Descripción general

La leucemia mielógena crónica es un tipo de cáncer de las células sanguíneas poco frecuente. El término «crónica» que forma parte de la denominación de esta enfermedad indica que este tipo de cáncer suele avanzar más despacio que las formas agudas de leucemia. El término «mielógena» que forma parte de la denominación de esta enfermedad hace referencia al tipo de célula afectado por este cáncer.

La leucemia mielógena crónica también puede denominarse «leucemia mieloide crónica» y «leucemia granulocítica crónica». La leucemia mielógena crónica afecta normalmente a los adultos mayores y rara vez se presenta en niños; no obstante, puede desarrollarse a cualquier edad.

Atención de la leucemia mielógena crónica en Mayo Clinic

Síntomas

Entre los signos y síntomas de la leucemia mielógena crónica se pueden incluir los siguientes:

  • Tendencia al sangrado
  • Agotamiento o cansancio
  • Fiebre
  • Pérdida de peso de forma involuntaria
  • Pérdida de apetito
  • Dolor o sensación de presión debajo de las costillas, del lado izquierdo
  • Piel pálida
  • Sudoración excesiva durante las horas de sueño (sudoraciones nocturnas)

Cuándo consultar al médico

La leucemia mielógena crónica no siempre se manifiesta con signos y síntomas evidentes durante la etapa inicial. Se puede vivir con leucemia mielógena crónica durante meses o años sin saberlo.

Debido a que las personas con leucemia mielógena crónica suelen responder mejor al tratamiento cuando se inicia de forma temprana, programa una consulta con el médico si tienes signos o síntomas persistentes que te preocupan.

Causas

La leucemia mielógena crónica se debe a un defecto en los genes de los glóbulos sanguíneos. No está del todo claro qué es lo que inicia este proceso, pero los médicos descubrieron cómo avanza hasta convertirse en la leucemia mielógena crónica.

Primero, se produce una anomalía cromosómica

Las células humanas normalmente tienen 23 pares de cromosomas. Estos cromosomas contienen el ADN, que incluye las instrucciones (genes) que controlan las células del cuerpo. En personas con leucemia mielógena crónica, los cromosomas de los glóbulos sanguíneos intercambian secciones entre sí. Una sección del cromosoma 9 intercambia lugares con una sección del cromosoma 22, lo que da lugar a un cromosoma 22 extracorto y un cromosoma 9 extralargo.

El cromosoma 22 extracorto se conoce como el cromosoma Filadelfia, por la ciudad donde se descubrió. El cromosoma Filadelfia está presente en los glóbulos sanguíneos del 90 % de las personas con leucemia mielógena crónica.

Segundo, la anomalía cromosómica crea un gen nuevo

El cromosoma Filadelfia produce un gen nuevo. Los genes del cromosoma 9 se combinan con los genes del cromosoma 22 y crean un gen nuevo llamado BCR-ABL. El gen BCR-ABL contiene instrucciones que hacen que los glóbulos sanguíneos anormales produzcan una cantidad excesiva de una proteína llamada tirosina quinasa. La tirosina quinasa estimula el cáncer al permitir que ciertos glóbulos sanguíneos crezcan sin control.

Tercero, el gen nuevo permite que haya demasiados glóbulos sanguíneos defectuosos

Los glóbulos sanguíneos se originan en la médula ósea, un material esponjoso que se encuentra dentro de los huesos. Cuando la médula ósea funciona normalmente, produce células inmaduras (células madre) de manera controlada. Estas células luego maduran y se especializan para convertirse en los diversos tipos de glóbulos sanguíneos que circulan por el cuerpo: glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas.

En personas con leucemia mielógena crónica, este proceso no funciona correctamente. La tirosina quinasa provocada por el gen BCR-ABL produce una cantidad excesiva de glóbulos blancos. La mayoría de estos glóbulos contienen el cromosoma anormal Filadelfia. Los glóbulos blancos defectuosos no crecen y mueren como las células normales. Los glóbulos blancos defectuosos crecen y se acumulan en cantidades enormes, desplazan a los glóbulos sanos y dañan la médula ósea.

Factores de riesgo

Los factores que aumentan el riesgo de tener leucemia mielógena crónica incluyen los siguientes:

  • Tener una edad avanzada
  • Ser hombre
  • Exponerse a radiación, como a la radioterapia para tratar determinados tipos de cáncer

Tener antecedentes familiares no se considera un factor de riesgo

La mutación cromosómica que da lugar a la leucemia mielógena crónica no se pasa de padres a hijos. Se cree que la mutación es adquirida, es decir, que se desarrolla después del nacimiento.

Complicaciones

La leucemia mielógena crónica puede provocar distintas complicaciones, a saber:

  • Fatiga. Si los glóbulos blancos enfermos superan a los glóbulos rojos sanos, podrías tener anemia. La anemia puede hacerte sentir cansado y débil. El tratamiento contra la leucemia mielógena crónica también puede reducir la cantidad de glóbulos rojos.
  • Sangrado excesivo. Las células sanguíneas llamadas plaquetas ayudan a controlar el sangrado al taponar las pequeñas fugas que se producen en los vasos sanguíneos y ayudar a que la sangre coagule. La escasez de plaquetas (trombocitopenia) puede producir tendencia al sangrado y a la formación de hematomas, con sangrado nasal frecuente o intenso, sangrado de encías o formación de pequeños puntos rojos por sangrado en la piel (petequias).
  • Dolor. La leucemia mielógena crónica puede producir dolor en los huesos o las articulaciones, ya que la médula ósea se expande cuando se acumula una cantidad excesiva de glóbulos blancos.
  • Bazo dilatado. Parte de las células sanguíneas adicionales que se producen a causa de la leucemia mielógena crónica se almacenan en el bazo. Por esta razón, el hígado puede inflamarse o dilatarse. El bazo inflamado ocupa más espacio en el abdomen y hace que uno se sienta lleno aunque haya comido poco, o produce dolor en el costado izquierdo del cuerpo, debajo de las costillas.
  • Infección. Los glóbulos blancos ayudan al organismo a combatir las infecciones. Si bien las personas que padecen leucemia mielógena crónica tienen una cantidad excesiva de glóbulos blancos, muchas de estas células están enfermas y no funcionan correctamente. Por lo tanto, no son capaces de combatir las infecciones con la misma eficacia que los glóbulos blancos sanos. Además, el tratamiento puede reducir demasiado la cantidad de glóbulos blancos (neutropenia) y esto también hace que uno sea más vulnerable a las infecciones.
  • Muerte. Si no se la trata correctamente, la leucemia mielógena crónica puede ser mortal.

Leucemia mielógena crónica care at Mayo Clinic

May 26, 2016
References
  1. Chronic myelogenous leukemia (Leucemia mielógena crónica). Fort Washington, Pa.: National Comprehensive Cancer Network (Red Nacional Integral del Cáncer). http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp. Último acceso: 22 de diciembre de 2015.
  2. Chronic myelogenous leukemia treatment (PDQ) (Tratamiento de la leucemia mielógena crónica). Instituto Nacional del Cáncer. http://www.cancer.gov/types/leukemia/patient/cml-treatment-pdq. Último acceso: 3 de enero de 2016.
  3. Lichtman MA, et al. Chronic myelogenous leukemia and related disorders (La leucemia mielógena crónica y los trastornos relacionados). En: Williams Hematology (Hematología de Williams). 8.ª ed. Nueva York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2010. http://accessmedicine.mhmedical.com/content.aspx?bookid=358&sectionid=39835912. Último acceso: 3 de enero de 2016.
  4. Niederhuber JE, et al., eds. Chronic myeloid leukemia (Leucemia mieloide crónica). En: Abeloff's Clinical Oncology (Oncología clínica de Abeloff). 5.ª ed. Filadelfia, Pa.: Churchill Livingstone Elsevier; 2014. http://clinicalkey.com. Último acceso: 22 de diciembre de 2015.
  5. Integrative medicine and complementary and alternative therapies as part of blood cancer care (Medicina integrativa y terapias complementarias y alternativas como parte de la atención del cáncer en la sangre). Sociedad de Lucha contra la Leucemia y el Linfoma. http://www.lls.org/sites/default/files/file_assets/integrativemedicinecamtherapies.pdf. Último acceso: 3 de enero de 2016.
  6. When cancer doesn't go away (¿Por qué el cáncer no desaparece?). Sociedad Americana contra el Cáncer. http://www.cancer.org/treatment/survivorshipduringandaftertreatment/when-cancer-doesnt-go-away. Último acceso: 3 de enero de 2016.
  7. About us (Acerca de nosotros). Mayo Medical Laboratories (Laboratorios médicos de Mayo). http://www.mayomedicallaboratories.com/about/index.html. Último acceso: 3 de enero de 2016.
  8. AskMayoExpert. Chronic myelogenous leukemia (Leucemia mielógena crónica). Rochester, Minnesota: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2015.
  9. Van Etten RA. Clinical manifestations and diagnosis of chronic myeloid leukemia (Manifestaciones clínicas y diagnósticos de la leucemia mieloide crónica). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 13 de enero de 2016.
  10. Negrin RS, et al. Overview of the treatment of chronic myeloid leukemia (Descripción general del tratamiento de la leucemia mieloide crónica). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 13 de enero de 2016.