el crecimiento de bacterias y moho.
  • Aliviar tu garganta. Hacer gárgaras — con 1/4 o 1/2 cucharadita de sal disuelta en un vaso de agua tibia de 4 u 8 onzas — puede aliviar temporalmente el dolor o comezón en la garganta.
  • Usar gotas nasales de solución salina. Para ayudar a aliviar la congestión nasal, prueba las gotas nasales de solución salina. Puedes comprar estas gotas sin receta que te ayudarán a aliviar los síntomas, incluso en niños.

    En lactantes, succiona cuidadosamente las fosas nasales con una jeringa de bulbo (introduce la jeringa de bulbo aproximadamente de 1/4 a 1/2 pulgada, o unos 6 a 12 milímetros) después de aplicar las gotas de solución salina.

Medicina alternativa

A pesar de los estudios en curso, el jurado científico no ha tomado una decisión sobre los remedios alternativos para el resfriado común, como la vitamina C y la equinácea. Aquí tienes una actualización de algunas opciones populares:

  • Vitamina C. Al parecer, en la mayoría de los casos, tomar vitamina C no ayudará a una persona promedio a prevenir los resfriados.
  • Equinácea. Los estudios sobre la efectividad de la equinácea para prevenir o reducir los resfriados son variados. Sin embargo, si tu sistema inmunitario está sano, no estás tomando medicamentos de venta con receta y no eres alérgico, tomar suplementos de equinácea probablemente no te causará ningún daño.
  • Zinc. La reputación antigripal del zinc tiene sus altibajos. Esto se debe a que muchos estudios del zinc — tanto los que encuentran el beneficio del mineral como los que no — tienen puntos débiles. En estudios con resultados positivos, el zinc parecía más efectivo al tomarlo dentro de un plazo de 24 horas posteriores al inicio de los síntomas.

    Los efectos secundarios del zinc incluyen un mal sabor y náuseas. Habla con tu médico antes de tomar un suplemento de zinc.

    El zinc intranasal puede causar daño permanente en el sentido del olfato. En junio de 2009, la FDA expidió una advertencia en contra del uso de tres remedios nasales contra el resfriado con zinc ya que se relacionaron con una pérdida duradera o permanente del olfato (anosmia).

Prepárate para tu consulta

Si tú o tu hijo tienen un resfriado y los síntomas persisten, empeoran o son graves, solicita una consulta con tu médico de cabecera o con el pediatra de tu hijo. La siguiente información te ayudará a prepararte para tu consulta.

Qué puedes hacer

Haz una lista de:

  • Tus síntomas o los de tu hijo y cuándo empezaron
  • Información personal clave, incluyendo cualquier estrés importante y la exposición a personas que estuvieron enfermas
  • Medicamentos, vitaminas o suplementos que tú o tu hijo estén tomando
  • Preguntas para tu médico

Para un resfriado común, las preguntas para tu médico incluyen:

  • ¿Cuál es la posible causa de estos síntomas?
  • ¿Existen otras posibles causas?
  • ¿Son necesarios algunos exámenes?
  • ¿Qué enfoque de tratamiento recomienda?
  • ¿Qué tratamientos debo evitar?
  • ¿Qué tan pronto espera que mejoren los síntomas?
  • ¿Mi hijo o yo podemos contagiar a otros? ¿Cuándo es seguro regresar a la escuela o al trabajo?
  • ¿Qué pasos de autocuidado podrían ser útiles?
  • Mi hijo o yo padecemos estas otras enfermedades. ¿Cómo podemos manejarlas juntas?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar de tu médico

Es posible que tu médico te haga preguntas como:

  • ¿Los síntomas han sido continuos?
  • ¿Qué tan graves son los síntomas?
  • ¿Los síntomas mejoraron y luego empeoraron?
  • ¿Hay algo que parezca mejorar los síntomas?
  • ¿Hay algo que parezca empeorar los síntomas?

Qué puedes hacer mientras tanto

Mientras esperas para tu consulta, descansa mucho y toma muchos líquidos.

Aug. 08, 2017
References
  1. Sexton DJ, et al. The common cold in adults: Diagnosis and clinical features (El resfrío común en los adultos: diagnóstico y características clínicas). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 4 de febrero de 2016.
  2. Sexton DJ, et al. The common cold in adults: Treatment and prevention (El resfrío común en los adultos: tratamiento y prevención). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 4 de febrero de 2016.
  3. Ask Mayo Expert (Consulta con un experto de Mayo). Upper respiratory tract infection (Infección de las vías respiratorias superiores). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2014.
  4. Common colds: Protect yourself and others (El resfriado común: protégete y protege a los demás). Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades). http://www.cdc.gov/features/rhinoviruses/. Último acceso: 5 de febrero de 2016.
  5. Pappas DE, et al. The common cold in children: Clinical features and diagnosis (Síndrome de Down: características clínicas y diagnóstico). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 4 de febrero de 2016.
  6. Pappas DE, et al. The common cold in children: Treatment and prevention (Encefalitis viral aguda en niños: tratamiento y prevención). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 4 de febrero de 2016.
  7. Cough and cold medicine: Not for children (Medicamentos antigripales y para la tos: no son para los niños). American Academy of Pediatrics (Academia Americana de Pediatría). https://www.aap.org/en-us/about-the-aap/aap-press-room/aap-press-room-media-center/Pages/Cough-and-Cold-Medicine-Not-for-Children.aspx. Último acceso: 5 de febrero de 2016.
  8. Get set for winter illness season (Prepárate para la temporada de enfermedades de invierno). Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (U.S. Food and Drug Administration). http://www.fda.gov/forconsumers/consumerupdates/ucm092805.htm. Último acceso: 5 de febrero de 2016.
  9. Common cold (Resfrío común). Natural Medicines Comprehensive Database (Base de Datos Exhaustiva de Medicamentos Naturales). http://www.naturaldatabase.com. Último acceso: 5 de febrero de 2016.
  10. Sore throats (Dolores de garganta). American Academy of Otolaryngology — Head and Neck Surgery (Academia Americana de Otorrinolaringología: cirugía de cabeza y cuello). http://www.entnet.org/content/sore-throats. Último acceso: 22 de febrero de 2016.